Empresas

El dueño de Dentix, un imperio de más de 1.000 millones: “No somos ni un fraude ni una burbuja”

La cadena española de clínicas dentales esquiva los efectos Vitaldent y Funnydent y se convierte en uno de los líderes mundiales del sector.

Iker Casillas, imagen de Dentix.
Iker Casillas, imagen de Dentix. Europa Press

Los ingresos, la plantilla, el beneficio, los costes, el número de clínicas, el de clientes… todas las variables de Dentix han crecido de forma vertiginosa en los últimos años. La cadena española de clínicas dentales facturó 46 millones de euros en 2013; un año después, 148,6 millones; 258 millones en 2015. Este año el grupo prevé ingresar 400 millones. Teniendo en cuenta que por empresas similares distintos fondos de inversión están ofreciendo más de 10 veces el Ebitda, la compañía considera que al cierre de este ejercicio alcanzará un valor de mercado superior a los 1.000 millones de euros estimando que logrará un Ebitda de entre 80 y 100 millones. Un imperio –Dentix se ha convertido en uno de los líderes mundiales del sector- propiedad solo de un hombre de 39 años, Ángel Lorenzo Muriel, hijo y hermano de protésicos dentales.

Lorenzo Muriel abrió su primera clínica dental en el barrio de Pueblo Nuevo (Madrid) en el año 2000. Diez años después tenía cuatro establecimientos. En la actualidad Dentix gestiona unas 150 clínicas en España; también está presente en Italia, en México (donde prevé terminar 2016 con 35 locales), y en Colombia (otras 30). Este año abre en Chile y en Perú. Y también en Reino Unido, el mayor mercado de cuidado dental de Europa. “Es un mercado de unos 8.000 millones de euros, tenemos un plan ambicioso, pero las gestiones para la apertura de los locales en Reino Unido pueden tardar hasta un año”, comenta el presidente de Dentix.

Dentix destinó 33 millones de euros a fondos de inversión en 2014 y participó en la producción de la película

Exodus

Las cuentas de Dentoestetic Centro de Salud y Estética Dental, la sociedad propietaria del negocio de Dentix, que pertenece al 100% a Lorenzo Muriel, son tan espectaculares que es normal preguntarse si el crecimiento no está siendo demasiado rápido; si se trata de un importante caso de éxito empresarial, o si es una burbuja. Los recientes escándalos de Funnydent y Vitaldent han erosionado la confianza sobre este negocio. Además, distintos colegios profesionales de dentistas cargan contra empresas como Dentix.

“Los casos de Funnydent y Vitaldent son casos de supuesto fraude, y los modelos de negocio son diferentes”, defiende Lorenzo Muriel. Dentix no opera bajo el sistema de franquicia ninguna de sus clínicas y nunca ha comprado una empresa competidora. “Nos hemos hecho cargo de cerca de la mitad de los pacientes de Funnydent, a nosotros nos afecta mucho que se extienda la idea de que todas las empresas del sector somos iguales”, dice. “Nuestras cuentas están en España, son auditadas, no tengo ninguna sociedad en Luxemburgo”.

El grupo calcula que en 2015 atendió a 220.000 personas, con un gasto por tratamiento medio de unos 900 euros. Dentix terminará este año con una plantilla compuesta por cerca de 4.000 empleados (menos de 1.000 al cierre de 2014). Los dentistas que trabajan en la cadena cobran cerca de 6.000 euros mensuales. Los gastos de personal también se han disparado pasando en 2013 de 9,4 millones de euros a 47,7 millones en 2014, según las cuentas de la empresa depositadas en Registro Mercantil.

Tan buenas son las cuentas de Dentix que el grupo, dejándose guiar por sus asesores financieros, ha destinado decenas de millones de euros a inversiones muy alejadas del negocio dental. En 2014 Dentix destinó 33 millones de euros a fondos de inversión, el 70% en renta fija y el 30% en renta variable. “Son valores gestionados por bancos españoles, los mismos que nos financian nos ofrecen este tipo de inversiones, tenemos unos 100 millones en caja y nuestros asesores consideran bueno mover al menos un 30%; son inversiones de riesgo bajo o moderado”, explica Lorenzo Muriel. Hasta ahora el grupo no ha repartido dividendos, aunque, apunta el presidente de Dentix, "va siendo hora de que lo haga".

También invierte en cine. La película  Exodus: Dioses y reyes, de Ridley Scot, una superproducción protagonizada por Christian Bale, contó con 2,5 millones de Dentix. El film se realizó bajo la fórmula de Agrupación de Interés Económico, que posibilita importantes deducciones a los inversores. Dentix se dedujo por este concepto 0,41 millones en 2014.

La compañía es uno de los mayores anunciantes españoles. En 2013 invirtió en publicidad 3,7 millones, y un año después, 13,3 millones

Parte del éxito de Dentix está en el marketing. La compañía es uno de los mayores anunciantes españoles. En 2013 invirtió en publicidad 3,7 millones, y un año después, 13,3 millones. Jugadores de fútbol como Iker Casillas o Andrés Iniesta, o el actor Eduardo Noriega han protagonizado campañas publicitarias de la empresa.

Dentix logró en 2013 un beneficio de 11,5 millones; en 2014 ganó 20 millones; y en 2015 alcanzó un resultado positivo de 44 millones. La deuda también se ha incrementado año tras año, pero en menor medida. El grupo cerró 2014 con menos de 20 millones de deuda con entidades financieras. Para financiar la expansión prevista en 2016 Dentix ha recibido 58 millones de euros de bancos. “En el peor de los casos tendríamos tesorería suficiente para atender a todos los pacientes”, asegura Lorenzo Muriel, "nunca los dejaríamos tirados, nuestras cuentas son sólidas, no hay ninguna burbuja".

El presidente, propietario, y fundador de Dentix admite que fondos de inversión y otras compañías se han acercado a la compañía. “Queremos seguir siendo independientes, también nos han ofrecido salir a Bolsa, pero ahora no lo contemplamos”, dice.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba