Empresas

Carmen Cafranga, la filántropa a la que Aguirre, Florentino o los Aznar rinden pleitesía

La que hasta este jueves ha sido presidenta de la Fundación Caja Madrid es un personaje tradicional de la alta sociedad de Madrid que, según los que la conocen, no tenía afán de lucro sino la intención de usar el antiguo Monte de Piedad para su cometido original, la obra benéfica.

Carmen Cafranga, junto a Ignacio González y Lucía Figar en la Casa Encendida de Madrid
Carmen Cafranga, junto a Ignacio González y Lucía Figar en la Casa Encendida de Madrid

Carmen Cafranga ha sido presidenta de la Fundación Obra Social y Monte de Piedad de Madrid, institución sin ánimo de lucro que se escindió de la actividad bancaria con la creación de Bankia, desde que el 18 de enero de 2013 fuera nombrada líder del Patronato de la entidad. De Cafranga se ha destacado que fue socia de la mujer de Ignacio González, Lourdes Cavero, en la empresa Subastas Segre que llegó a ganar medio millón de euros en 2007. Pero lo cierto es que, cuentan personas que la conocen muy de cerca, esta mujer siempre cerca del poder próximo a la derecha del Partido Popular de Madrid (ese ala que ahora está enemistada con Mariano Rajoy) ha hecho mucho más a lo largo de su vida.

Nacida en una familia rica de la capital, Cafranga decidió orientar sus esfuerzos en la creación de la fundación Carmen Pardo-Valcarce, centrada especialmente en los niños con síndrome de Down. "Ella tiene un poder demoledor y es muy amiga de Esperanza Aguirre, del matrimonio Aznar, de Ignacio González, de Florentino Pérez... cuando ella monta eventos, un cumpleaños o lo que sea, los reúne a todos, a toda ese área del PP, en una finca pegada a la valla de El Pardo que se llama La Muñoza. Allí todos le rinden pleitesía", dice una persona que conoce muy bien a la protagonista.

Conoce de muchos años a toda esta rama de los populares pero con una diferencia: "Ella siempre ha tenido bastante dinero y los conoce a todos de cuando ellos no tenían dinero", asegura esta fuente, que pinta a una Cafranga no especialmente interesada en lucrarse: "Ella no hace negocios y se dedica a la fundación en cuerpo y alma. Es verdad que con ese poder de convocatoria alrededor de ella se hacen muchas cosas, pero no ella directamente. Es austera, conduce ella, no tiene coche bueno, no le hace falta ni le interesa. No es del Opus ni una beata, es una mujer muy directa y clara, sin nada que esconder".

Y rompen una lanza por su buena fe en el escándalo de las tarjetas de crédito de la Fundación Caja Madrid: "A lo mejor le dijeron que le correspondía en asignación. A ella no le pega nada hacerse presidenta para ganar dinero, no como los amigos de Miguel Blesa, no como Javier López Madrid". En su comunicado enviado este jueves, Cafranga indica su "firme convicción" de haber actuado "siempre" con "plena legalidad", y, en todo caso, ha indicado que "si a la luz de la clarificación jurídica de los hechos hubiere lugar a ello", tiene el "firme compromiso de hacer voluntariamente las reparaciones a las que hubiere lugar".

La madrina de todos, pero impecable

Por tanto, la figura es la de una buena maestra de ceremonias, amiga de todo el grupo del Partido Popular próximo a Aznar y Aguirre y, por contraposición, enfrentado a Mariano Rajoy. Este grupo, aseguran, "no está muy contento con el presidente, porque no les hace caso. El punto de inflexión fue cuando se conoció que la Gürtel había pagado parte de la boda de la hija de Aznar". A partir de ese momento todo se desmadró: Aznar acudió a Antena 3 para reconocer públicamente su mala relación con Rajoy. Este grupo, asegura esta fuente, echa en cara al gallego no tener "controlada a la UDEF".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba