Empresas

BA esquiva elevar las aportaciones al plan de pensiones y asfixia un poco más a Iberia

British Airways (BA) ha conseguido alcanzar un principio de acuerdo para mantener las aportaciones a los planes de pensiones, pese a que presentan un déficit al cierre del primer trimestre de este año de 3.300 millones de libras (algo más de 3.800 millones de euros). De este modo, la aerolínea británica ha desafiado a la mayoría de las previsiones, que daban por sentado que el incremento del agujero del fondo conllevaría una subida de las aportaciones. La situación influirá negativamente en Iberia, con la que conforma el holding IAG.

BA esquiva elevar las aportaciones al plan de pensiones y asfixia un poco más a Iberia
BA esquiva elevar las aportaciones al plan de pensiones y asfixia un poco más a Iberia

La aerolínea British Airways (BA) no tendrá que incrementar las aportaciones que realiza a su sistema de pensiones a pesar de que el déficit de los fondos apenas se ha reducido desde que se llevó a cabo la fusión con Iberia, bajo el paraguas de IAG. Precisamente, el holding ha anunciado un principio de acuerdo con los gestores de los fondos de pensiones en el que, además, BA admite que el déficit alcanza los 3.300 millones de libras esterlinas.

A finales del pasado ejercicio, las estimaciones apuntaban, con acierto, a que el agujero de las pensiones de BA se había incrementado en relación con el registrado en 2011, que se situaba por debajo de la cota de 3.000 millones de libras.

De este modo, se descontaba que los gestores de los fondos exigirían el incremento de las aportaciones a los fondos, que actualmente se encuentra en los 360 millones de libras, para tratar de reducir el déficit. Sin embargo, BA se ha salido con la suya.

Y no sólo ha logrado el mantenimiento de las aportaciones sino que, además, ha abierto la puerta al reparto de dividendos a IAG, un elemento restringido precisamente hasta este verano debido al creciente déficit de los fondos. Eso sí, la compañía británica continuará con sus aportaciones hasta que el desequilibrio de los fondos se sitúe por debajo de los 2.000 millones de libras (límite que antes se situaba en 1.800 millones).

Iberia, afectada

La situación penaliza a Iberia, toda vez que la legislación británica puede exigir a IAG, y no sólo a British Airways, contribuir a financiar el desequilibrio de los fondos de pensiones. Precisamente, el déficit fue uno de los principales caballos de batalla de la fusión y, finalmente, el compromiso de la compañía británica de reducirlo de forma drástica fue determinante para que la operación saliera adelante.

El déficit del sistema de pensiones de BA volvió a primera línea de actualidad cuando Iberia presentó el denominado Plan de Transformación, que contemplaba en principio el despido de 4.500 trabajadores de Iberia para hacer que la compañía española volviera a ser rentable. Por entonces, se acusó a BA de desviar dinero de Iberia para tratar de atajar el problema de los fondos de pensiones, extremo que IAG siempre ha negado

La compañía, filial del grupo IAG junto a la española Iberia, avanzó en un comunicado que las negociaciones sobre las valoraciones trienales de ambos planes de pensiones, Airways Pension Scheme (APS) y New Ariways Pension Scheme (NAPS), "continúan por buen camino para repagar las obligaciones relacionadas" con ellos.

La compañía británica apunta que el pacto prevé un déficit técnico combinado para ambos planes de 3.300 millones de libras (3.828 millones de euros), cien millones de libras (116 millones de euros) más que el estipulado en 2010.

El déficit técnico combinado se desglosa entre un déficit de 680 millones de libras (789 millones de euros) para el APS y un déficit de 2.660 millones de libras (3.085 millones de euros) para el NAPS.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba