Empresas

Un nuevo pleito acorrala a Comunidad y Ayuntamiento de Madrid por la remodelación del Bernabéu

La remodelación del estadio Santiago Bernabéu vuelve a levantar polvareda. Antiguos propietarios de los terrenos aledaños al estadio han decidido pasar a la vía judicial y presentar un recurso contencioso-administrativo contra la aprobación de la modificación del plan urbanístico, que permitirá levantar un centro comercial y un hotel de lujo en terrenos que en su día fueron expropiados para viales y zonas verdes. El acuerdo entre las Administraciones locales y el Real Madrid incluye una desigual permuta de terrenos. 

Los terrenos de la discordia se encuentran a los pies de la fachada del estadio que da a la Castellana
Los terrenos de la discordia se encuentran a los pies de la fachada del estadio que da a la Castellana

La polémica persigue al proyecto de remodelación del estadio Santiago Bernabéu. Tras las denuncias de los vecinos de la zona y de Ecologistas en Acción, ahora llega un nuevo procedimiento por vía judicial contra el plan para incrementar la edificabilidad del recinto deportivo. Los antiguos propietarios de los terrenos que actualmente ocupa el estadio han planteado un recurso contencioso-administrativo contra las modificaciones urbanísticas aprobadas por el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid para hacer posible el cambio de imagen del Bernabéu.

El recurso plantea la inconveniencia de la permuta de terrenos que la Administración madrileña acordó con el Real Madrid para llevar a cabo el proyecto, un argumento reiterado en las denuncias presentadas anteriormente.

La familia Ruiz-Villar ha decidido finalmente presentar un recurso contencioso-administrativo contra la modificación del plan que permitiría la construcción del nuevo Bernabéu

Así, la remodelación del estadio, que incluye la construcción de un hotel de lujo y de un centro comercial, precisa de los terrenos aledaños al estadio en la parte que da al Paseo de la Castellana que, hasta la fecha, son propiedad del Ayuntamiento y que estaban calificados para uso de viales y zonas verdes.

El Consistorio aprobó permutarlos por unas parcelas que el Real Madrid posee en el distrito de Carabanchel, a las que también se trasladarían las zonas verdes previstas. En definitiva, un intercambio muy desigual, tanto por la valoración de los terrenos como por la distancia que los separa.

Abrir la vía judicial

Así pues, tras un largo proceso de consultas, reuniones y estudios técnicos, la familia Ruiz-Villar ha decidido finalmente abrir la vía judicial y presentar un recurso contencioso-administrativo contra la modificación del plan que permitiría la construcción del nuevo estadio Santiago Bernabéu.

La lucha de los Ruiz-Villar en este terreno no es nueva. A comienzos de la década de los 90, con la anterior remodelación del estadio, cuyo elemento novedoso fue la construcción de las cuatro torres cilíndricas de acceso que actualmente flanquean el estadio, ya acudieron a los tribunales para impugnar los acuerdos del Ayuntamiento que, en este caso, preveían la construcción de un aparcamiento subterráneo para compensar el espacio público que pasarían a ocupar las torres.

Los antiguos propietarios procederán a reclamar su correspondiente derecho de reversión, es decir, el que les permite tener la posibilidad de recuperar esas parcelas

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid desestimó la impugnación aunque con la condición de que los terrenos, precisamente los mismos que ahora vuelven a intercambiarse la Administración madrileña y el Real Madrid, prosiguieran siendo públicos, condición que desaparecerá con el proyecto del nuevo Bernabéu.

Reclamación de derechos de reversión

Además de la presentación del recurso contencioso-administrativo, los Ruiz-Villar procederán en las próximas semanas a reclamar derechos de reversión sobre los citados terrenos, toda vez que ha cambiado sustancialmente el motivo que llevó al Ayuntamiento de Madrid a expropiarlos.

Concretamente, el Consistorio decidió la expropiación en 1952, cuando se estaba construyendo el, por entonces, nuevo estadio de Chamartín (el germen del actual Santiago Bernabéu) y eran necesarios viales de acceso al recinto en unos terrenos que eran totalmente rústicos, aunque pueda parecer mentira por el actual desarrollo de los mismos.

Pese a que la expropiación se llevó a cabo en la década de los 50, la familia Ruiz-Villar no fue compensada hasta 1984 debido a las sucesivas discrepancias que se dieron en torno al precio de los terrenos en cuestión.

Casi treinta años después, los terrenos están a punto de no poder ya dedicarse al fin al que deberían haberse destinado y para lo que fueron expropiados por lo que los antiguos propietarios procederán a reclamar su correspondiente derecho de reversión, es decir, el que les permite tener la posibilidad de recuperar esas parcelas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba