Empresas

El futuro presidente de la CNMC deberá decidir si multa a Cepsa, su antigua empresa

El Gobierno ‘olvida’ la dilatada etapa, más de 20 años, de Marín Quemada, futuro presidente del superregulador, en la segunda petrolera española, a la que la CNC abrió hace un mes dos expedientes sancionadores por supuestos pactos de precios.

José María Marín Quemada.
José María Marín Quemada. flickr/uned

José María Marín Quemada, elegido por el Gobierno este viernes para presidir la futura Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el denominado superregulador, va a tener que dirimir sobre dos expedientes sancionadores abiertos hace apenas un mes por la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) a Cepsa, la empresa de la que el catedrático fue directivo durante más de 20 años.

Marín, como destacó la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, es catedrático de Economía Aplicada y Política Económica por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y desde marzo de 2005 era consejero del Banco de España.

Pero además de eso, y este dato lo obvió la vicepresidenta al destacar la "solvencia técnica y profesional" de los futuros consejeros, Marín fue durante cerca de 25 años alto directivo de Cepsa, una trayectoria que tampoco menciona la referencia del Consejo de Ministros.

En concreto, hasta su salida de la segunda petrolera española, Marín fue su director de Relaciones Institucionales. Su siguiente destino (en 2005) fue el de consejero del Banco de España, organismo para el que el PP intentó, sin éxito, designarle subgobernador.

Cepsa fue incluida por la CNC hace un mes en dos expedientes sancionadores incoados al sector de distribución de carburantes en España por posibles pactos de precios. Esos expedientes deberán ser resueltos la CNMC (que deberá decidir si impone sanciones o archiva el proceso) cuando, a partir de octubre, asuma las funciones de la CNC y las del resto de reguladores sectoriales.

El paso de Marín por Cepsa tampoco aparece en el extenso currículum que tiene colgado en la web de la UNED, que se limita a reseñar que entre los años 1972 y 2004 ocupó “distintos puestos de responsabilidad en la empresa privada”.

El futuro presidente de la CNMC, que esta semana deberá comparecer en el Congreso para que la mayoría del PP ratifique su nombramiento, tiene un marcado perfil académico. Ha escrito más de 200 publicaciones entre monografías y artículos científicos y de divulgación, ha participado en más de 50 congresos científicos y reuniones internacionales y ha impartido, desde el año 2000, más de 50 conferencias.

Sus publicaciones tratan sobre economía internacional, economía española, el mercado internacional de petróleo, la energía en España, en la UE y en el Mediterráneo, la seguridad energética, la política energética europea, el sistema financiero internacional y las crisis económicas, entre otras.

El catedrático está vinculado al lobby energético Enerclub, que hace unos meses reclamó “independencia” al futuro regulador, “objetividad y transparencia en la elección de sus miembros" y "competencia probada de ellos, reforzando los principios de mérito y capacidad en su selección”.

Marín fue compañero de clase en la universidad del actual ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y formó parte del tribunal que juzgó hace diez años la tesis doctoral del entonces vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato. El a la postre director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y presidente de Bankia obtuvo la máxima calificación.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba