Empresas

Caixabank mete presión a los competidores: decide eliminar las cláusulas suelo de 200.000 hipotecas

Al cierre del tercer trimestre, el banco presidido por Isidro Fainé ha suprimido estas cláusulas de 200.000 hipotecas, lo que supone el 94% de la cartera afectada por suelos. Esta eliminación tiene un impacto de 220 millones anuales.

El presidente de CaixaBank, Isidro Fainé
El presidente de CaixaBank, Isidro Fainé EFE

Caixabank y Bankia han decidido anticiparse a los tribunales. A la espera de la sentencia del Tribunal Supremo, que anulará con total seguridad las cláusulas suelo de los créditos hipotecarios. La entidad presidida por Fainé ha decidido eliminar esta comisión de la cartera hipotecaria afectada, un paso que ha seguido también Bankia. Al cierre del tercer trimestre, Caixabank ha suprimido estas cláusulas de 200.000 hipotecas, lo que supone el 94% de la cartera afectada por suelos. Esta eliminación tiene un impacto de 220 millones anuales, según ha concretado Gonzalo Gortázar, consejero delegado de la entidad, durante la presentación de resultados del tercer trimestre. En el caso de Bankia la decisión afectará a 30.000 hipotecas y no tiene un gran coste para la entidad, que calcula que solo supondrá una pérdida de 40 millones de euros.

El 80% de este impacto ya ha sido absorbido en las cuentas cerradas a 30 de septiembre. En cuanto a la retroactividad, Gortázar ha explicado que se está a la espera de la sentencia para comenzar a estudiar qué política se aplicará.

CaixaBank ha alcanzado en los nueve primeros meses de este año un beneficio neto de 996 millones de euros, un 57,3% más que en el mismo período de 2014

"El origen de estos suelos proviene de Banca Cívica (Cajasol y Caja Canarias), además de Caixa Girona. En 2013 y 2014 hemos tenido enfoque en visionar caso por caso para revisar todos los casos, donde había defectos de transparencia se corregía, quitándola. Durante 2015, a raíz de la reforma del código de buenas prácticas, se ampliaron los supuestos de personas afectadas. Desde ese momento empezamos la supresión. Las cláusulas suelo han sido una fuente de fricción comercial en el pasado. Eso nos llevó a eliminarlas no sólo de las afectadas por el código de buenas prácticas sino también de colectivos con menores ingresos", explicó Gortázar.

Gana un 57,3% más que en 2014

Asimismo, el banco presidido por Isidro Fainé ha alcanzado en los nueve primeros meses de este año un beneficio neto de 996 millones de euros, un 57,3% más que en el mismo período de 2014, gracias al impulso de los ingresos bancarios y a la reducción de las dotaciones para insolvencias.

La entidad mejora todos sus márgenes en este período y reduce nuevamente la ratio de morosidad, que se sitúa en el 8,7%, después de disminuir los saldos dudosos en 3.191 millones, de los que 964 millones corresponden al tercer trimestre. En el ejercicio destaca también la reducción del nivel de dotaciones para insolvencias, que cae un 17,3 % interanual, hasta 1.375 millones de euros, según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En un comunicado, CaixaBank explica que la intensa actividad comercial, que permite una elevada capacidad de generar ingresos, se ha visto reforzada este año por la incorporación de Barclays Bank SAU, que ha impulsado el crecimiento del margen de intereses, los ingresos por comisiones (11%), los créditos sobre clientes (6%) y los recursos de clientes (6,5%).

En concreto, el margen de intereses aumenta un 7,6%, hasta los 3.308 millones de euros, mientras que el bruto lo hace un 15,1% y se sitúa en 6.316 millones. Por su parte, el margen de explotación, sólo aumenta un 1,8%, hasta 2.707 millones, debido principalmente a los gastos extraordinarios derivados de la incorporación del negocio minorista de Barclays en España.

Esta buena evolución permite que los ingresos básicos del negocio bancario netos de costes alcancen los 1.766 millones de euros, casi un 9% más, según señala el banco. Las comisiones se sitúan en 1.524 millones, un 11% más, por el aumento de la comercialización de los productos fuera de balance y la incorporación de Barclays Bank.

Los gastos recurrentes crecen un 8,5%, hasta los 3.066 millones, también impulsados por la integración de esta entidad. Esta cifra incluye el registro de 259 millones de costes extraordinarios asociados a la integración Barclays España y de otros 284 millones del acuerdo laboral alcanzado con la plantilla en el segundo trimestre.

Al cierre del tercer trimestre, los recursos de clientes de CaixaBank ascienden a 289.460 millones (el 6,5% más) y los créditos sobre clientes brutos suman 209.055 millones (con un aumento del 6 %). La entidad destaca, en este sentido, que la nueva producción de crédito sigue creciendo en todos los ámbitos: el hipotecario lo hace un 64%, el de consumo un 48% y el de empresas un 49%.

De acuerdo con los datos facilitados por Caixabank, las pérdidas por deterioro de activos financieros y otros ascienden hasta septiembre a 1.762 millones, lo que supone un 2,1% menos que en el mismo período de 2014. BuildingCenter, la filial inmobiliaria de CaixaBank, ha comercializado -en ventas y alquileres- en los últimos doce meses 19.484 inmuebles por un importe de 2.210 millones de euros.

De esta manera, la cartera neta de inmuebles adjudicados que CaixaBank tiene disponibles para la venta asciende a 7.070 millones de euros y empieza a estabilizarse (7.009 millones a 30 de junio de 2015), con una cobertura del 57,1%.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba