Empresas

La CNMC pide de nuevo a Bruselas que la unión Orange-Jazztel se investigue en España

Su presidente, Marín Quemada, envía una segunda carta a la Comisión para pedirle traslado del expediente de la operación, por el impacto que tendrá en España la vuelta a un oligoplio a tres operadores. La Comisión ya dijo 'no' al primer intento.

José María Marín Quemada, presidente de la CNMC.
José María Marín Quemada, presidente de la CNMC. EFE

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha enviado una carta al Director General de Competencia de la Comisión Europea, Alexander Italianer, en la que vuelve a reclamar para España la investigación, análisis y posterior aprobación de la OPA lanzada por Orange sobre el 100% de las acciones de Jazztel.

El organismo regulador ya solicitó en un primer momento quedarse con el expediente de esta operación, pero Bruselas dijo 'no' a principios de diciembre por apreciar altos riesgos de que la unión de estos dos operadores plantee problemas de competencia y pueda provocar un aumento de los precios de los servicios.

Sin embargo, la CNMC insiste y en esta segunda carta aporta argumentos adicionales para justificar la tesis de que esta compra debería analizarse en España. "Primero por pura coherencia, al haber solicitado la operación cuando estaba en Primera Fase. Ahora, la Comisión la ha pasado a Segunda Fase [la compra, de aprobarse, ser hará con condiciones] y creemos que es la CNMC la que tiene que  analizarla porque se pasará de un mercado con cinco operadores a uno de tres, tras la compra de ONO por Vodafone y la de Jazztel por Orange", señalan a Vozpópuli fuentes de la CNMC.

La CNMC insiste en supervisar la operación porque se pasará de cinco a tres grandes operadores y porque su análisis se incorporará al nuevo diseño de los mercados de telecos en España

Pero además, el organismo regulador está revisando todos los mercados de las telecomunicaciones para fijar las nuevas reglas de juego después de los niveles de liberalización y competencia alcanzados en los últimos años. "Hay una necesidad de regular los diferentes mercados y tener nosotros el expediente de compra de Jazztel nos permitirá valorar mejor la situación de mercado y cómo hemos de intervenir en él para seguir garantizando los niveles necesarios de competencia. Creemos que la CNMC podrá hacer un mejor seguimiento tanto del impacto de la operación como del nuevo diseño de la regulación del mercado", añaden estas fuentes.

En este contexto, el regulador español ha sacado a consulta pública el diseño de las nuevas reglas del mercado de banda ancha, un proceso en el que participarán la propia Comisión Europea y todos los operadores presentes en España. Es en el marco de esta consulta en el que la CNMC cree que es más adecuado que sea España la que "se quede" con el análisis de la compra.

Bruselas teme que la unión de Jazztel y Orange ponga en riesgo la tendencia a las bajadas de precios de los servicios vivida en los últimos años

Ahora, el Director General de Competencia tendrá que volver a pronunciarse ante la petición del organismo, pero su primer rechazo a la solicitud contaba con argumentos muy sólidos de por qué desde Bruselas no quiere 'soltar' este expediente.

El Ejecutivo comunitario, en su exposición de motivos, considera que “la pérdida de Jazztel como una fuerza competitiva importante podría dar lugar a incrementos de precios de estos servicios para los clientes en España”.

La Comisión se ha mostrado preocupada porque la integración de Jazztel en Orange “pueda dar lugar a una pérdida significativa de presión competitiva para los servicios de acceso a internet fijo y a ofertas múltiples de servicios fijos-móviles”, según dijo en un escrito enviado a la CNMC que fue hecho público el pasado 4 de diciembre.

La Comisión echó para atrás los compromisos previos presentados por Orange por considerarlos "insuficientes" para "disipar las serias dudas" de la compatibilidad de la operación con la normativa de la UE

"Si bien la entidad resultante de la concentración no ocupará una posición dominante, la Comisión teme que la operación propuesta" pueda dañar la situación actual de "presión competitiva" de la que disfrutan los clientes españoles, afirman desde Bruselas, que no ve con buenos ojos el oligopolio a tres bandas al que se dirige el mercado español.

Para el Departamento que dirige Italianer, los compromisos previos presentados por Orange para facilitar la aprobación de la operación "son insuficientes para disipar claramente las serias dudas en cuanto a la compatibilidad de la operación con el reglamento de concentraciones de la UE, y por tanto decidió no efectuar las pruebas correspondientes en los participantes en el mercado", señala el Ejecutivo comunitario.

La Comisión cree que una vez juntas, Orange y Jazztel tendrían muchos menos incentivos para lanzar ofertas agresivas y competitivas frente a Telefónica y a Vodafone-ONO.

Así las cosas, Italianer podría volver a decir 'no' a la CNMC, ante los excesivos riesgos contra la competencia que tiene la operación tras el primer filtro que le ha pasado la Comisión. La operación de compra de ONO por Vodafone también fue analizada y aprobada sin condiciones por Bruselas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba