Empresas

Imputan a dos inspectores del BdE por falsificación de documentos en el caso CAM

El presidente de la comisión de control de la CAM, Juan Ramón Avilés, les acusa de haber "abusado de su posición privilegiada con la finalidad de abrir un expediente disciplinario contra él para destruir su buen nombre, honor y dignidad".

Imputan a dos inspectores del BdE por falsificación de documentos en el caso CAM
Imputan a dos inspectores del BdE por falsificación de documentos en el caso CAM

El Juzgado de Instrucción número 48 de Madrid ha admitido a trámite la querella presentada por el presidente de la comisión de control de Caja Mediterráneo (CAM), Juan Ramón Avilés, contra el jefe del Grupo I de Inspección del Banco de España, Ángel Rico, y contra el director del Departamento de Inspección I de la misma institución, Pedro González.

El juzgado ha emitido un auto, con fecha del 21 de marzo, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que señala que los hechos denunciados en la querella de Avilés podrían ser constitutivos de un delito de falsificación en documentos públicos, por lo que cita a declarar en calidad de imputados a los dos jefes de inspección del Banco de España el próximo 20 de junio.

Juan Ramón Avilés presentó el pasado 14 de marzo una querella contra Ángel Rico y Pedro González como firmantes de un informe a la Comisión Ejecutiva del Banco de España de propuesta de incoación de expediente disciplinario contra la cúpula directiva de la CAM, en la que figura el querellante, como presidente de la Comisión de Control.

Se acusa a los inspectores de incluir "ciertas informaciones frontalmente contrarias a la verdad"

Este expediente disciplinario, según recoge la querella, presuntamente incluía "afirmaciones frontalmente contrarias a la verdad", relativas a la supuesta ocultación de cobro de dietas en sociedades participadas a los órganos correspondientes, así como la presunta realización de operaciones de ocultación de propiedad, "utilizando a su hermana como testaferro de una sociedad en dificultades" que refinanció con la CAM un crédito "en condiciones favorables".

Así, según la querella, "el informe-denuncia, entre otros asuntos, contiene una serie de afirmaciones y hechos relativos a Juan Ramón Avilés que son frontalmente contrarias a la verdad y que, incluidas en el informe de la Inspección del Banco de España, en el ejercicio de sus funciones de supervisión, han sido la base para incoar expediente disciplinario contra él".

En concreto, según añade, el informe señala que "utilizando las sociedades participadas de la caja, se evitó que la asamblea general conociera y aprobara determinados cobros de los miembros de administración y control".

“Falsear el informe-denuncia”

Avilés considera que "los querellados, en sus funciones de Inspección del Banco de España, tenían constancia de toda la documentación anteriormente aportada, pese a lo que no han tenido reparos en falsear el informe-denuncia con la finalidad de que la Comisión Ejecutiva incoara expediente sancionador".

Por ello, la querella atribuye a Ángel Rico y a Pedro González "manifestaciones de absoluto descaro y desprecio a la verdad" como que "se ocultaron remuneraciones a la asamblea general, lo que es evidentemente falso".

Así, considera que ambos "han abusado de su posición privilegiada con la finalidad de que se incoe expediente disciplinario" contra él para "destruir" su "buen nombre, honor y dignidad, mediante la grosera consignación de falsedades e incluso sus familiares más directos".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba