Independencia de Cataluña

Cataluña es la comunidad que más depósitos bancarios pierde en los últimos años

Las cuentas espejo se han hecho famosas en las últimas semanas, pero llevan mucho tiempo conteniendo la salida de clientes nerviosos de Cataluña. En los últimos dos años Cataluña es la comunidad que más depósitos ha visto salir: 7.175 millones, previos al 1-O.

'Skyline' empresarial de Barcelona.
'Skyline' empresarial de Barcelona. Frank Müller (Wikipedia)

¿Cuánto dinero ha salido de Cataluña por el procés? Esta pregunta todavía tardará meses en contestarse, hasta que las patronales financieras y el Banco de España actualicen sus cifras con datos de octubre. Pero las estadísticas del regulador reflejan que la salida de depósitos ya empezó mucho antes. En concreto, entre 2014 y 2015, cuando empezó a plantearse seriamente la posibilidad de un referéndum en Cataluña.

Esta comunidad autónoma es la que más depósitos pierde a plazos de dos y tres años, según datos del Banco de España. Desde hace tres años, cuando estaba empezando a prepararse la consulta sobre el futuro de Cataluña, esta región ha perdido 11.300 millones en imposiciones bancarias, frente a las ganancias de todas las comunidades menos Aragón, Navarra y Castilla y León.

En los últimos dos años -desde antes de las elecciones autonómicas vendidas por los independentistas como plebiscitarias- se repite la misma tendencia: Cataluña es la región que más depósitos ve salir, 7.175 millones, seguida de Madrid, Aragón y Asturias. El resto de comunidades atrajeron dinero.

Estos cálculos están hechos con los últimos datos del Banco de España, de junio de este año, e incluyen depósitos de empresas, familias y Administraciones Públicas. Estas últimas, junto a las empresas, elevan la volatilidad de los números. Pero el hecho de que Cataluña figure siempre como la peor comunidad refleja una tendencia de fondo.

De hecho, distintas fuentes de banca privada explican que entre los clientes de mayor nivel las cuentas espejo se implantaron hace ya varios años. "Cuando hay tensión en una empresa cotizada o en una región, los primeros en volar son los clientes de banca privada", señala un asesor de grandes fortunas. Este tipo de clientes son los mejor informados, y sus empleados prefieren cubrirse con todo tipo de medidas como ésta para evitar males mayores.

No fue hasta la primera semana de octubre de este año cuando la tendencia se generalizó, tras el figurado referéndum del 1-O. A partir de entonces el miedo se trasladó primero entre los clientes de CaixaBank y Sabadell, que tuvieron que atajar las entidades con el traslado de su sede. Y posteriormente a cualquier usuario en Cataluña, con cuentas espejo para protegerse de un potencial corralito con el que amenazan desde la CUP.

Situación actual

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, quiso ayer martes quitar hierro a la situación al explicar que las salidas de depósitos fueron "moderadas, y ya están controladas y revertidas".

El banquero madrileño no sólo desdramatizó la fuga de depósitos, sino que señaló que "no tiene sentido". "Nuestros clientes son libres de abrir cuentas y cambiar saldos, pero no hay ninguna necesidad de hacerlo. Yo tengo la totalidad de mi patrimonio en una oficina de la Diagonal, y duermo tranquilo".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba