Empresas

La empresa de juego Codere solicita el preconcurso de acreedores para refinanciar su deuda

El Consejo de Administración ha decidido presentar el preconcurso para poder "continuar sus negociaciones con los acreedores para procurar la refinanciación de la deuda de la compañía" y abonar los intereses a sus bonistas.

La empresa de juego Codere ha solicitado este jueves el preconcurso de acreedores "a la vista del análisis de la situación financiera y la previsión de tesorería a corto plazo y ante las dificultades para afrontar los próximos vencimientos". En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Codere ha señalado que su Consejo de Administración ha acordado presentar "la comunicación prevista en el articulo 5 bis de la Ley Concursal", es decir, el preconcurso de acreedores, para "continuar sus negociaciones con los acreedores para procurar la refinanciación de la deuda de la compañía".

El grupo ha achacado la situación a "tensiones de tesorería", que se han producido por factores como el pago de 107 millones de euros por la renovación anticipada de las licencias de juego en la provincia de Buenos Aires, la introducción de la ley antitabaco en Argentina, el cierre de ocho salas de juego en México y las subidas de la carga impositiva en varios países donde opera. Codere ha tomado esta decisión ante la imposibilidad, si no llega a un acuerdo previo, de pagar 127,1 millones de euros a sus prestamistas senior el próximo 5 de enero, como estaba previsto, debido al déficit de caja existente.

La empresa afirma que su Consejo de Administración ha solicitado el preconcurso para defender los intereses tanto de la compañía como de los accionistas, trabajadores y el resto de acreedores, ya que le permitirá "continuar con el proceso de reestructuración de la deuda". Asimismo, Codere confía que, en el plazo marcado por la ley (un periodo máximo de cuatro meses), las partes alcanzarán un acuerdo de reestructuración.

La compañía ha subrayado que el preconcurso no supondrá "alteración alguna de la actividad ordinaria", ni en operaciones ni en los órganos de administración.

Bono basura

El pasado 12 de diciembre, la entidad acordó no dotar a Codere Finance Luxembourg de los fondos necesarios para satisfacer los intereses que debe respecto a la emisión de bonos por importe de 760 millones de euros e hizo uso de un periodo de gracia de 30 días previsto en los términos y condiciones de la operación. Por ello, una semana después, la agencia de medición de riesgo Standard & Poor's degradó hasta bono basura la calificación crediticia de la empresa, al entender que no será capaz de pagar los intereses de dicha emisión.

Se trataba del segundo periodo de gracia que solicitaba para esta emisión de bonos, ya que Codere lo había usado en junio, dos días antes de la fecha prevista para abonar los intereses, una deuda que ya fue saldada.

Además, Codere también había solicitado en agosto un periodo de gracia para abonar los intereses correspondientes a una emisión de 300 millones de dólares (219 millones de euros), un pago que formalizó el 17 de septiembre. Sin embargo, al producirse fuera del periodo de gracia de 30 días después de la fecha de vencimiento -el 15 de agosto-, Moody's lo entendió entonces como un incumplimiento limitado o Limited Default (LD).

El grupo de juego privado registró unas pérdidas de 93 millones de euros entre enero y septiembre del pasado año, un 80% más que un año antes, debido principalmente a la caída de su negocio internacional. Los ingresos bajaron el 6,9%, hasta 1.261 millones de euros, y el resultado bruto de explotación (ebitda) fue de 172,3 millones, inferior en un 26,9% al registrado en los nueve primeros meses de 2012.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba