Empresas

La CNMC sanciona con 4 millones a tres proveedores de Renfe por organizar un cártel

Según el regulador, las empresas sancionadas organizaron un cártel para fijar precios y repartir el mercado de rodamientos industriales a través de reuniones y llamadas telefónicas de directivos de NSK, SKF y Schaeffler, con motivo de cada licitación.

La demanda de rodamientos prácticamente la acaparaba Renfe.
La demanda de rodamientos prácticamente la acaparaba Renfe. Wikimedia

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto una sanción de 4 millones de euros a tres empresas dedicadas a suministrar rodamientos industriales de vehículos ferroviarios a Renfe por haber constituido un cártel, el mismo motivo por el que esta misma semana fueron multadas grandes y medianas empresas de gestión de residuos y saneamiento urbano. En su resolución, el regulador considera probada la existencia de un cártel consistente en la fijación de precios y en el reparto del mercado de rodamientos industriales para vehículos ferroviarios desde la licitación convocada en 2004 hasta 2011, con efectos hasta 2015.

Las empresas a las que se sanciona son SKF Española, que deberá pagar una multa de 2,86 millones de euros; Schaeffler Iberia SL, de 1,07 millones de euros, y NSK Spain, de 123.815 euros. Esta última empresa, incluida su filial NSK Spain, queda excluida de la multa por colaborar con la investigación, conforme al Programa de Clemencia de la CNMC.

Los directivos de las empresas contactaban, bien directamente en reuniones o por teléfono, para acordar las ofertas que se presentarían, fijar los precios y repartirse las licitaciones

El regulador explica que la demanda de rodamientos para vehículos ferroviarios ha estado prácticamente compuesta en exclusiva por Renfe, dada las características del sector. En este contexto, las empresas sancionadas organizaron un cártel a través de reuniones y llamadas telefónicas de directivos de NSK, SKF y Schaeffler, que se realizaron con motivo de cada licitación. Los directivos de las empresas contactaban, bien directamente en reuniones o telefónicamente, para acordar las ofertas que se presentarían, fijar los precios y repartirse las licitaciones.

Al mismo tiempo, mantuvieron la asignación del abastecimiento de matrículas, que es como se conoce a cada tipo de rodamiento específico, que históricamente habían sido suministradas a Renfe por cada una de dichas empresas. La adquisición de material rodante constituye uno de los principales costes de las empresas ferroviarias, cuyo importe puede ser particularmente elevado para los nuevos entrantes, que deben afrontarlo antes de operar en el mercado, señala la CNMC.

Entre los hechos probados figura lo ocurrido en la licitación de 2014, en la que las empresas acordaron una subida de precios y se repartieron las cuotas. En la licitación de 2007, cuyo valor estimado ascendía a 15 millones de euros, mantuvieron contactos telefónicos y acordaron incrementar sus precios a Renfe-Operadora entre un 14% y un 16%.

El encarecimiento de las licitaciones ha sido considerado como un "plus de gravedad de la infracción", dado el daño ocasionado a la Administración y a los ciudadanos

En la licitación de 2011, cuyo valor estimado ascendía a 11 millones  de euros, mantuvieron de nuevo contactos y acordaron un aumento de precios entre un 25 y un 30%. En esta última licitación el resultado de la licitación no les resultó tan exitoso, pues una cuarta empresa ajena al cártel presentó ofertas con una rebaja en sus precios del 17%.

Estas actuaciones se consideran "infracción única y continuada" de la legislación sobre competencia, y se realizan en un sector en el que las empresas sancionadas tienen más del 80% del mercado. El encarecimiento de las licitaciones ha sido considerado como un "plus de gravedad de la infracción", dado el daño ocasionado a la Administración y a los ciudadanos. La sanción impuesta equivale al 15% de la facturación de estas empresas en el mercado afectado en el año previo al de la imposición de la sanción.

NSK ha quedado exenta de la sanción por haber sido la primera empresa en aportar elementos de prueba en la solicitud de clemencia presentada. Su colaboración ha permitido ordenar el desarrollo de una inspección en relación con el cártel descrito.

La CNMC abre ahora un proceso para quer las personas o personas afectadas presenten reclamaciones de daños y perjuicios, y recuerda que su programa de clemencia permite obtener ventajas a las empresas que ofrezcan información sobre prácticas irregulares.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba