Empresas

La crisis vuelve (más) listos a los consumidores: compran más veces gastando menos

Un 47% de los consumidores opta por alimentos más baratos y por acudir más veces a la tienda gastando menos en cada compra, según un estudio de la consultora Nielsen sobre tendencias de consumo.

Imagen de un supermercado de Madrid
Imagen de un supermercado de Madrid GTRES

El fuerte impacto que ha tenido la crisis en los bolsillos de las clases medias españolas tiene otra derivada en los hábitos de consumo. Un 47% ha cambiado a alimentos más baratos y es cada vez más habitual que se acuda más veces a la tienda gastando menos en cada compra. Los carros llenos hasta arriba cada vez son más extraños.

Esta es una de las conclusiones de un estudio realizado por la consultora Nielsen sobre tendencias de consumo. "Hay que tener en cuenta que más de la mitad de los hogares están compuestos por una o dos personas, y por tanto, no están interesados en las grandes promociones del hipermercado" ha asegurado el responsable del estudio, Alfonso Delgado. El estudio se basa en datos de establecimientos de venta, en 10.000 hogares y en encuestas a consumidores.

El mercado español de gran consumo alcanza los 70.000 millones de euros y en 2014 se compró más (un 0,7%) a menos precio (cayeron un 1,1%). Para este año, el sector está muy contento porque en enero y febrero se ha crecido un 1,3% en valor pese a que el precio baja.

Para este 2015, las grandes distribuidoras buscarán seguir quitando cuota de mercado en el sector de alimento fresco al comercio especializado y tradicional

"Un 30% del mercado son productos frescos y ahí los especialistas aún tienen una parte importante del mercado. Ahí se va a generar una competencia atroz con la apertura de nuevos establecimientos", ha dicho el responsable de Nielsen. En 6 años (de 2008 a 2014) los grandes supermercados han 'quitado' 7 puntos de cuota hasta el 58%, pero el especialista o el mercado tradicional tiene aún un 42%.

Se para la marca blanca

Por otra, parte, el estudio Nielsen 360 también cuenta que la marca del distribuidor, la conocida como marca blanca que ha tenido tanto crecimiento aprovechando los años de crisis, ha frenado su caída en 2014 por primer año en dos décadas. Esto puede ocurrir porque "los distribuidores quieren ganar dinero, y algunos se han dado cuenta de que a veces ganan más dinero con las promociones de la marca del fabricante de lo que harían con sus propias marcas", por lo que las colocan en mejor posición para que el consumidor las vea. Un 28% de las ventas de las marcas 'de toda la vida' (defendidas por el lobby Promarca) se hacen en promociones según el estudio, y los consumidores miran ahora mucho más las promociones,que son lanzadas sobre todo por las marcas del fabricante.

Porque los consumidores están aprendiendo, y no son nada fieles. Un 12% cambia de marca debido a las promociones, un 37% puede buscar activamente los productos en promoción dentro de su establecimiento habitual y un 24% llega a a cambiar de establecimiento habitual.

La implantación de la marca blanca o marca del fabricante, es desigual según el tipo de producto de consumo. Por ejemplo, en el caso de las celulosas (papeles higiénicos, servilletas y demás) alcanza el 80% según los expertos de Nielsen, mientras que la marca blanca hace mucho menos daño a Coca-Cola o en el sector de las bebidas alcohólicas. 

Por último, ha sido muy interesante la radiografía de cuantos establecimientos de consumo hay en el país, tal y como ha publicado Nielsen con el siguiente mapa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba