Empresas

Cafranga, amiga personal de Botella y Aguirre, se perfila como la futura presidenta de la Fundación Caja Madrid

Varios imputados por el juez Andreu también serán patronos. Fabra logra el anhelo de Camps: fusionará las fundaciones de Bancaja y la CAM.

Carmen Cafranga
Carmen Cafranga

La historia tiende a repetirse en Caja Madrid. Ni siquiera el mayor rescate financiero de la historia de España o la causa abierta en la Audiencia Nacional contra Rodrigo Rato y su antiguo equipo impiden iniciar una nueva era en la caja madrileña. Varios ex consejeros de Bankia o de su matriz BFA han sido propuestos para integrar el patronado de la nueva Fundación Caja Madrid, el organismo al que quedará reducida la antigua caja de ahorros, con el cambio normativo. Entre ellos figura Carmen Cafranga, ex consejera de Caja Madrid y antigua socia de la mujer de Ignacio González, presidente de la Comunidad madrileña, que se perfila como presidenta de la Fundación, según ha podido saber Vozpópuli.

Cafranga, antigua consejera de Caja Madrid, no se ha visto implicada por las investigaciones del juez Fernando Andreu porque no ocupó ningún cargo ni en BFA ni en Bankia. Su nombre integra la lista de los siete patronos con los que echará andar la Fundación Caja Madrid. En los próximos meses, el Patronato alcanzará la cifra de 15 miembros. El Patronato se creará la próxima semana después de que motivos de agenda haya impedido su creación el pasado lunes.

Durante su etapa como consejera de la entidad financiera madrileña compartió con la esposa de Ignacio González la dirección de “Subastas Segre”; una rentable firma de arte de la que ambas son accionistas y en la que ocupan los cargos de presidenta y secretaria general respectivamente. La empresa obtuvo en 2007 unos beneficios de más de medio millón de euros. Amiga personal de Ana Botella y Esperanza Aguirre, con quien suele jugar al golf, Cafranga posee además varias empresas y una fundación que han recibido en los últimos tres años contratos y subvenciones de la Comunidad de Madrid que ascienden a 340.000 euros.

Cafranga, amiga personal de Botella y Aguirre, será uno de los primeros siete patronos de la Fundación de la caja madrileña

Cafranga llega al patronato como representante del mundo empresarial madrileño. Arturo Fernández, presidente de la patronal madrileña y vicepresidente de la CEOE, imputado por el juez Andreu, ha declinado la invitación de Pablo Abejas, responsable de la comisión gestora que dirige la caja madrileña desde la dimisión del antiguo consejo de administración, presidido por Rato, el pasado mes de diciembre.

Abejas también formará parte del futuro patronato al que también ha sido invitado José Antonio Moral Santin. El representante de Izquierda Unida en el consejo de Caja Madrid y Bankia también ha declarado ante el juez Andreu por el caso Bankia. Moral Santin será uno de los tres patronos provenientes del mundo académico. Otro será Pedro González Trevijano, el actual rector de la Universidad Rey Juan Carlos. El cupo académico lo completará otro recto de una universidad privada.

Albert Boadella formará parte también del patronato que, en el futuro se ampliará a los 15 miembros. De momento, los socialistas madrileños, UGT y Comisiones Obreras han puesto reparos a su participación,que aún debe ser decidida.

Fabra fusionará las fundaciones de Bancaja y la CAM ante la necesidad de fondos de la ex socia de Caja Madrid para mantener su obra social y cultural

Los futuros patronos no percibirán ningún tipo de retribución ni en forma de dietas de asistencia a las reuniones ni en otro concepto. La Fundación Caja Madrid se encargará de la búsqueda de fondos para mantener la obra social y cultural de la antigua caja de ahorros. Además, también controlará el Monte de Piedad de la caja madrileña.

La conversión en fundaciones de las antiguas cajas ha escenificado la ruptura de Caja Madrid y Bancaja, socios en Bankia. La fundación de la antigua caja valenciana se fusionará con la fundación de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). Se cumple así con Alberto Fabra el antiguo anhelo del ex presidente de la Generalitat Francisco Camps.

La unión de las dos fundaciones mediterráneas está obligada por la necesidad de liquidez de Bancaja para mantener su obra social y cultural. Al igual que en el caso madrileño, los rectores de la futura fundación serán políticos valencianos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba