Empresas

El ‘superregulador’ no encuentra ni una oferta razonable para el suministro de gas a sus sedes

La CNMC sacó a concurso en junio pasado el contrato de gas en el mercado libre para sus dos edificios en Madrid, pero ha tenido que declararlo desierto al estar las propuestas de Naturgas, Endesa y Gas Natural por encima del precio que había previsto el organismo.

Sede de la CNMC en la calle Barquillo de Madrid.
Sede de la CNMC en la calle Barquillo de Madrid.

Lograr ofertas atractivas en el mercado liberalizado de gas natural puede ser una tarea complicada. Y si no, que se lo pregunten a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que no ha encontrado quien le suministre este producto a los precios que considera razonables.

La CNMC, el 'superregulador' que vela por la libre competencia y el buen funcionamiento de los mercados en España, ha declarado desierto, por falta de ofertas ajustadas a su presupuesto, el concurso para el suministro de gas natural a sus sedes en Madrid que convocó en junio pasado. 

El organismo había calculado el precio “a partir del coste de la oferta de suministro de gas de mayor precio publicada a través del comparador de ofertas de energía de la CNMC para los consumos anuales estimados de cada punto de suministro”, según el pliego de condiciones.

Sin embargo, la mesa de contratación del concurso, presidida por Milagros Mendoza, subdirectora de Recursos Humanos y Gestión Económica y Patrimonial de la CNMC, decidió el pasado 28 de julio “por unanimidad” declarar desierto el proceso dado que las tres ofertas admitidas a licitación, de Naturgas Energía (perteneciente a la portuguesa EdP), Endesa y Gas Natural, “han superado el importe de licitación”, según el acuerdo de desestimiento firmado por José María Marín Quemada, presidente del organismo. 

El formaba parte de un concurso más amplio para el suministro conjunto de energía (gas y electricidad) para las tres sedes del organismo.

El contrato de mayor cuantía, el de electricidad, todavía no se ha resuelto.

El correspondiente al gas era el lote más pequeño, con un importe máximo de licitación de 45.375 euros (incluyendo el IVA del 21%), correspondiente al contrato de gas para las dos sedes del organismo en Madrid: las de las calles de Alcalá, 47 y Barquillo, 5, que albergaban, respectivamente, las extintas Comisión Nacional de la Energía (CNE) y Comisión Nacional de la Competencia (CNC), integradas desde octubre pasado en el organismo.

En concreto, el lote estaba formado por dos puntos de suministro a presión menor o igual a 4 bares, tarifa de acceso 3.4 y un consumo anual aproximado de 336.000 kWh (para el edificio de la calle Barquillo) y 329.000 kWh (Alcalá).

El contrato, por un plazo de un año y sin posibilidad de prórroga, estaba adscrito por su dimensión al mercado libre y no a la tarifa de último recurso (TUR) que fija el Ministerio de Industria para la mayoría de hogares.

El contrato más importante por su cuantía (369.050 euros, IVA incluido), el de suministro de electricidad para las tres sedes de la CNMC (incluida la de Barcelona), también en el mercado libre, todavía no se ha resuelto.

Entretanto, y mientras aprovecha los calores estivales, el organismo tendrá que decidir próximamente si prorroga los contratos de gas que tiene actualmente, que fueron suscritos por los antiguos reguladores, o convoca un nuevo procedimiento de adjudicación, presumiblemente, a un precio más atractivo para las empresas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba