Empresas

La CNMC obligará a Telefónica a crear una oferta mayorista por su posición de dominio en el mercado empresarial

Telefónica tendrá que abrir su red para que Vodafone y Orange puedan 'robarle' clientes empesariales, por tener una clara posición de dominio. Sin embargo, en grandes ciudades como Madrid y Barcelona no tendrá que dar acceso a su red de fibra óptica.

Una de las sedes de Telefónica en la madrileña calle Gran Vía
Una de las sedes de Telefónica en la madrileña calle Gran Vía Europa Press

Telefónica tendrá que abrir su red para que Vodafone y Orange puedan 'robarle' clientes empresariales dado el excesivo poder que el operador dominante tiene en este segmento tan atractivo. En los próximos meses la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) detallará el alcance de esta medida, que persigue una mayor competencia en mercado excesivamente controlado por Telefónica, según sus análisis.

Asimismo, el regulador exime a Telefónica de compartir fibra óptica con sus competidores en nueve grandes ciudades: Madrid, Barcelona, Alcalá de Henares, Badalona, Coslada, Málaga, Móstoles, Sevilla y Valencia. Todas ellas suman el 16% de toda la población española.

Todos estos nuevos análisis del regulador se hacen tomando en consideración el proceso de concentración que vive el mercado, que va a pasar de cinco grandes operadores a tres por la compra de Ono por Vodafone y de Jazztel por Orange. Por ello, existe un alto riesgo de vuelta al oligopolio en las telecos, y tanto Bruselas como la CNMC quieren asegurar que la competencia se mantenga bajo control.

Sin embargo, la competencia ahora sí que funciona. Hasta tal punto que la CNMC ha detectado que en esas 9 grandes ciudades hay suficientes niveles de competencia, por el despliegue de redes fijas por parte de varias compañías, por lo que Telefónica no tendría por qué dar acceso a la suya.

La CNMC cree que en 9 grandes ciudades hay varias redes en despliegue y competencia, por lo que Telefónica no tendrá que compartir la suya

En estas ciudades hay un mínimo de tres despliegues simultáneos de redes de nueva generación (al menos dos redes de fibra óptica y una red de cable), afirma la CNMC.

Sin embargo, en el resto de ciudades y núcleos de población no se da esta competencia, por lo que el regulador considera que Telefónica tendrá que seguir abriendo su red a terceros.

La CNMC ha constatado en sus análisis previos a la consulta pública lanzada hoy y que se trabajará junto a los operadores y a Bruselas durante los próximos 7 meses, que hay competencia efectiva en redes y precios, con caídas significativas del poder de mercado del incumbente (Telefónica), de 11 puntos en el segmento de banda ancha desde 2008, pasando del 57% al 46% actual.

CNMC y Comisión Europea vigilarán muy de cerca la evolución del mercado, que va a pasar de cinco grandes operadores a sólo tres tras las compras de ONO y Jazztel

El avance de operadores como Jazztel u ONO, los más agresivos, y también de Vodafone, Orange y Yoigo, en menos medida, se ha producido gracias a este entorno de competencia y liberalización. 

Esto ha provocado que los precios de los servicios de banda ancha hayan caído un 30% desde 2008, lo que ha beneficiado en gran medida a los consumidores finales.

Ahora, tanto la CNMC como Bruselas vigilarán muy de cerca que la concentración del mercado de cinco a tres operadores tras la compra de ONO por Vodafone y la de Jazztel por Orange (aún en proceso de análisis por los reguladores) no derive en una situación de vuelta al oligopolio, lo que afectaría claramente a las bajadas de los precios finales de los servicios.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba