Empresas

El gasto de los hogares en carburante bate récords y ya se come el 5% del presupuesto familiar

Entre 2009 y 2012, el precio del gasóleo se disparó un 51% y el de la gasolina, un 42%, lo que ha hecho que el peso de esta partida en el gasto anual de un hogar español crezca un punto en ese periodo, según datos del INE.

Un perro observa una gasolinera desde el interior de un coche.
Un perro observa una gasolinera desde el interior de un coche. Oswaldo Rubio vía flickr

El gasto medio de los hogares españoles acumula ya un lustro a la baja como consecuencia de la crisis: ha pasado de los 32.001 euros anuales del año 2007 a los 28.152 euros del año pasado.

Más de 3.800 euros de diferencia en el presupuesto anual de una familia en esos cinco años, una cifra que esconde muchos dramas y que se explica por la depresión económica, un paro disparado y una caída generalizada de los salarios.

En definitiva, una sangría para el bolsillo del ciudadano que además se ha agravado porque algunas partidas de gasto muestran una clara tendencia ascendente. Por ejemplo, la de los carburantes.

En 2012, y de acuerdo con los datos de la Encuesta de Presupuestos Familiares que publicó hace unas semanas el Instituto Nacional de Estadística (INE), el gasto de los hogares en carburantes y lubricantes alcanzó el 5% del presupuesto de una familia española.

El porcentaje es el más alto en la serie de esa encuesta, que abarca hasta el año 2006, e ilustra cómo el esfuerzo monetario para llenar de combustible el depósito del coche es cada vez mayor.

Según datos del Boletín petrolero de la UE, entre 2009 y 2012 el litro de gasolina se encareció un 42,7% y el del gasóleo, el combustible más consumido en España, nada menos que un 51,6%. El diésel pasó de costar una media de 90 céntimos el litro en 2009 a los 1,365 euros el año pasado.

La consecuencia es que el peso de la partida de carburantes y lubricantes en el presupuesto de los hogares ha aumentado un punto porcentual en ese breve periodo (entre 2009 y 2012).

En 2006, representó el 4,42% del total; en 2007, el 4,29%; en 2008, el 4,62%; en 2009, el 4,05%; en 2010, el 4,41%; en 2011, el 4,84% y el año pasado, el citado 5%. 

En cifras absolutas (el dato de 2012 todavía no está disponible), un hogar pasó de gastarse, según el INE, 1.232,79 euros carburantes y lubricantes al año en 2009 a 1.427,12 euros en 2011. Una diferencia de más de 194 euros, o del 15%.

Tal y como destaca el INE, desde el año 2006, el grupo de Vivienda, agua, electricidad y combustibles es el que más ha aumentado su importancia en el presupuesto del hogar, al pasar del 24,9% a casi un tercio del total (32,3%). 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba