Empresas

El capital riesgo español afila los cuchillos: Corpfin cierra su cuarto fondo con 255 millones

Corpfin Capital ha cerrado su cuarto fondo con 255 millones de euros, superando sus previsiones más optimistas, y prevé este año dos o tres adquisiciones. Otras firmas como Diana Capital o Portobello preparan compras mientras que Magnum y el CDTI levantan nuevos fondos.

Interior de un establecimiento de El Fornet, de Corpfin Capital
Interior de un establecimiento de El Fornet, de Corpfin Capital El Fornet

Durante los últimos siete años los directivos de sociedades de capital riesgo españolas que recorrían Europa en busca de inversores volvían cabizbajos a Madrid o Barcelona. Desde 2008, lograr que fondos de fondos internacionales, fondos de pensiones, aseguradoras o grupos familiares confiasen su dinero a sociedades de inversión del país era prácticamente utópico. La crisis económica, la explosión de la burbuja inmobiliaria, el cierre del grifo financiero, incluso el riesgo de que España saliera del euro eran factores muy tenidos en cuenta por los inversores extranjeros. Pero esa percepción ha cambiado.

La sociedad de capital riesgo española Corpfin Capital ha cerrado su cuarto fondo con 255 millones de euros. La firma fundada en 1990 inició el levantamiento de su último fondo a finales de 2013 con el objetivo de captar 200 millones de euros. Corpfin ha batido sus mejores previsiones habiendo recibido demanda de inversores de hasta 300 millones de euros, según han explicado fuentes de la empresa.

La firma dirigida por Carlos Lavilla y Patrick Gandarias pretende llevar a cabo este año entre dos y tres adquisiciones de participaciones relevantes en empresas españolas con su cuarto fondo, a través del cual ya ha invertido en la cadena de cafeterías y panaderías El Fornet, este año, y en Logister, el antiguo negocio de logística y transporte del grupo FCC, en 2014.

El 75% de los inversores que participan en el cuarto fondo de Corpfin proceden del extranjero, aproximadamente el 20% de Estados Unidos, y el resto de Europa. Un 25% son españoles. La mayoría son inversores institucionales.

En la actualidad la cartera de participadas de Corpfin está compuesta por 12 empresas, entre ellas Sinaer (mantenimiento de aeronaves, con un 81%); Ingesport (instalaciones deportivas, con un 84%); T-Solar (energías renovables, con un 9%); o Kiwoko (tiendas de alimentación para mascotas, con un 80%).

Nuevos fondos, próximas compras

Otra sociedad de capital riesgo española de tamaño medio, Portobello Capital, cerró el pasado mes de agosto su tercer fondo con 375 millones de euros. La firma recientemente ha comprado al grupo Viscofan su filial Industrias Alimentarias de Navarra (IAN) y estudia adquisiciones de empresas cuyo negocio pudiera complementar el de la propietaria de la marca Carretilla. Portobello participa en el capital de otras compañías españolas como Multiasistencia; Ice Cream Factory; Mediterránea de Cátering; o Angulas Aguinaga.

Diana Capital, la sociedad de capital riesgo dirigida por Francisco Gómez-Zubeldia, enfocada también en operaciones sobre empresas españolas de tamaño medio, prevé invertir este año la totalidad de su segundo fondo, levantado en 2011, con 100 millones de euros. A través de este vehículo Diana ha tomado participaciones en Gocco (líder español de ropa niños, con más de 250 tiendas, con un 40%); Fundiciones del Estanda (fabricante vasco de acero de alta resistencia, con el 80%); BQ (fabricante español de dispositivos multimedia); y Megafood, concesionaria exclusiva de Burger King para el sur de España). Fuentes cercanas a la sociedad estiman que este año podría llevar a cabo otras tres inversiones.

Proa Capital cerró entre finales de 2014 y principios de este año su segundo fondo, con 350 millones de euros. La sociedad fundada en 2007 todavía no ha llevado a cabo ninguna adquisición a través de este vehículo. Este año ha vendido Palacios Alimentación al gigante Carlyle, la segunda mayor sociedad de capital riesgo del mundo, tras Blackstone, y prepara la salida del operador de aparcamientos Saba

Magnum Capital, la mayor sociedad de capital riesgo española, liderada por Ángel Corcóstegui, trabaja en estos momentos en convencer a inversores que participen en su segundo fondo, con una previsión de 500 millones de euros. La firma logró en 2007 cerrar un fondo con cerca de 900 millones, el mayor alcanzado nunca por una sociedad española del sector. Magnum ha invertido en nueve compañías, entre ellas la portuguesa Iberwind, líder en el país en energía eólica; la ingeniería Eptisa; o el grupo Geriatros. En 2013 vendió a Doughty Hanson la clínica Teknon.

También el sector público se acerca ahora al capital riesgo. El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), dependiente del Ministerio de Economía, se ha propuesto levantar un fondo de capital riesgo con hasta 600 millones de euros, de los que el organismo aportará 100 millones. En las bases de selección que el CDTI ha colgado en su web para buscar una gestora del fondo, explica que invertirá en empresas con residencia fiscal en España de las que quedan excluidas inmobiliarias, de gran consumo y financieras. El próximo lunes 27 de abril a las 17 horas en la sede de CDTI en Madrid tendrá lugar un encuentro con gestoras e inversores interesados; asistencia bajo invitación.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba