Empresas

Alba (March) crea una inmobiliaria en torno a su nueva joya, la sede de Ahorro Corporación

La sociedad de cartera controlada por los March aglutina su patrimonio inmobiliario, valorado en unos 300 millones de euros, en una nueva sociedad constituida tras hacerse con su activo más importante: la sede de Ahorro Corporación en Madrid.

La joya inmobiliaria de los March, la sede de Ahorro Corporación
La joya inmobiliaria de los March, la sede de Ahorro Corporación Europa Press

Los March quieren que las inversiones inmobiliarias cuenten con un mayor peso en Corporación Financiera Alba, la sociedad de cartera a través de la que canalizan parte de su patrimonio. La compañía acaba de crear una filial destinada a aglutinar los activos de Alba relacionados con el sector del ladrillo, a los que se acaba de sumar su particular joya: la sede de Ahorro Corporación, situada en el Paseo de la Castellana, una de la zonas más cotizadas de Madrid.

El patrimonio inmobiliario de Corporación Financiera Alba se compone de edificios de oficinas en España, especialmente en Madrid y Barcelona, cuya superficie suma aproximadamente 100.000 metros cuadrados. Estos activos están valorados en torno a los 300 millones de euros.

La sociedad de cartera que lidera la familia March sorprendió al mercado inmobiliario cuando adquirió la sede de Ahorro Corporación por 147 millones de euros. Los movimientos más significativos de Corporación Alba tienen al mercado de renta variable como protagonista principal, con participaciones significativas en empresas como ACS, Indra, Ebro Foods, Bolsas y Mercados Españoles y Viscofán.

Fuentes de la sociedad de cartera señalan que la creación de Alba Patrimonio Inmobiliario, que así se denomina la nueva compañía, está destinada a ordenar las inversiones de la compañía en el sector del ladrillo, un movimiento que ha estado especialmente motivado por la adquisición de tan emblemático inmueble.

Liquidez invertida en patrimonio

En los últimos meses, Corporación Financiera Alba ha realizado algunas desinversiones en cotizadas, un movimiento que se relacionó con su intención de entrar en el capital de AENA, en el marco del proceso de su privatización. Sin embargo, cuando el Gobierno cambió de estrategia y decidió que no habría núcleo duro de accionistas, Alba vio cómo aproximadamente 600 millones de euros destinados a la operación del gestor aeroportuario se habían quedado, de repente, sin destino.

En contra de lo que suele ser habitual, aproximadamente un 25% de esta cantidad se destinó a la inversión en un activo inmobiliario. Las citadas fuentes señalan, no obstante, que la adquisición del inmueble situado en el número 89 de la Castellana y la creación de una filial patrimonial no supone un cambio de estrategia: la compañía seguirá apostando sobre todo por empresas cotizadas. Sin embargo, sí cabe la posibilidad de que el inmobiliario cuente con un mayor peso en la cartera de activos de Alba.

Por el momento, la compañía no tiene pensado incorporar nuevos socios a Alba Patrimonio Inmobiliario y tampoco ha contemplado la posibilidad de su transformación en socimi. “El tamaño es aún demasiado reducido para pensar en una transformación de este tipo”, indicaron fuentes de Corporación Financiera Alba.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba