Empresas

Madina y Sánchez quieren que la presión fiscal recaiga en los ricos, las grandes empresas y la banca

"Un impuesto a las transacciones financieras", "eliminación de las bonificaciones" al de sociedades, implantación de un "impuesto único que grave la renta y la riqueza de todos los individuos", suavizar el castigo fiscal a las "clases medias y trabajadoras" y meter mucha más presión a las grandes fortunas y a la banca...

Eduardo Madina.
Eduardo Madina. EFE

Los candidatos a la Secretaría General del PSOE ya están en campaña. Los tres aspirantes comienzan a poner las cartas boca arriba de cara a las primarias en áreas poco trilladas hasta ahora, quizá por desconocimiento y falta de preparación, como la fiscal y las reformas necesarias para salir de la crisis económica.

Eduardo Madina, Pedro Sánchez y Antonio Pérez Tapias vienen desgranando estos días sus propuestas para hacer de España un país más equilibrado social y económicamente, para que se revierta la situación actual, marcada por una altísima presión fiscal a la clase media trabajadora y una laxitud sin precedentes hacia las grandes fortunas, gigantes empresariales y entidades financieras.

Es esta la visión que comparten los tres candidatos en la entrevista que les ha realizado el think tankEconomistas Frente a la Crisis.

El diputado vasco considera que "España no tiene un problema de excesivo gasto público sino de insuficientes ingresos debido a un sistema fiscal con graves carencias. Como consecuencia, el ajuste fiscal debe concentrarse predominantemente por el lado de los ingresos, a través de una reforma fiscal justa y progresista, que no aumente los impuestos a las clases medias y trabajadoras, sino que grave las grandes fortunas y la riqueza, eleve la tributación efectiva de las grandes empresas y ataje el grave problema del fraude fiscal".

Una posición inicial muy de izquierdas, esa izquierda que parece haber perdido su partido, que ni por asomo significa "que no haya que tomar medidas para controlar el gasto, pero no para recortar servicios públicos esenciales si no para gastar mejor".

Madina aboga por "una fuerte inversión en educación y formación" para "promover el retorno de los jóvenes que ha salido de nuestro país y atajar el grave problema de descalificación (sic) que afecta a más del 40% de los trabajadores".

Madina cree que hay que invertir en educación y formación no sólo para formar a los jóvenes sino para traer de vuelta a casa a los muchos que han dejado España por falta de oportunidades

¿Y cómo pagar todo esto y mucho más? Pues dándole la vuelta a la reforma fiscal del Gobierno, para poner "más énfasis en la imposición directa que por su naturaleza es más justa y progresiva", pero no gravando más las rentas del trabajo de las clases medias, sino a través de una mayor tributación de la riqueza, de las grandes fortunas, de las grandes empresas y del sistema financiero".

Madina considera que "existe margen para subir impuestos medioambientales, impuestos especiales o la puesta en marcha de un impuesto a las transacciones financieras", así como la creación de "un impuesto único que grave la renta y la riqueza de todos los individuos".

También luchará el candidato vasco por acabar con las prebendas de la gran empresa, con "la eliminación definitiva de buena parte de las deducciones y bonificaciones del impuesto de sociedades que benefician sobre todo a las grandes empresas, y el establecimiento de un tipo mínimo para este impuesto".

El diputado vasco propone subir los impuestos medioambientales y fijar una nueva tasa a las transacciones financieras

Pedro Sánchez arranca con fuerza al considerar "necesario eliminar las rentas oligopolísticas de las que aún disfrutan algunas grandes empresas", como las compañías muy intensivas en consumo eléctrico, y apuesta por "acelerar el proceso de recapitalización de los bancos, estableciendo criterios que dificulten el reparto de dividendos a aquellos bancos que, como consecuencia de su escasa capitalización, restrinjan el crédito".

También el diputado madrileño comparte con Madina lo que es un secreto a voces en España, "que los impuestos no pueden seguir recayendo en su mayor parte sobre los trabajadores".

Sánchez cree que "es necesario potenciar la capacidad recaudatoria de los impuestos directos, ya que sólo éstos permiten una fiscalizad realmente progresiva".

Sánchez plantea que se impida el reparto de dividendo a aquellos bancos que no concedan créditos a ciudadanos y pequeñas y medianas empresas

Los dos jóvenes políticos creen que hay que luchar de verdad contra el fraude fiscal y que para ello habría que crear una Oficina Estatal contra esta práctica tan extendida en España.

Por su parte, el tercero en discordia, Antonio Pérez Tapias, carga sus armas contra el PP y pone de ejemplo el caso de Madrid: "en la Comunidad de Madrid se mantienen desgravaciones fiscales para fomentar la escuela privada, prácticamente equivalente en su importe a la reducción del gasto en la escuela pública".

Para Pérez Tapias, es necesaria "una mayor equiparación entre los tipos impositivos sobre las rentas del trabajo y las correspondientes a las rentas del capital, de forma que estas últimas contribuyan de forma mucho más justa en la recaudación total, hoy mayoritariamente procedente de los impuestos sobre las rentas del trabajo de los asalariados".

Este candidato pide fervientemente "la derogación inmediata de la amnistía fiscal establecida por el actual Gobierno", que tanta polémica ha levantado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba