Empresas

El Gobierno 'quita' a la CNMC las competencias sobre el juego para controlar Eurovegas

Hay competencias que iban a pertenecer al superregulador pero que, por su sensibilidad, el Gobierno ha querido retener bajo su control. Es el caso del negocio del juego, que estará controlado por Hacienda, para que el Ejecutivo maneje a su gusto una legislación favorable a Eurovegas.

El Gobierno 'quita' a la CNMC las competencias sobre el juego para controlar Eurovegas
El Gobierno 'quita' a la CNMC las competencias sobre el juego para controlar Eurovegas

El Gobierno ha decidido finalmente no incluir bajo el paraguas del nuevo superregulador central al sector del juego, un negocio que a partir de ahora estará controlado desde Moncloa y, por extensión, desde el Ministerio de Hacienda.

Inicialmente, el Ejecutivo estudió atribuir a la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) las competencias sobre el sector del juego, siguiendo la estela de la Ley de Economía Sostenible de Zapatero. Esta última incluía la propuesta para la creación de la Comisión Nacional del Juego, así como de otros dos reguladores independientes, uno para las actividades aeroportuarias y otro para las audiovisuales.

Pues bien, el Gobierno de Mariano Rajoy ha decidido finalmente no crear estos tres supervisores para ahorrar y ha incluido en la nueva CNMC las funciones de los dos últimos. Sin embargo, ¿qué ha ocurrido con el juego? ¿Por qué no ha pasado a estar controlado y supervisado por la CNMC como sí ha ocurrido con las otras dos actividades?

Los expertos consultados lo tienen claro. El Ejecutivo quiere controlar directamente todo lo concerniente al sector del juego de cara a la instalación en Madrid del macrocomplejo Eurovegas y, en menor medida, de Barcelona World, que se ubicará en las inmediaciones de Port Aventura (Tarragona).

El sector aeroportuario y el sector audiovisual sí que se han colocado bajo el paraguas de la CNMC, mientras que el del juego a última hora se quedará bajo el control de Hacienda

Para que Eurovegas salga adelante, el magnate Sheldon Adelson ha puesto sobre la mesa una serie de exigencias que han de cumplir las administraciones central, autonómica y local. La más polémica es el cambio de la Ley Antitabaco para que se pueda fumar en los casinos y salones de juego, pero también está por definir qué prebendas fiscales tendrá la empresa explotadora, cómo podrá aprovecharse de la reforma laboral para las contrataciones de personal y, finalmente, qué tipo de licencias recibirá como operador del juego y qué impuestos gravarán esta actividad

Y es aquí donde el Gobierno no quiere dejar resquicio alguno para que se le escape un proyecto que promete 17.000 millones de euros de inversión y la creación de miles de empleos. Por eso no será la CNMC la que supervise el sector del juego, será el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Su ministro CristóbalMontoro será el encargado de conceder a Adelson las licencias para operar y fijará qué impuestos tendrá que pagar a Alcorcón, a la Comunidad de Madrid y al Estado central.

No sólo hay que cambiar la Ley Antitabaco, también hay que conceder las licencias de operación y suavizar al máximo los impuestos que pagará Eurovegas, algo que dependerá de Montoro

Según las fuentes solventes consultadas, Hacienda tendrá que revisar la Ley del Juego aprobada en 2011, que ahora estará bajo su paraguas, por las posibles modificaciones que necesite a raíz de las peticiones de Eurovegas. Esa Ley, además, establecía nuevas competencias autonómicas en el cobro de impuestos al sector del juego.

En el caso de Madrid, el presidente de la Comunidad, Ignacio González, lo tiene muy claro y hace unos días se congratuló de que en el plazo de "mes y medio" podrían quedar resueltas las "reformas legales pendientes" que el Gobierno tiene que ejecutar para que Las Vegas Sands presente el proyecto Eurovegas e inicie las obras del complejo.

Adelson, por su parte, en su reciente visita a Madrid, dijo que el proyecto "sigue adelante" pero avisó de que "tiene que haber (...) una cooperación (entre los sectores) público y privado, en la que el Gobierno proporciona los incentivos y la infraestructura y nosotros el desarrollo".

El multimillonario estadounidense ya cuenta con el "sí" del Gobierno español al cambio de la Ley Antitabaco y también con que Eurovegas disfrutará de unas condiciones impositivas muy favorables, señalan las fuentes solventes. Son estas últimas las que dependen de Montoro y no de la CNMC.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba