Empresas

Relevo de imputados en la presidencia del Canal de Isabel II: Serra (Bankia) sustituye a Victoria (Púnica)

El presidente saliente, el también consejero de presidencia de la Comunidad de Madrid Salvador Victoria, dimitió tras su imputación en el ‘caso Púnica’ pero su sustituto, el vicepresidente José Manuel Serra, también está imputado, en este caso por el ‘caso Bankia’.

Salvador Victoria deja la presidencia del Canal de Isabel II a otro imputado, José Manuel Serra
Salvador Victoria deja la presidencia del Canal de Isabel II a otro imputado, José Manuel Serra Europa Press

El Canal de Isabel II, una de las empresas públicas más rentables de España, ha protagonizado un paradójico relevo en su presidencia, hasta este miércoles ocupada por Salvador Victoria, consejero de presidencia de la Comunidad de Madrid. Victoria dimitió del cargo en la empresa tras su imputación en el ‘caso Púnica’. Sin embargo, la persona que ocupará su lugar, José Manuel Serra, también tiene la condición de imputado, en este caso por el ‘caso Bankia’.

La dimisión de Salvador Victoria no ha sorprendido al consejo de la compañía, toda vez que su imputación se produjo hace algunas semanas y vino seguida de inmediato por su renuncia al cargo de consejero de presidencia de la Comunidad de Madrid.

Sin embargo, la compañía responsable de la gestión de aguas de la capital y de un buen número de poblaciones de la Comunidad, se ha limitado a seguir sus estatutos y proceder a sustituir al presidente por el vicepresidente, sin tener en cuenta que se encuentra en una situación idéntica a la que ha llevado a dimitir a su antecesor.

Al contrario de lo que ha sucedido con Salvador Victoria, José Manuel Serra no abandonó su cargo de vicepresidente del Canal de Isabel II por su imputación en el ‘caso Bankia’, que se sigue en la Audiencia Nacional contra los consejos de administración de Bankia y de su matriz, BFA, a raíz de la denuncia presentada por Unión, Progreso y Democracia (UPyD), que acusa a los gestores de la entidad financiera de estafa, apropiación indebida, falsificación de cuentas, intervención desleal y maquinación para alterar el precio de las cosas.

Más poder en el Canal

Es más, Serra incrementó su poder en el Canal de Isabel II cuando la empresa pública creó nuevos órganos de gobierno con motivo de la primera emisión de bonos de su historia. El ejecutivo pasó a ocupar la presidencia del comité de auditoría, entre cuyas atribuciones se encuentra supervisar los controles internos de la compañía y los sistemas de control de riesgo, velar por el rigor de la información financiera de la empresa, así como por todo lo referido a la relación con los auditores externos. Por entonces, José Manuel Serra ya estaba imputado por el ‘caso Bankia’.

En cualquier caso, la labor de Serra al frente del Canal de Isabel II tendrá carácter interino, toda vez que los órganos de gobierno de la compañía se verán a buen seguro modificados una vez que se constituya el nuevo Gobierno de la Comunidad de Madrid, cuya sesión de investidura está prevista para la semana próxima.

Además, la operación de emisión de bonos envolvió en polémica a la compañía debido a las reticencias que generó en la oposición la llegada del Canal de Isabel II a los mercados de valores. La maniobra avivó los rumores sobre una futura privatización de la empresa, que ya se intentó sin éxito al inicio de la legislatura que finalizó con las elecciones del pasado 24 de mayo.

El propio Salvador Victoria negó en la Asamblea de Madrid que la emisión de bonos fuera un paso previo a la privatización de la compañía y explicó que la operación permitiría reducir el peso de la deuda del grupo con entidades financieras.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba