Empresas

Investigan a CAF por un supuesto cártel para repartirse contratos en Brasil

La investigación de las autoridades brasileñas afecta a 13 empresas, entre ellas, la guipuzcoana, líder en ese país, por posibles acuerdos ilícitos para amañar licitaciones de trenes y de mantenimiento y construcción de líneas ferroviarias.

Tren de cercanías suministrado por CAF en Brasil.
Tren de cercanías suministrado por CAF en Brasil.

Las autoridades brasileñas de la competencia tienen a la española Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) en su punto de mira, en el marco de una amplia investigación relacionada con un supuesto cártel para repartirse adjudicaciones de contratos de adquisición de trenes y construcción de líneas de ferrocarril en ese país.

A principios de este mes, el Conselho Administrativo de Defesa Económica (Cade), equivalente brasileño de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), anunció la apertura de la investigación tras detectar “indicios consistentes de la formación de un cártel” en "al menos" seis licitaciones en el país.

El organismo, junto con la policía federal, registró las sedes de trece empresas localizadas en las ciudades de Brasilia, Diadema, Hortolândia (donde se ubica la única fábrica de CAF en Sudamérica) y Sâo Paulo.

Entre las investigadas, tal y como adelantó Folha de Sao Paulo, están la alemana Siemens (que habría delatado al resto de empresas para buscar una exención en la posible multa) y otras multinacionales como la francesa Alstom (que también está colaborando en la investigación), la canadiense Bombardier, la japonesa Mitsui y la propia CAF.

Todas ellas están en liza para disputarse la licitación del año en Brasil: la concesión por 40 años de la operación, conservación y mantenimiento del Tren de Alta Velocidad que unirá Rio de Janeiro, Sao Paulo y Campinas, cuyo importe ronda los 15.000 millones de euros, con una extensión de 510,8 kilómetros. Será la primera línea de alta velocidad de América Latina y el plazo para presentar ofertas expira el próximo 16 de agosto.

Por parte brasileña, la investigación del Cade también afecta a las empresas TTrans, Tejofran, MGE, TCBR Tecnologia, Temoinsa, Iesa y Serveng-Civilsan, según medios locales. Las sanciones en estos casos oscilan entre el 0,1% y el 20% de la facturación bruta de la empresa en el ejercicio anterior al inicio del proceso.

La apertura de la investigación se conoció el pasado 4 de julio. Un día antes, CAF, que es líder del mercado ferroviario brasileño, anunció su última adjudicación en Brasil hasta la fecha, un contrato para el suministro de 35 unidades de 8 coches (280 coches), por un importe cercano a los 380 millones de euros, lo que eleva su cartera de proyectos en el país a unos 2.000 millones de euros, según la empresa.

La centenaria empresa guipuzcoana, que no ha querido hacer comentarios, tiene cerca de 7.000 empleados, inició su internacionalización hace más veinte años y actualmente su actividad en el exterior concentra más del 85% de su cartera de pedidos, que al cierre del primer trimestre ascendía a 4.866,3 millones de euros.

El grupo cerró 2012 con caídas del beneficio neto del 32% (ganó 99,45 millones) y redujo ligeramente (1,9%) su cartera de pedidos. En el primer trimestre de 2013, su facturación bajó un 12,9% y su beneficio, un 19,2%.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba