Duro Felguera

Duro Felguera pierde en Brasil proyectos por 735 millones y complica la refinanciación

El grupo industrial, inmerso en una negociación con la banca para refinanciar su deuda, asegura que sus asesores fiscales no consideran probable que tenga que satisfacer una deuda de 122 millones de euros reclamada por Hacienda

Planta construida por Duro Felguera.
Planta construida por Duro Felguera. Duro Felguera.

Las negociaciones entre Duro Felguera y la banca acreedora para refinanciar la deuda del grupo industrial español se complican cada día que pasa. A los problemas con Hacienda y con la Justicia española se suma ahora la pérdida de importantes proyectos internacionales y el incremento de la deuda y las pérdidas. La compañía comunicó ayer martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores la cancelación de contratos valorados en total en 918 millones de euros. De esa cantidad, 735 millones están ligados a proyectos en Brasil.

"En Brasil, la revocación de la licencia de Aneel para el proyecto de Río Grande ha supuesto la cancelación de ese contrato y la venta del proyecto Novo Tempo a Prumo, que será ejecutado por una tercera compañía, ha tenido como efecto la baja en la cartera de ambos proyectos por importe de 735 millones de euros", informó Duro Felguera a la CNMV.

La deuda de Duro Felguera se ha incrementado en un trimestre en 38 millones, hasta los 267 millones

Otros proyectos internacionales con los que contaba Duro Felguera también han sido cancelados. El proyecto de Bio-Bio Genera (Octopus) en Chile, por importe de 127 millones de euros, "ha sido dado de baja en la cartera de la Sociedad, al haber vencido la vigencia del contrato sin que la propiedad hubiera obtenido la licencia medioambiental y, en consecuencia, se ha abierto una nueva etapa de concurso en el que participa la Sociedad", comunicó la empresa. También en Panamá, "la imposibilidad de presentar los avales a los que la Sociedad se había comprometido en el proyecto VOPAK, de 56 millones de euros, ha traído como consecuencia su baja en la cartera de la Sociedad".

A finales del pasado mes de septiembre Duro Felguera consiguió firmar un acuerdo de espera (standstill) con Santander y otras entidades acreedoras para refinanciar su deuda hasta el próximo 15 de enero. En las negociaciones con la banca, Duro Felguera aspira a lograr una recapitalización de deuda, ampliar capital, disponer de mayores líneas de riesgo para las operaciones comerciales y llevar a cabo un plan de desinversiones.

Más deuda y pérdidas

Duro Felguera comunicó también el martes a la CNMV sus resultados hasta septiembre. El grupo ha registrado en los nueve primeros meses del año unas pérdidas de 11,5 millones de euros, frente al beneficio de 1,6 millones del mismo periodo de 2016,

La deuda de la empresa asturiana, a 30 de septiembre de este año, era de 267,7 millones de euros, unos 165 millones en manos del banco presidido por Ana Botín. La deuda al término del tercer trimestre de Duro Felguera era 38 millones más que en el segundo trimestre, "debido fundamentalmente a la cobertura de las necesidades de circulante de los proyectos actualmente en ejecución", aseguró el grupo el martes en la presentación de sus resultados.

La compañía también aprovechó la presentación de sus resultados para comunicar el nombramiento de la consejera independiente Elena Cabal Noriega como vocal y presidenta de la comisión de nombramientos y retribuciones.

El nombramiento se produce tras la dimisión de Ricardo Córdoba, que abandonó su cargo como consejero el pasado 17 de octubre, seis meses después de su nombramiento. La dimisión tuvo lugar dos semanas después de que el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno admitiera a trámite la querella interpuesta por la Fiscalía Anticorrupción contra Duro Felguera, su presidente, Angel Antonio del Valle Suárez, y otras seis personas por presuntos delitos de corrupción internacional y blanqueo de capitales, tras detectar pagos por comisiones y sobornos a políticos venezolanos.
El grupo aludió en la presentación de sus resultados hasta septiembre a una deuda que reclama Hacienda. Como informó este diario el pasado mes de julio, la Agencia Tributaria reclama a Duro Felguera122,4 millones. "El procedimiento en curso, relativo a las Actas de Inspección incoadas por la Agencia Tributaria", informó el martes, "continúa desarrollándose de conformidad con los hitos procedimentales establecidos, estando prevista la presentación de Alegaciones ante el Tribunal Económico Administrativo Central en próximas fechas".
La compañía de ingeniería asegura que la dirección "y sus asesores fiscales no consideran probable que se tenga que satisfacer importe alguno por este concepto".

Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba