Empresas

Bruselas ordena igualar el salario en la banca nacionalizada al sueldo medio español: 22.790 euros

La retribución media actual en la banca es de 41.638 euros, un 82,7% más que el promedio nacional. La Comisión Europea exige esta importante reducción a cambio de las ayudas del rescate bancario.

Fachada de la sede central de Bankia en Madrid.
Fachada de la sede central de Bankia en Madrid.

Los directivos de las antiguas cajas de ahorros firmaron los excesos. Bruselas quiere extender su purga, sin embargo, a todos los empleados de la banca nacionalizada. No sólo con una drástica reducción de capacidad y plantilla, sino también con un severo ajuste salarial para aquellos que no pierdan su trabajo. La intención de la Comisión Europea es igualar el salario medio de los trabajadores de la banca nacionalizada con la retribución media de los españoles, según fuentes conocedoras del proceso. Los sindicatos así lo corroboran tras conocer las intenciones de Bruselas a lo largo de las primeras negociaciones para el ajuste laboral en Bankia. "El mandato de la Comisión Europea es exigente, pero la postura del FROB lo es más", aseguran fuentes sindicales.

La retribución media en España es actualmente de 22.790 euros, según la última estadística del INE, basada en datos de 2010. Los datos de la Encuesta Cuatrienal del Instituto Nacional de Estadística sitúan la retribución media de un empleado de banca y seguros en 41.638,7 euros, un 82,7% más que el promedio nacional. El salario medio se reduce hasta los 1.520 euros mensuales, una vez eliminada la parte variable y otros conceptos como trienios o aportaciones a los planes de pensiones.

En los cuatro años transcurridos desde la anterior edición de la encuesta, el salario medio de los españoles ha crecido en 3.110 euros hasta situarse en 22.790, un 15,7% más. A primera vista, esta evolución puede sorprender por la crisis. Pero hay que tener en cuenta que las dificultades económicas solo se dieron en los dos últimos años del cuatrienio (2009 y 2010). Además, la inercia de la negociación colectiva llevó a que la crisis llegara más tarde a los sueldos.

Las duras condiciones que pretende aplicar Bankia para reducir su plantilla, por mandato de Bruselas, se repetirán en el resto de entidades nacionalizadas

La reducción salarial del 50% que propone Bruselas se ha puesto ya sobre la mesa de las negociaciones para llevar a cabo el ajuste laboral en Bankia. Además del despido de unos 5.000 trabajadores, la Comisión obliga a una reducción salarial que va entre el 40% y el 50%. La reducción salarial se hará mediante la eliminación de la paga variable, los trienios y los ascensos previstos en el convenio en un plazo de entre tres y cuatro años. También se suspenden las aportaciones a los planes de pensiones hasta 2015. Bankia ha planteado como propuesta inicial indemnizar a los trabajadores que dejen el grupo con 22 días por año trabajado, con un tope máximo de 14 meses, por encima de los 20 días y las 12 mensualidades que ha facilitado la reforma laboral para el despido procedente con causa justificada por motivos económicos. La intención de la representación de los trabajadores es elevar las compensaciones por despido al entorno de los 30 días.

Las medidas laborales planteadas en Bankia se generalizarán al resto de entidades nacionalizadas. En Novagalicia, el primer gran ajuste de plantilla y red, una vez recibido el dinero del rescate europeo, se proyectará sobre EVO, el banco que aglutina el negocio de la entidad gallega fuera de su área de influencia natural. José María Castellano, presidente de la entidad gallega, ha anunciado el cierre del 30% de las sucursales de EVO.

En el caso de Catalunya Caixa, la entidad catalana encomienda el ajuste al nuevo propietario. "Será el comprador quien deba aplicar los criterios de Bruselas en cuanto a reestructuración del grupo y en cuanto a la valoración de las participaciones preferentes», comentan fuentes de la entidad. Idéntica decisión tendrá que adoptar La Caixa con el Banco de Valencia, entidad adquirida recientemente.

La bajada de sueldos que quiere Bruselas para los empleados de la banca nacionalizada les distancia todavía del salario más habitual en España que se sitúa en 16.489 euros, según el INE. Este es el salario más habitual y se sitúa más de 4.000 euros por debajo de la media (22.790 euros). Estos dos datos —ambos son brutos, por lo que hay que descontar lo que se paga por IRPF y cotizaciones sociales— ilustran con claridad que en España la base de la pirámide de los sueldos es muy ancha y en las cohortes más altas muy estrecha.

El rescate bancario empezó limitando la retribución de la cúpula de las entidades que reciban ayudas públicas a 500.000 euros. Casi 22 veces más del tope medio que pretende Bruselas para los trabajadores.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba