Empresas

Desigual, la primera 'víctima' de la guerra por los horarios comerciales que enfrenta a la Generalitat con el Gobierno

La empresa de moda joven vuelve a ser protagonista, no por su oferta de ropa sino por abrir sus tiendas de Barcelona el pasado domingo, algo que contraviene la normativa estatal y autonómica. La Generalitat le ha abierto un acta previa al expediente.

Desigual, primera 'víctima' de la guerra por los horarios comerciales en Cataluña
Desigual, primera 'víctima' de la guerra por los horarios comerciales en Cataluña Flickr: Ramon Llorensi

La 'guerra' por los horarios comerciales en Cataluña ya se ha cobrado su primera víctima. Se trata de la empresa de moda Desigual, que el pasado domingo desafió al Govern abriendo sus comercios en Barcelona, una decisión que contraviene la normativa autonómica y estatal. 

La firma abrió el festivo para aprovechar la mayor afluencia de público por la cercanía de las fiestas navideñas y ahora ha visto cómo la Generalitat, que se niega a aplicar en su normativa de apertura comercial la ley estatal, le ha abierto un acta previa al expediente. 

Mientras que la ley impulsada por el Gobierno central otorga mayor libertad de horarios tanto a los centros comerciales como al resto de establecimientos, para así adaptarse a la demanda de los clientes, en ciudades como Barcelona asociaciones comerciales y grandes superficies llevan años pidiendo más flexibilidad para abrir en festivos y en horarios nocturnos bajo el pretexto de atender mejor a los ciudadanos y a los turistas. Critican que la normativa del gobierno que preside Artur Mas recorta la flexibilidad horaria a favor del pequeño comercio. 

Defensa de un "modelo catalán comercial de país"

El Govern considera que esta medida no solo queda fuera de la normativa catalana, sino que también contraviene la estatal. Así lo ha dicho el conseller de Empresa y Empleo, Felip Puig, tras entregarle a la presidenta del Parlament, la también nacionalista Núria de Gispert, el manifiesto titulado 'La declaración del comercio catalán en defensa del modelo propio del país' para blindar el sector ante lo que considera "ataques competenciales" del Estado. 

Las asociaciones comerciales catalanas llevan años pidiendo más flexibilidad para abrir en festivos

La normativa catalana permite abrir fuera del horario comercial habitual a los establecimientos de alimentación que no superen los 150 metros cuadrados de superficie, mientras que la estatal da plena libertad horaria a los establecimientos de hasta 300 metros cuadrados. "Desigual abrió este domingo alguna tienda en Barcelona y no se puede amparar ni en la normativa catalana ni en la estatal, y por eso hemos levantado acta", ha explicado el conseller. 

Desde la empresa de moda han asegurado que la firma "cumple la ley en vigor" y han confirmado que la compañía abrió este domingo algunas de sus tiendas, entre las que destacan la recién estrenada de la plaza Cataluña y la de la calle Arcs -ambas superan los 300 metros cuadrados de superficie-. 

Puig, arropado por representantes de organizaciones del comercio, patronales y sindicatos, ha entregado a De Gispert la declaración, firmada por 22 entidades, como la Confederacióndel Comercio de Cataluña (CCC), Pimec Comerç, el Consejo de Empresas Distribuidoras de Alimentación de Cataluña (Cedac) y la Asociación Catalana de Supermercados y Distribuidores (Cat-Dis). También sindicatos como UGT y CC.OO., el Consejo General de Cámaras de Cataluña, Cecot y el Colegio Oficial de Agentes Comerciales de Barcelona (COACB), mientras que en el ámbito municipal destaca la Asociación Catalana de Municipios (ACM) y la Federación de Municipios de Cataluña (FMC). 

La mayoría de estas asociaciones se han posicionado en contra de la mayor flexibilidad horaria en los centros comerciales y también han apoyado la deriva soberanista de Artur Mas. La declaración reafirma un modelo comercial propio de Cataluña al margen del Estado y rechaza "la creciente intromisión de la administración central en el modelo comercial catalán". 

Sólo respetar la ley catalana

También llama a todos los establecimientos comerciales de Cataluña a aplicar la normativa catalana. La disposición básica establece que los establecimientos con una superficie inferior a los 300 metros cuadrados gozarán de plena libertad horaria, mientras que en la ley catalana solo será posible para los establecimientos comerciales de venta personalizada o en régimen de autoservicio, siempre que la superficie de exposición y venta no supere los 150 metros cuadrados.

Los empresarios critican que la normativa de Artur Mas beneficia al pequeño comercio

"La norma española no contempla que en domingo no regulado pudiesen abrir todos. Podían abrir los de menos de 300 metros y los que formasen parte de pequeñas empresas o franquicias", ha defendido Puig en un tono que ataca la normativa estatal.

Sobre las demandas de mayor liberalización horaria que algunos grandes empresarios del comercio y hoteleros han expresado y a la que el pequeño comercio se opone, Puig ha explicado que el Govern "tiene que conciliar distintos intereses".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba