Empresas

El Código Penal tipifica el delito de robo o daño a los oleoductos ante el auge de las mafias

Penas de entre 10 y 20 años de cárcel para los integrantes de las mafias que roban combustible 'pinchando' los oleoductos para luego revenderlo en el mercado negro.

Instalaciones de CLH en Barcelona
Instalaciones de CLH en Barcelona CLH

Hasta ahora, el delito de robo o daño en infraestructuras estratégicas como los oleoductos no estaba recogido en el Código Penal. Este tipo de actividades delictivas se enmarcaban bajo el paraguas de "Estragos" y su consideración punitiva no pasaba de multas por hurtos o robos.

Policía y Guardia Civil habían alertado de que la mayoría de las veces que se arrestaba a este tipo delincuentes, el vacío legal existente hacía que pudieran salir casi de rositas o con condenas muy leves.

La proliferación de mafias organizadas, especialmente con la crisis económica, dedicadas al robo de combustibles de los oleoductos y a su venta posterior en el mercado negro, hacía necesario este cambio del Código Penal, que este martes salió recogido en el BOE.

La Ley Orgánica de 30 de marzo, que modifica una anterior de 1995 del Código Penal, ha introducido en su punto 184, apartado 1, el delito de "daño a oleoductos", que a partir de ahora podría acarrear una "pena de prisión de 10 a 20 años, cuando los estragos comportaran necesariamente un peligro para la vida o la integridad de las personas".

También se modifica el apartado 2 de este artículo, de forma que "cuando no concurriere tal peligro, se castigarán con una pena de 4 a 8 años de prisión".

Hasta ahora, el robo de combustible y el daño a oleoductos no estaba tipificado como tal, de forma que los miembros de las mafias se iban de rositas o con condenas leves 

Con la modificación de estos dos apartados, aquellos delincuentes que roben combustible de la red de oleoductos que hay en España o dañen estas infraestructuras, sea o no con peligro para la integridad de las personas y del medio ambiente (derrames, vertidos, explosiones), se enfrentarán a altas penas de prisión.

También, en el apartado 116, se modifica el artículo 235 del antiguo Código Penal, al incluirse que "el hurto será castigado con la pena de prisión de 1 a 3 años" en diferentes casos, entre ellos "Cuando se trate de conducciones, cableado, equipos o componentes de infraestructuras de suministro eléctrico, de hidrocarburos o de los servicios de telecomunicaciones, o de otras cosas destinadas a la prestación de servicios de interés general, y se cause un quebranto grave a los mismos".

Con las modificaciones introducidas, con referencias expresas a los oleoductos y a las infraestructuras de hidrocarburos, las mafias organizadas en diferentes provincias españolas, muchas de ellas muy organizadas, se enfrentarán a duras penas que, en el peor de los casos, podrían llegar a los 20 años de prisión.

Fuentes de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), el operador de transporte y almacenamiento de combustibles, que cuenta con más de 4.000 kilómetros de oleoductos, se mostraron muy satisfechos "con esta modificación porque da respuesta a una conducta delictiva que puede tener grandes consecuencias para las personas y el medio ambiente". Estas mismas fuentes consideran que la tipificación del delito y las nuevas penas establecidas "pueden tener un carácter disuasorio de cara al futuro".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba