Empresas

Cementos Portland (FCC) gana tiempo para su refinanciación gracias a la llegada de Slim

La filial cementera de FCC podrá afrontar los vencimientos para 2015 con la aportación de su matriz, proveniente de la ampliación de capital con la que Slim pasó a ser el primer accionista, y se quita de encima la presión de los fondos oportunistas acreedores.

Carlos Slim, primer accionista de FCC con el 26,5% del capital
Carlos Slim, primer accionista de FCC con el 26,5% del capital

El aterrizaje de Carlos Slim en FCC como primer accionista ha tenido también su repercusión en Portland, filial cementera del grupo, para la que el año 2015, que se presumía complicado, se despeja de forma notable. Por lo pronto, el proceso de refinanciación de deuda que tenía que afrontar la compañía podrá aplazarse toda vez que los 100 millones que aportará la matriz, provenientes de la ampliación de capital que llevó a cabo recientemente, servirán para atender los vencimientos de todo el ejercicio.

La situación se había complicado para Cementos Portland, afectada por el enorme efecto de la crisis en el sector cementero en España (con las cifras de producción más bajas desde los años 60) y por su elevado endeudamiento, superior a los 900 millones de euros. En el horizonte, a mediados de año, se vislumbraba un vencimiento de 75 millones de euros, que obligaba a Portland a negociar con sus acreedores.

FCC auxiliará a su filial con una aportación de 100 millones de euros procedentes de la ampliación de capital

Sin embargo, las urgencias quedarán para más adelante. FCC auxiliará a su filial con una aportación de 100 millones de euros procedentes de la ampliación de capital que el grupo de construcción y servicios culminó poco antes de cerrar el año y que le proporcionó unos ingresos de 1.000 millones de euros.

La negociación con los acreedores se intuía complicada toda vez que la estructura de la deuda de Cementos Portland había cambiado en los últimos meses, con la entrada como acreedores de varios fondos oportunistas, que habían adquirido carteras de deuda de determinados bancos internacionales.

Así, de acuerdo con estimaciones del mercado, aproximadamente el 40% de la deuda la cementera está en manos de estas entidades, poco dadas a negociar refinanciaciones.

La posibilidad de una quita

No obstante, una vez salvado el escollo de 2015 y también de 2016 (con vencimientos por valor de 100 millones de euros, la mayoría de los cuales también procederán de la matriz), Portland deberá negociar del pago del resto de la deuda, incluida también la de su filial de EEUU, Giant, que asciende a algo más de 350 millones de euros y que presenta elevados tipos de interés, por encima del 10%, lo que encarece notablemente los costes de financiación.

Una vez salvado el escollo de 2015 y también de 2016 Portland deberá negociar del pago del resto de la deuda, incluida también la de su filial de EEUU, Giant

La presencia de los fondos oportunistas en la estructura de deuda de la compañía hará difícil que la filial cementera de FCC pueda repetir la jugada de la matriz, esto es, negociar una quita para facilitar la amortización de la misma.

FCC ha conseguido llegar a un acuerdo con algo más del 85% de sus acreedores para aplicar una quita del 15% en la amortización parcial del tramo B de su crédito sindicado.

La nueva Ley Concursal le ha permitido presentar en el juzgado de lo Mercantil una propuesta de homologación de deuda que ha obligado a los acreedores no firmantes del acuerdo a aceptar esta quita. Sin embargo, en el caso de Cementos Portland las negociaciones se complicarán porque la presumible negativa de los fondos oportunistas a aceptar la quita impedirá que la compañía alcance el porcentaje suficiente para poder llevar a cabo la homologación. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba