Juicio Abengoa Borrell, sobre Abengoa: "Apartar a Benjumea fue una barbaridad"

El exministro del PSOE y exconsejero de Abengoa ha declarado como testigo hoy jueves en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional por las millonarias indemnizaciones recibidas por el expresidente y exconsejero delegado del grupo energético.

El expresidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell
El expresidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell J.P.GANDUL

El exministro del PSOE y exconsejero de Abengoa ha declarado como testigo hoy jueves en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional por las millonarias indemnizaciones recibidas por el expresidente y el exconsejero delegado del grupo energético.

El exministro del PSOE Josep Borrell ha mantenido durante su declaración el relato sobre el cese de Felipe Benjumea como presidente y la crisis de Abengoa que han sostenido el resto de miembros del antiguo consejo de administración del grupo sevillano: la banca acreedora, en particular Santander, condicionó su apoyo financiero al cese de Felipe Benjumea como presidente del grupo.

Borrell ha recordado durante su declaración lo sucedido a mediados de septiembre de 2015, cuando Benjumea cesó como presidente y Abengoa negociaba con la banca una ampliación de capital de 650 millones de euros.

"En el consejo del día 13 se dieron las últimas puntadas al acuerdo de ampliación de capital, quedaba prácticamente para firmar y esperábamos que se firmara el día 14" ha recordado. "Acudí ese día al consejo, no empezaba, el presidente no acudía y Fornielles nos dice que le presidente le había llamado y que era una condición inexcusable para que se firmara la ampliación que debía cesar y ser sustituido por otra persona, y la banca ya tenía seleccionada una persona. Nos quedamos todos chocados, ¿ahora nos salen con estas? Era una barbaridad, era jugar con fuego".

Borrell ha asegurado que él las informaciones que tenía el 14 de septiembre de 2015 era que el HSBC, que junto al Santander negociaba al ampliación de capital de Abengoa, ponía en cuestión la operación porque se había impuesto la salida de Benjumea como presidente. También ha afirmado que la situación patrimonial de Abengoa era "buena hasta mayo de 2015, estaba en plena expansión, y también con un fuerte endeudamiento, pero durante ese año se había reducido en un 25% su deuda, era una empresa en fuerte expansión, pero entonces cayó el precio del petroleo, Brasil entró en crisis y el Gobierno español cambio la normativa energética recortando las ayudas a renovables".

El expresidente del Parlamento Europeo ha achacado la primera gran caída en Bolsa de Abengoa, a finales de 2014, a informaciones publicadas entonces en relación con un anuncio de la agencia de calificación Fitch, sobre las que no había fundamento para provocar el pánico, ha asegurado. Y ha desvelado que invirtió  "50.000 euros entonces en Abengoa, si no hubiera creído en la viabilidad de la compañía no lo hubiera hecho". Borrell ha comentado que esos días "circularon muchas noticias sobre Abengoa, muchas falsas", y que también en 2015 invirtió más dinero en acciones de la empresa.

El expresidente de Abengoa, y también el exconsejero delegado, Manuel Sánchez Ortega, y los exconsejeros Mercedes Gracia Díez, Alicia VelardeAntonio Fornielles, están imputados por presunto delito de administración desleal, al permitir el pago de indemnizaciones millonarias a Benjumea y Sánchez Ortega cuando la compañía se asomaba a la quiebra. 

Gracia Díez, Velarde y Fornielles formaban parte de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones que el 23 de septiembre de 2015 aprobó el cese de Felipe Benjumea, y una indemnización para este de 11,4 millones de euros. El exministro Josep Borrell formaba parte de esa comisión, pero cuando se firmó el cese se ausentó de la reunión, y no está imputado.

Borrell ha explicado que delegó su asistencia al consejo de administración celebrado el 23 de septiembre de 2015, cuando Benjumea fue cesado, porque tenía que inaugurar un congreso que se celebraba en Cádiz y que las negociaciones para la ampliación estaban cerradas. El exconsejero de la multinacional energética ha subrayado que Abengoa venía contabilizando los posibles bonus a Benjumea y Sánchez Ortega desde 2011. Y ha asegurado que el cambio del contrato que Abengoa tenía con Felipe Benjumea y Sánchez Ortega evitó que a cada uno de ellos se pagará 14 millones de euros.

Borrell fue entre 2010 y noviembre de 2016 miembro del consejo de administración de Abengoa. Durante este periodo, el grupo energético se introdujo en una espiral de emisiones de bonos para pagar deuda vencida contra la que no pudo hacer frente. En noviembre de 2015 la compañía se declaró en preconcurso de acreedores, el mayor de una empresa española, tras no lograr llevar a cabo una ampliación de capital de 650 millones de euros y fracasar en sus negociaciones con el grupo Gonvarri para efectuar una fusión.

Esta mañana ha declarado le presidente de Santander España, Rodrigo Echenique, quien ha señalado que la banca no acudió a la ampliación de capital planteada por Abengoa porque las cuentas de la empresa "no estaban claras". Borrell ha manifestado que si Santander hubiera tenido constancia de fallos en la contabilidad de Abengoa, tendría que haberlo denunciado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba