Empresas

Denuncian a Terciado por un supuesto cobro irregular de 300.000 € a Cepyme a través de dos empresas suyas

Tres vocales de la patronal de las pymes han demandado a su presidente por posibles delitos de estafa, falsedad documental y apropiación indebida. Éste se defiende asegurando que quieren "enturbiar las elecciones" que se celebrarán próximamente.

El presidente de Cepyme, Jesús Terciado, en una imagen de archivo
El presidente de Cepyme, Jesús Terciado, en una imagen de archivo Agencias

Más problemas para Jesús Terciado. Tres vocales de la Confederación Española de Pequeñas y Medianas Empresas (Cepyme) le han denunciado esta semana por posibles delitos de estafa, falsedad documental y apropiación complicando su reelección al frente de la patronal.

Los denunciantes son viejos conocidos para Terciado. Y más que eso, rivales acérrimos. Hace dos años ya interpusieron una demanda en su contra que no prosperó. A raíz de aquello, salió a la luz que el actual presidente de Cepyme había utilizado la Visa Oro de la patronal castellano-leonesa Cecale para "visitar seis Paradores de su propia región, repetir almuerzos en la cadena de comida norteamericana Foster's Hollywood o cenar pomposamente en un restaurante erótico de Madrid", algo que el Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid acabó archivando. El sobreseimiento reconocía "el uso de la tarjeta de crédito por parte del querellado", pero se le exculpaba porque "no existe ninguna restricción o limitación clara del cobro de la dieta".

Pues bien, ahora vuelven a la carga acusando a Terciado de haber encargado a dos de sus propias empresas trabajos para Cepyme por un posible valor de 313.000 euros, como adelantó este lunes La Sexta. Lo "curioso" es que se trataría de unas empresas, en las que Terciado aparece como socio y administrador, que nunca antes habrían facturado a Cepyme, "sólo y casualmente desde que él es presidente", insinúa a 'Vozpópuli' Bernabé Cascón, secretario general de la patronal salmantina y vocal de Cepyme.

Los denunciantes hablan de Ingasert S.L. y Tecrucyl S.L., cuya actividad "difícilmente encaja con la de Cepyme". "Nos dimos cuenta de que durante 21 meses había facturado directamente a Cepyme con dos empresas de ámbito agrícola, que se dedican a topografía, cosas que no tenían nada que ver en absoluto con la patronal de las pymes", sentencia Cascón.

"Creemos que es una irregularidad grave y lo ponemos en manos del juez", sostiene Cascón

Dichas compañías, ambas con domicilio social en Ávila (de donde es natural Terciado), facturaron supuestamente un total de 313.320 euros a la Confederación Española de Pequeñas y Medianas Empresas, lo que equivale a una cifra mensual de 14.919,04 euros "sin que haya constancia de que pueda haber documentos que avalen esta facturación".

En concreto, Tecrucyl habría ingresado unos 129.000 euros en 2011 y 82.167 un año más tarde. Llama la atención que "la cantidad facturada a Cepyme supuso en 2011 un 90% de sus ingresos", según los denunciantes. Y lo que aún es más llamativo es que esta empresa, aún teniendo un resultado de explotación positivo, "fue disuelta en 2013", fecha que coincide con la querella que la patronal de Salamanca (Confaes) interpuso contra Jesús Terciado, como adelantó 'Vozpópuli'. 

Por su parte, Ingasert no habría facturado nunca servicios a Cepyme hasta 2011 cuando ingresó supuestamente 48.000 euros, que sumados a los 54.152 de 2012 harían un total de 102.152 euros por ambos ejercicios. En concreto, sólo lo anotado hace dos años supondría el 60% de su facturación. Pero no sólo eso, Cascón va más allá y señala que en la memoria entregada en el Registro Mercantil esta sociedad "carece de trabajadores" en dicho ejercicio. Al igual que sucediera con Tecrucyl, Ingasert habría dejado de facturar a Cepyme en octubre de 2012 coincidiendo con la otra querella.

Jesús Terciado, en declaraciones a 'Vozpópuli', ha desmentido las acusaciones asegurando que "la denuncia está basada en hechos que no se corresponden con la realidad. Yo no he cometido ningún delito nunca de nada. Así que tengo la tranquilidad suficiente de saber que esto no va a tener ningún recorrido judicial".

Contrato de alta dirección

Pese a negar en un primer momento que sus empresas hubieran contratado trabajos para la patronal, como aseguran los denunciantes, la propia Cepyme admitió después en un comunicado enviado este martes que "el presidente sólo recibe una retribución económica por su dedicación y los gastos que genera la actividad, que en su caso fue facturada hasta 2012 a través de sus empresas". "A partir de esa fecha, esta Confederación mantiene un contrato de alta dirección con el señor Terciado".

Terciado achaca la denuncia a "personas que quieren enturbiar las elecciones" en la patronal Cepyme

En cambio, desde la patronal 'charra' sostienen que los estatutos de la propia organización no dicen nada de que el presidente pueda tener sueldo, a no ser que se hubiera adoptado un acuerdo al respecto, algo que en la última asamblea "se negaron a responder", algo que Terciado desmiente.

"Esto nos alarmó", explica Cascón, añadiendo que cuando tuvieron en sus manos esa documentación, "solicitada por burofax", dedujeron además de lo ya expuesto que "este señor (Jesús Terciado) se había puesto nómina sin autorización alguna, que el importe de esa nómina era de 154.000 euros anuales y que no había habido ningún órgano que tomara ese acuerdo". 

"Quieren enturbiar las elecciones"

Terciado, quien dice conocer dicha denuncia a través de los medios de comunicación, ha restado hierro al asunto asegurando que "son los mismos de siempre". "Han estado siempre frente a mí, primero en Castilla y León y luego en Cepyme, en la candidatura adversaria. Son personas que quieren enturbiar las elecciones".

"Lo que pasa es que van mucho más allá de lo razonable en la rivalidad, yo lo que he hecho siempre es ganarles democráticamente las elecciones que se han celebrado. Ya estamos acostumbrados a que cuando hay elecciones empiezan a soltar denuncias de unos sitios y de otros que luego quedan en muy poca cosa", se defiende. 

Sin embargo, Cascón desmiente esta idea rotundamente: "Nosotros no tenemos ningún interés en Cepyme ni en ocupar ningún cargo. Simplemente pretendemos acabar con este tipo de prácticas que nos ponen a los pies de los caballos y dejan en mal lugar a los empresarios". "Creemos que es una irregularidad grave y lo dejamos en manos del juez", zanja al respecto.

Algo que Terciado echa por la borda: "No es que no lo quieran, es que no lo conseguirían nunca porque su reputación no está muy alta". 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba