Empresas

El 'brexit' ya se nota en el ladrillo español: los británicos dejan de comprar en la costa

La agencia S&P advierte que el rebote de la economía de Reino Unido en agosto es "un espejismo" y cae la previsión de crecimiento para 2017.

Dos turistas británicos en Málaga, el pasado 23 de junio.
Dos turistas británicos en Málaga, el pasado 23 de junio. Efe.

Los bares de la Costa del Sol frecuentados por británicos han sido un hervidero de discusiones este verano. Antes del 23 de junio, la fecha de celebración del referéndum en el que Reino Unido decidió su salida de la Unión Europea, los debates se centraban sobre la conveniencia o no de la permanencia. Desde entonces, los británicos se preguntan, ¿y ahora qué? "Se ven como víctimas", comenta Anna Taylor, residente en Torremolinos desde los años ochenta y al frente de una empresa de alquiler de viviendas vacacionales. "Creen que Europa se ha puesto en su contra, tratar de explicarles que han sido ellos mismos los que han votado la salida es complicado", dice. "En el mercado de alquiler no he notado todavía ningún impacto, pero a la hora de comprar o vender sí que se lo están pensando", señala.

Aunque es pronto para medir el impacto del brexit sobre las decisiones de compra de vivienda de británicos en España, varias agencias consultadas coinciden en percibir un parón de las operaciones en la costa desde el pasado mes de junio. La incertidumbre sobre el valor de la libra respecto al euro, si va a continuar depreciándose o si se va a recuperar, está retrasando las decisiones de compra. Pero también las dudas acerca de si los británicos residentes en zonas de playa en España dejarán de tener acceso a la sanidad pública por culpa del brexit imponen cautela a la hora de plantearse la compra de una casa. "Hay miedo por perder la asistencia médica de la Seguridad Social, muchos de los compradores habituales son jubilados", subraya Taylor.

Está creciendo la demanda de viviendas en la costa de holandeses, belgas, y noruegos

"Se ha notado una bajada en la compra de viviendas por parte de ingleses", afirma Pia Arrieta Morales, directora de Diana Morales Properties-Knight Frank en Marbella. "Ya comenzó a notarse a finales del pasado año, creo que por miedo a las posibles repercusiones de un brexit", apunta. "En Marbella tradicionalmente han sido los británicos los más activos en la compra de viviendas, pero en el último año han crecido los compradores noruegos, árabes, belgas, holandeses, el mercado ahora está más diversificado", explica. "Hablando con clientes ingleses lo que nos dicen es que es una cuestión de confianza, ahora están en estado de shock, tiene que pasar más tiempo para saber definitivamente como va a influir el Brexit", añade.

La libra se ha depreciado más de un 9% desde junio respecto al euro, intercambiándose ahora por 1,17 euros. En febrero Goldman Sachs estimaba que si Reino Unido abandonaba la UE, la libra perdería entre un 15% y un 20% de su valor respecto a la moneda europea. La Cámara de Comercio Británicapublicó el lunes su primera previsión desde el referéndum celebrado en junio, pronosticando un crecimiento de la economía de Reino Unido para este año del 1,8%, menos del 2,2% estimado el pasado mes de marzo, debido al brexit, y del 1% para 2017, en lugar del 2,3% anteriormente previsto. Sophie Tahiri, analista de la agencia de calificación Standard & Poors (S&P), advirtió el lunes en un informe que los datos macroeconómicos de agosto que apuntaban un rebote de la economía británica tras el voto a favor del país de abandonar la UE, son un espejismo. "Cualquier celebración que lleve a la conclusión de que el rebote de agosto ha devuelto la economía británica a la normalidad probablemente se demostrará como prematura o incluso como un espejismo, al menos en el largo plazo", escribe en un informe la analista de S&P. "La incertidumbre en torno al futuro de Reino Unido fuera de la UE y los riesgos económicos asociados (...) se impondrán gradualmente, especialmente en la inversión, al tiempo que los negocios empiecen a lidiar con la nueva realidad del brexit", asevera en un informe recogido por EP.

"Las ventas de viviendas de nivel medio alto a británicos se han mantenido, pero el impacto está siendo mayor en las viviendas por debajo de los 150.000 euros", indica María Monasterio, directora en Andalucía de Aguirre Newmann. La ejecutiva de la consultora inmobiliaria precisa que todavía es pronto para saber exactamente cuál ha sido el impacto del brexit sobre las decisiones de compra de vivienda en la costa española, pero apunta un repunte de operaciones realizadas por holandeses, belgas, y noruegos.

Entre mayo de 2015 y mayo de 2016 hubo por vez primera desde 2007 un aumento de la oferta de vivienda nueva en la Costa del Sol

"Hemos notado que hay menos británicos comprando que el año pasado, pero no lo calificaríamos de “parón”, seguimos con compradores", asegura Paloma Pérez Bravo, directiva de la consultora Engel&Völkers.

La ralentización en las decisiones de compra de vivienda en la costa española por parte de británicos, no sólo está afectando a particulares. También grandes operaciones de inversión se están retrasando por las incertidumbres generadas por el brexit. Un reconocido experto del sector inmobiliario asegura que un fondo británico, que prefiere no identificar, ha paralizado una operación de inversión en la costa española.

"Antes del anuncio del referéndum del brexit ya se estaba percibiendo un retroceso en los porcentajes de demandantes británicos por el incremento de otros, muy especialmente holandeses, belgas, y nórdicos", dice Fernando Elvira, director de marketing corporativo de Aliseda Inmobiliaria, de Banco Popular. "Creemos que todavía es pronto para realizar un pronóstico acerca de cómo va a afectar la salida de Reino Unido de la UE al mercado inmobiliario español", indica el directivo de la agencia del banco español, que tiene a la venta en Málaga más de 30 promociones de viviendas con precios entre los 50.000 y 350.000 euros. "Lo que es indudable es que, a pesar de haberse frenado ligeramente de forma temporal la demanda de ciudadanos ingleses, la Costa del Sol es para ellos un destino que no tiene competencia", señala.

Entre mayo de 2015 y mayo de 2016, por vez primera desde 2007, se incrementó la oferta de vivienda de obra nueva en la Costa del Sol, un 4,87%, con un número de viviendas ofertadas de 15.555 unidades, según el Informe del Mercado Residencial de la Costa del Sol 2015, elaborado por Aguirre Newman. Del total de vivienda de obra nueva, el 31,6% se encuentra sin vender, frente al 32,3% del periodo anterior. Entre mayo de 2015 y mayo de 2016, se inició la venta de 49 promociones nuevas en la Costa del Sol, casi un 69% más que en el anterior periodo analizado. "Este dato muestra la consolidación de la tendencia de crecimiento en el mercado residencial de segunda residencia en la Costa del Sol, puesto que la actividad promotora durante los últimos siete/ocho años ha sido muy baja y en algunas zonas, apenas existente", explica el informe.

La consultora prevé que los precios de la vivienda plurifamiliar de obra nueva experimentarán un aumento entre el 8% y el 10% en municipios como Marbella, Estepona o Casares. Como dice Anna Taylor, la residente en Torremolinos propietaria de una agencia de alquiler vacacional, "si los británicos no compran en España, ¿dónde lo van a hacer?"


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba