Empresas

La compra de Caixa Penedés le costará al Sabadell alrededor de 650 millones

La entidad catalana sólo tendrá que desembolsar por la factura de la reestructuración de plantilla y red, en el entorno de los 100 millones. El resto se compensa con el exceso de capital obtenido en el ejercicio de Oliver Wyman.  

Imagen de una sucursal de Caixa Penedés.
Imagen de una sucursal de Caixa Penedés.

La compra de Caixa Penedés por parte el Sabadell, que se concretó en la noche de ayer, abre la veda de este tipo de operaciones entre la banca sana y las entidades en apuros para que éstas reduzcan sus necesidades de capital y eviten ser nacionalizadas. La adquisición no comportará ningún tipo de precio o prima para la entidad catalana pero sí tendrá un coste para el Sabadell en el entorno de los 650 millones de euros. De ellos, un total de 550 millones corresponden al consumo de capital que le supondrá al banco catalán la adquisición de la red de BMN en Cataluña y Aragón. El resto, en el entorno de los 100 millones, supone el coste que tendrá para el comprador la reestructuración de la plantilla y sucursales que transfiera BMN.

Sabadell adquiere un negocio con 11.000 millones en activos y tendrá que cubrir con capital el 9% de los Activos Ponderados por Riesgo (APRs) de Caixa Penedés, alrededor de 550 millones. La entidad catalana no tendrá que realizar ningún desembolso para paliar estas necesidades de capital merced a su exceso de 915 millones en el escenario adverso del ejercicio realizado por Oliver Wyman a la banca española.

Fruto de la operación que aprobó ayer el consejo de BMN, la entidad catalana adquiere una red con 461 oficinas (442 en Catalunya y 19 en Aragón) y 2.000 empleados. La plantilla se verá aligerada en el entorno de los 400 trabajadores, entre salidas negociadas y bajas traumáticas, que tendrá un coste en el entorno de los 100 millones. Esta operación supondrá para el Sabadell asimismo incrementar en unos 22.000 millones de euros de volumen de negocio y en unas 900.000 altas su base de clientes.

Sabadell incrementa en 22.000 millones su volumen de negocio y suma 900.000 nuevos clientes con la adquisición de esta parte de BMN

De forma previa al proceso, BMN tiene que llevar a cabo la transferencia de los activos susceptibles de ser aportados a la Sociedad estatal de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB). Efectuada esta transferencia, se determinará el perímetro final de la operación y su valoración definitiva, para lo cual se ha creado una Comisión Paritaria de seguimiento. El Sabadell recibirá una red limpia de crédito promotor y activos adjudicados.

Con esta operación, BMN puede reducir sustancialmente los 2.208 millones que necesita de capital ya que al desprenderse del negocio que traspasará al Sabadell se reducen sus riesgos y, por tanto, sus requerimientos de solvencia. Además, con la reducción de su red también disminuirán las exigencias de reestructuración por parte de Bruselas y los costes que ello le hubiera supuesto. Con todo el conjunto de medidas, la entidad presidida por Carlos Egea prevé reducir sus necesidades de capital en el entorno de los 400 millones.

El Sabadell también estudia la compra de Caja Badajoz, una de las tres entidades que integran Caja 3, como adelantó este lunes Vozpópuli. De hecho, ya se han producido algunos contactos entre Josep Guardiola, consejero delegado de la entidad catalana, y los directivos del SIP liderado por Caja Inmaculada. El banco cotizado prepara la misma estructura de operación que la que está a punto de cerrar con BMN.

La compra de Caixa Penedés reafirma la posición del Sabadell en el mercado catalán y complica su presencia en la puja final por Catalunya Caixa, cuya subasta se iniciará en las próximas semanas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba