Empresas

Los March compran otro 2% de Ebro, la empresa de moda, y superan ya el 10%

El sector agroalimentario congrega a las grandes fortunas y los March no son una excepción. Al contrario. Su Corporación Financiera Alba ha reforzado su posición, superando ya el 10%, una participación con la que comienzan a sentirse a gusto. 

Una oficina de Banca March
Una oficina de Banca March Archivo

Corporación Financiera Alba ha incrementado en otro 2% su posición en Ebro Foods, con lo que supera ya el 10% y alcanza el porcentaje de inversión ‘clásico’, es decir, con el que los March parecen sentirse cómodos últimamente.

El grupo inversor de los mallorquines tenía aproximadamente la misma participación en Prosegur y dispone de otro 10% en Indra. Hay otros casos, como Acerinox, en la que cuentan con un 23,5%, pero la gran excepción es ACS, en la que disponen de un 16%, ya claramente en tono descendente, pero que llegó a tener un enorme peso e influencia en cartera.

La constructora que preside Florentino Pérez supone una excesiva concentración de riesgo y por ello en los últimos tiempos se han aplicado a reducir ese riesgo. Los últimos movimientos de Alba, con fichajes incluidos, apuntan a que el vehículo inversor busca tener una cartera lo más diversificada posible.

De hecho, en los últimos tiempos, los March no dudaban en señalar a ACS como el causante de sus pérdidas, por el empeño de Florentino en el asalto a Iberdrola y esta vez no ha sido una excepción: en la nota de resultados del pasado ejercicio, el grupo volvía a dar un ‘recadito’ a la constructora, pese a los buenos resultados: “Corporación Financiera Alba obtuvo en 2013 un beneficio neto consolidado de 226,9 millones  frente a las pérdidas de 299,4  millones del ejercicio anterior consecuencia del deterioro de la participación de ACS en Iberdrola”.

Ahora, los March han afianzado sus posiciones en Ebro, empresa líder mundial en el arroz y la pasta, propietaria de marcas como Sos, La Cigala, Brillante o Panzani.

Su paquete accionarial vale, a precios de mercado, unos 250 millones de euros. Ya tienen un asiento en el consejo, (José Nieto, consejero delegado de Banca March) y si les correspondiera otro por su participación, lo recibirían encantados.

VIPS por doquier

Ebro es una compañía en la que se concentran numerosos VIP: empezando por los Hernández Callejas, principales accionistas del grupo, siguiendo por Demetrio Carceller (consejero) y su grupo Damm, que cuenta con un 9,6%; así como su socio, Rudolf Oetker, o Sol Daurella, consejera y dueña de Cobega, la embotelladora de Coca Cola.

En su día, Bestinver fue accionista relevante de la empresa y, curiosamente, la familia Hernández Callejas tiene una gran parte de su patrimonio financiero invertido en los fondos de esta gestora, que pertenece a Acciona al 100%.

Alba tiene liquidez procedente de Prosegur y está en proceso de recomposición de su cartera. No será extraño que a medio plazo reduzca su presencia tanto en ACS como en Acerinox, pero en el grupo financiero consideran que el sector agroalimentario tiene un enorme potencial, especialmente sectores como la pasta, de buenos márgenes.

El aceite es otra cosa. Precisamente, la marcha de Ebro de Deoleo, (líder mundial aceitero) ha abierto las expectativas de OPA sobre esta última. Los Hernández Callejas contaban con un 10% que se suponía estable y, seguramente con visos de aumentar. Eso, sumado a las participaciones de las antiguas cajas de ahorros, que deben salir en bloque, hacía casi imposible que nadie pudiera pensar en una operación corporativa.

Pero ahora, Ebro libera un 10% y las entidades financieras tienen a la venta un paquete que supera el 30%, por lo que hay una posibilidad clara (casi inevitable) de cambio de control en el grupo, mediante una OPA. Será casi imposible que no la haya y quien lo intentara, se encontraría con la férrea vigilancia de la CNMV.

Ebro ha subido en los dos últimos años alrededor del 30%. Es un valor anticíclico, de alimentación básica, que gusta mucho a los gestores de fondos. Algunos como Banque de Luxembourg Investiments tienen en esta empresa la única posición española: “buscamos compañías con ventajas competitivas y barreras de entrada, que permitan apostar por un buen comportamiento en el tiempo. Ebro es nuestra única posición en España”, apuntan.

Un poco de historia

Como datos históricos interesantes, cabe apuntar que ni Ebro ni Deoleo operan en los ramos en los que lo habían hecho históricamente. Ebro Foods procede de las fusiones de Azucarera Ebro Agrícola (azúcar; un sector antaño estratégico, por lo que todavía permanece hoy la SEPI en el capital), y Puleva (leche).

En este grupo entraron los Hernández Callejas, aportando su compañía arrocera Herba. Con el tiempo, se vendieron los negocios azucareros (British Sugar) y lecheros (este último a la francesa Lactalis por más de 600 millones de euros) y, a su vez, se quedaron con la marca Sos en la operación de reflotamiento de la vieja Sos-Cuétara.

Deoleo era en sus orígenes una empresa arrocera y galletera, que vendió a Nutrexpa su negocio de galletas y el arroz a Ebro. A su vez, realizó importantes compras en aceite, convirtiéndose en líder mundial y cambiando de nombre ya que no tenía sentido mantener Sos como razón social, cuando ya no poseían la marca.

Por tanto, Ebro (arroces y pasta) tuvo su origen en el azúcar y la leche, mientras Deoleo (aceite y salsas) lo tuvo en el arroz y las galletas. La Sepi mantiene su participación en Ebro por su excelente rentabilidad, pese a que ya no es estratégica. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba