Empresas

Los fantasmas de Barreda se reaparecen a Page: nueva subasta del aeropuerto de Ciudad Real por 40 millones

El aeropuerto fantasma de Ciudad Real sale a subasta el viernes por un precio de 40 millones, menos del 10% de lo que se invirtió en su desarrollo durante el Gobierno de José María Barreda.

Imagen de un desierto aeropuerto de Ciudad Real.
Imagen de un desierto aeropuerto de Ciudad Real. EP

Al manido recurso político de los últimos tiempos de achacar a la "herencia del pasado" los males que amenazan la presente y futura gestión municipal o autonómica no podrá agarrarse en esta ocasión el próximo presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García-Page. De hacerlo, Garcia-Page pondría en evidencia a sus antecesores socialistas en el gobierno manchego. El ya exalcalde de Toledo, que previsiblemente será nombrado presidente de Castilla La Mancha tras el acuerdo anunciado el lunes para ello por PSOE y Podemos (ratificado este miércoles por la Ejecutiva regional socialista y pendiente de la aprobación de las bases del partido morado), asiste el viernes a la subasta del aeropuerto de Ciudad Real. Un proceso capaz de sacar los colores al responsable político más sagaz, ya que refresca en la memoria colectiva los desmanes que se produjeron en la época del Gobierno de José María Barreda, entre otros el apoyo político y financiero otorgado al primer aeropuerto privado de España, que lleva cinco años abandonado.

Cuando quebró la sociedad propietaria del aeropuerto, Barreda trató de evitar responsabilidades asegurando que la administración pública no era accionista de la sociedad

Durante los años en los que fue construido el aeropuerto de Ciudad Real, Barreda sacó pecho por la infraestructura. En 2009, cuando el aeropuerto estaba operativo y unos meses antes de que entrara en concurso de acreedores, el expresidente manchego cifró en 3.000 los puestos de trabajo, entre directos e indirectos, que iba a generar y dijo que cambiaria el tejido productivo castellano-manchego "en la medida que supone una infraestructura básica de la que antes carecíamos y que ahora se convierte en una ventana al exterior fácil y cómoda que lo va a potenciar seguro". 

Después, cuando quebró la sociedad propietaria del aeropuerto, CR Aeropuertos, Barreda trató de evitar responsabilidades asegurando que la administración pública no era accionista de la sociedad. En 2011, cuando los indignados del 15M tenían previsto acampar en las pistas desiertas del aeródromo manchego, declaró que éste no había contado con "ninguna inversión de dinero público, ni para la sociedad ni para nada que tenga que ver estrictamente con el propio aeropuerto”, subrayando que había sido "una iniciativa privada” que había tenido "la mala suerte de durar demasiado en la tramitación del proceso legal”. Una trampilla al solitario que se hacía Barreda, ya que Corporación Empresarial Caja Castilla La Mancha era el primer accionista de la sociedad aeroportuaria, con el 36,4%. Y además la entidad intervenida en 2009, como desveló el informe elaborado por los administradores concursales, había financiado la adquisición por parte de distintos socios de otro 31,8% del capital de la empresa, acciones pignoradas a favor de la caja. Y por no dejar de mencionar que el principal impulsor del aeropuerto, el empresario Domingo Díaz de Mera, es amigo íntimo de Barreda desde la juventud.

Ofertas fantasmas

Bajo estos mimbres, y tras una inversión en el proyecto de 450 millones de euros (se llegó a hablar de una inversión prevista superior a los 1.000 millones), el juzgado mercantil número 4 de Ciudad Real procede el viernes, a las once de la mañana, a la subasta del aeropuerto con un precio de salida de 40 millones, operación contemplada por la administración concursal en el proceso de liquidación del activo.

El proceso incluye la venta de la pista de aterrizaje, la plataforma de rodadura, terrenos incluidos en la "zona aire", hangares, torre de control, la terminal, el parking exterior...

De acuerdo a la documentación que puede consultarse en la web del Ministerio de Justicia, en el apartado de subastas judiciales, el proceso incluye la venta de la pista de aterrizaje, la plataforma de rodadura, terrenos incluidos en la "zona aire", hangares, torre de control, la terminal, el parking exterior, acerados y jardines, la pasarela en construcción que une la terminal con la vía férrea...

Para tomar parte en la subasta los postores deberán depositar antes de las 15.00 del día 18 de junio la cantidad de dos millones de euros. El martes, fuentes judiciales presentes en el proceso no pudieron valorar si acudirían o no interesados.

Durante los cinco años que el aeropuerto ha estado en situación concursal los administradores nombrados por el juez han recibido ofertas "pintorescas" por el activo. Se han publicado supuestas ofertas de inversores árabes, chinos, del Ejército de Estados Unidos. La última publicada este mismo mes, según la cual un grupo inglés había ofrecido 90 millones por el aeropuerto y los terrenos adyacentes. "No se ha tomado en consideración ninguna de esas ofertas, a la hora de la verdad o no presentaban fianzas o los avales eran incorrectos", explican las fuentes judiciales. "Se llegó a recibir una oferta avalada por un banco en Islas Vírgenes... Si el aval procede de una entidad española no hay problema en acudir al avalista para reclamar el pago, pero por una entidad en Islas Vírgenes... todo bastante pintoresco", comentan.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba