Empresas

El rey Juan Carlos garantizó al Gobierno saudí que las empresas españolas acabarán el AVE de La Meca a tiempo

El presidente de la Organización Saudí de Ferrocarriles y el ministro de Transportes aprovecharon la reunión de presupuestos de la compañía para insistir en que revocarán el contrato con el consorcio español si prosiguen los retrasos en las obras. En el encuentro se transmitió un mensaje del rey Juan Carlos de parte de las empresas españolas: lograrán terminar los trabajos a tiempo.

El rey Juan Carlos camina de la mano con Salman bin Abdulaziz al Saud, nuevo monarca saudí, en una imagen de archivo
El rey Juan Carlos camina de la mano con Salman bin Abdulaziz al Saud, nuevo monarca saudí, en una imagen de archivo EFE

El clima de tensión en torno a las obras de la línea de alta velocidad entre La Meca y Medina se mantiene en todo lo alto, hasta el punto de que el rey Juan Carlos ha vuelto a hacer una labor de mediación para tratar de reconducir la situación. En su reciente visita a Arabia Saudí, con motivo de la muerte del rey Abdalá y el ascenso al trono de Salman, su heredero, don Juan Carlos transmitió a éste un mensaje de parte de las empresas españolas que conforman el consorcio adjudicatario del contrato que ahora está en el aire: terminarán las obras en tiempo y forma. 

El mensaje del que fuera jefe del Estado español se puso sobre la mesa durante el consejo de administración que la Organización Saudí de Ferrocarriles (SRO), el cliente que encargó al consorcio español Al-Shoula la construcción del llamado AVE de los peregrinos, celebró el pasado lunes para aprobar los presupuestos correspondientes al presente ejercicio fiscal, según ha podido saber Vozpópuli de fuentes conocedoras de la situación. Don Juan Carlos llevó hasta tierras saudíes el compromiso y la garantía de las empresas españolas después de que las autoridades locales hayan amenazado con revocar el contrato, valorado en más de 6.000 millones de euros, si no se solventan los retrasos acumulados en los trabajos. 

Este mensaje fue valorado positivamente por el presidente de la SRO, Mohammed Al-Suwaiket, dado que fue mucho más concluyente que otros que le había dado don Juan Carlos anteriormente, cuando se había referido a los retrasos en que incurrió el consorcio chino-saudí que se encargó de la primera fase del proyecto.

La tensión en torno a la construcción del AVE La Meca-Medina sigue siendo máxima

SRO ya ha dejado claro que no quiere escuchar excusas ni mensajes conciliadores sino el compromiso de que los trabajos se terminen a tiempo y que, además, se cumpla. De hecho, en su visita a la feria internacional de Berlín, el presidente de SRO atendió a varios medios españoles y ya les manifestó su enfado por el retraso en las obras, aunque aclaró que dentro del consorcio había empresas que sí estaban cumpliendo. Entre ellas se encuentra el fabricante Talgo, que ya tiene listos los primeros vehículos que circularán por el trazado de alta velocidad.

En dicha feria, Al-Suwaiket también se refirió a las palabras del rey Juan Carlos sobre los retrasos acumulados en la primera fase del proyecto y aseguró que esta versión de los hechos la había escuchado también de los representantes de las compañías que conforman el consorcio que, ahora, parecen haber cambiado el discurso, toda vez que el cliente ya no acepta más excusas. 

Tensión máxima

La labor diplomática del rey Juan Carlos, al que se considera figura fundamental para que el contrato fuera finalmente a parar a manos españolas en dura pugna con el consorcio francés, no impide que la tensión siga siendo máxima en torno a la contrucción del AVE La Meca-Medina. 

La Organización Saudí de Ferrocarriles deja claro que no quiere escuchar excusas

La prueba es que en el referido consejo de administración se reiteraron las amenazas de romper relaciones si no se solventan los problemas derivados de los retrasos que acumulan las obras. Durante el encuentro, en el que se aprobaron las principales inversiones en materia de infraestructura ferroviaria para del presente ejercicio fiscal, tanto el presidente de la SRO como el ministro de Transportes, Abdullah Al-Muqrib (que también forma parte del consejo de la compañía) informaron sobre sus contactos con los nuevos responsables del consorcio y la firme intención de revocar el contrato si las empresas no aceleran sus trabajos para cumplir con los plazos previstos.

Como informó este periódico, Santiago Ruiz, nuevo consejero delegado del consorcio, ya mantuvo encuentros con Al-Muqrib para tratar de apaciguar las tensiones y trasladar la intención del grupo de empresas de trabajar unidas para lograr los objetivos.

En estas reuniones, Ruiz pudo constatar el enorme enfado del ministro saudí y su verdadera intención de pasar a mayores en el caso de no ver considerables avances en los trabajos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba