Empresas

La CNMC improvisa fórmulas para que la energía salga hasta 36 veces más barata que en la última subasta Cesur

Con una única revisión de precios anuales, el incremento del coste de la energía se quedaría en apenas el 0,7%, frente al 25,6% que arrojó la cuestionada puja de la semana pasada. No obstante, el propio regulador desaconseja esta metodología "al suponer una distorsión para la competencia en el mercado minorista".

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha puesto en bandeja al Gobierno fórmulas para atenuar el 'tarifazo' eléctrico, que no será del 11% sino de ‘sólo’ entre el 2% y el 3,5%, en función del incremento de peajes que determine el Gobierno, tras proponer el superregulador que la parte del recibo asociada a la energía (que supone cerca de la mitad del recibo) se encarezca entre el 1,4% y el 2,9%.

En menos de una semana, el nuevo guardián de los mercados, supuestamente independiente del Ejecutivo, ha remitido al Ministerio de Industria la Propuesta para el establecimiento de un procedimiento que permita la determinación del precio de la electricidadque le solicitó la Secretaría de Estado de Energía el pasado día 20, tras la anulación de la polémica subasta de comercializadores de último recurso (Cesur) del jueves 19, que debía fijar la tarifa doméstica (conocida como TUR) del próximo trimestre.

Entre las fórmulas que propone la CNMC hay una que el propio organismo descarta, pero que ahí queda, y que consiste en una única actualización anual del precio de la energía, en lugar de la trimestral vigente hasta ahora, que se basaría en la cotización de los futuros para el año que viene en el mercado a plazo (Omip) y que daría lugar a un “incremento del coste estimado de la energía con carácter anual en torno a un 0,7%”. Un aumento 36 veces inferior al incremento de la energía del 25,6% que arrojó la subasta Cesur que ha anulado el Gobierno.

No obstante, la propia CNMC “valora negativamente la consideración de un único precio como referencia para 2014, al suponer una distorsión para la competencia en el mercado minorista”.

Por ello, el superregulador se inclina por utilizar las cotizaciones medias en Omip, bien del trimestre anterior, bien de los seis meses previos a la fijación de la TUR. Con esta nueva fórmula, el incremento de la energía sería de un 7,26% (si se toma el último trimestre), lo que redundaría en un incremento de la TUR del 2,9%, o del 3,47% (considerando el semestre), con un incremento de la TUR del 1,4%.

La CNMC recomienda este sistema, basado en una simple media aritmética de las cotizaciones (sin tener en cuenta los volúmenes de negociación) pese a que reconoce que el mercado Omip tiene un peso marginal, dado que, del volumen negociado en el mercado a plazo este año, el 89% ha correspondido al mercado de derivados no organizado (OTC), sobre el que, reconoce, el organismo “dispone de información muy limitada sobre las transacciones reguladas”.

Expertos del sector consideran que la propuesta improvisada por la CNMC tiene trampa porque sugiere que, si con el nuevo sistema las eléctricas perdieran dinero, lo recuperen vía peajes, con lo que se generaría nuevo déficit de tarifa y el gran problema del sector, que ya alcanza cotas multimillonarias (cerca de 30.000 millones de euros), seguiría engordando.

Además, la consecuencia de la puesta en marcha de esta metodología, un traje a medida de lo que le pedía el Gobierno, puede ser, si pasa la criba de los tribunales, la extinción de las pequeñas comercializadoras, que basaban su negocio en el margen que les daba el OTC con respecto al mercado de contado. Las beneficiadas serían las CUR, esto es, las cinco grandes eléctricas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba