Empresas

Montoro cerca a las grandes fortunas por los dividendos que se llevan fuera para no tributar

Los inspectores de la Dirección General de Grandes Contribuyentes han dado un ultimátum a las grandes fortunas españolas para que tributen por los dividendos que se llevan a sociedades de Holanda, Austria o Liechtenstein. Ya se están firmando las primeras actas de conformidad por las que los ricos abonan sumas multimillonarias para evitar el delito fiscal y pasar por los Juzgados de Plaza Castilla.

Cristóbal Montoro.
Cristóbal Montoro. EFE

El Ministerio de Hacienda está poniendo coto a uno de los abusos que, desde hace años, ha practicado la mayoría de las grandes fortunas españolas, que poseen participaciones accionariales superiores al 5% en grandes y medianas empresas. Miles de millones de euros procedentes de los dividendos empresariales se han esfumado de España en los últimos años con destino a países como Holanda, Austria, Irlanda y Liechtenstein, porque sus dueños se han aprovechado de la normativa actual que permite no tributar por ellos ni un euro.

Atacar este flanco es uno de los objetivos actuales del ministro CristóbalMontoro, en el marco de las actuaciones para la lucha contra el fraude fiscal, la repatriación de los bienes de nacionales en el extranjero y la amnistía fiscal.

Estas últimas semanas, los inspectores de la Dirección General de Grandes Contribuyentes han estado de ronda por algunos de los más poderosos despachos presidenciales de Madrid y Barcelona de empresas constructoras, inmobiliarias, energéticas, grupos textiles y de otros sectores para avisar a sus moradores de que han de regularizar la tributación de sus dividendos si no quieren ser acusados de delito fiscal, según confirman fuentes cercanas a varios de los afectados.

Montoro ha vuelto a la carga después del fracaso del plan de repatriación de dividendos de 2012, que sólo recaudó 88,8 millones de euros frente a los 750 millones previstos

Los inspectores de Hacienda han intensificado sus pesquisas después del fracaso que supuso, en el ejercicio 2012, el plan de repatriación de los dividendos de españoles a nuestro país, que ofrecía una pseudo amnistía fiscal con un mínimo gravamen del 8%. De poco sirvió y pese al atractivo gancho lanzado por Hacienda, muchos ricos prefirieron no traer el dinero a España y sólo se recaudaron "88,8 millones de euros en concepto de gravamen especial sobre el dividendo de fuente extranjera", según la Agencia Tributaria, frente a los 750 millones previstos por el Gobierno.

Así que Montoro ha vuelto de nuevo a la carga, después de que el 30 de abril se cerrara el proceso para que los grandes contribuyentes declararan sus bienes en el extranjero. Lo hicieron 131.411 personas, que declararon 87.700 millones de euros. Dentro de ellos se encuentran las grandes fortunas que se han aprovechado desde hace años del Real Decreto 4/2004, por el que se aprobó el texto refundido de la Ley de Impuesto sobre Sociedades, vigente hasta el 31 de diciembre de este año, para cobrar el dividendo en España a través de sociedades instrumentales o sociedades holding en países de bajísima tributación que no son paraísos fiscales, con Holanda y Austria a la cabeza.

Los ricos se aprovechan de una norma para evitar la doble imposición para llevarse los dividendos a Holanda y luego repartirse el dinero desde las sociedades holding sin tributar ni un euro

Los inspectores han detectado "prácticas fiscales agresivas (en román paladino ingeniería financiera para eludir al Fisco)" de grandes contribuyentes, que aprovechan esta norma (creada para evitar la doble imposición entre países europeos) para no pagar a Hacienda. Si el objetivo único de la sociedad holding (BV o NV en el caso holandés) es sólo evitar la tributación, eso es considerado práctica fiscal agresiva. Además, si a eso se une que una vez cobrado el dividendo proveniente de España, los dueños de las holding usan creativas fórmulas financieras para repartirse el dinero, no hay duda de que puede haber delito fiscal, según denuncian fuentes de Gestha, el sindicato de técnicos de Hacienda.

Las prácticas más extendidas entre los ricos españoles son: reducir capital de la sociedad holandesa, pues si se ingresan 200.000 euros, éstos se reparten entre 10 acciones, para posteriormente reducir el capital a 5 acciones (o reduciendo el nominal de cada una de ellas), de forma que la mitad (100.000) se quedan en la sociedad y la otra mitad se la embolsan los propietarios; transferencia desde la BV a una Sicav personal para sólo tributar el 1% en España; o concesión de préstamos a los dueños desde su sociedad holding.

Los inspectores, después de los rastreos realizados en los últimos meses, se presentan ante los supuestos defraudadores con toda la información obtenida sobre sus sociedades y operaciones realizadas y, en línea con la estrategia implantada por Montoro de que lo primero es cobrar y lo último llegar a los tribunales, acusan al afectado de práctica fiscal agresiva y plantean un proceso de compensación.

Se invita a los posibles defraudadores a repatriar el dinero y pagar una compensación por los años no tributados, que puede llegar a rondar el 10% de la base imponible. "Es similar a lo que se hizo con la familia Botín, que abonó 200 millones de euros por los 2.000 millones que el padre sacó de España en 1939, y así el juez archivó la causa por delito fiscal por la buena fe del contribuyente que saldó sus cuentas con el Fisco", señala un inspector a Vozpópuli.

Alguna gran familia madrileña ya ha firmado con Hacienda el acta con firma de conformidad para saldar cuentas con el Fisco y evitar el delito fiscal

Una vez que se alcanza el acuerdo entre lo exigido por los inspectores y lo que está dispuesto a pagar el afectado, se suelen firmar "actas con acuerdo o actas con firma de conformidad, por la que las partes renuncian a acudir a los tribunales y zanjan el posible delito fiscal", señala este inspector, que recuerda que a veces "hay grandes empresas o grandes fortunas que prefieren firmar un acta con firma de disconformidad para agotar todas las vías legales y diferir el pago de sus deudas con Hacienda entre los años que dure el proceso judicial".

Ya hay ricos y famosos que han pasado por el aro de Montoro y están firmando las actas con firma de conformidad, evitando así que el expediente informativo abierto por Hacienda se convierta en sancionador, lo que conlleva vía penal al ser delito fiscal y podría llevar al supuesto defraudador a pasar por los Juzgados de Plaza Castilla, en el caso de Madrid, por donde últimamente han pasado directivos de la talla de MiguelBlesa

Si eres un pequeño accionista, Hacienda te quita el 27% del dividendo, pero si eres rico y tienes mas de un 5% de la sociedad, lo que cobras por la retribución al accionista está exento de tributación

Mientras tanto, desde Gestha se sigue denunciado el favoritismo de la Hacienda Pública, máxime en un momento de crisis económica en el que el Fisco sólo piensa en recaudar, dejando a un lado las responsabilidades penales que puedan devenir de unas prácticas defraudatorias realizadas año tras año.

Otras fuentes, además, denuncian que "en España, si tienes un 5% o más de una sociedad y ésta reparte dividendos, la cantidad cobrada está exenta y sólo tributa en la declaración de la renta. Pero si tienes menos del 5% de una sociedad o sólo 100 o 200 acciones de una empresa, como tiene el común de los mortales, la retención por dividendo es del 27%, sin perjuicio de que después se tenga que saldar cuentas con Hacienda con la declaración de la renta. Es un agravio comparativo y una desigualdad hacia la clase media intolerable".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba