Empresas

Blanco, de no prever "movimientos en el empleo" a anunciar un ERE 20 días después

La dirección de Recursos Humanos negó a algunos trabajadores que fuera a haber despidos, aunque apenas tres semanas después la empresa saudí dueña de la firma madrileña anunció su intención de cerrar su estructura en España.

Una tienda de Blanco en Barcelona
Una tienda de Blanco en Barcelona FLICKR / Thinkretail

La dirección de Recursos Humanos de Blanco no preveía "movimientos en el empleo" apenas 20 días antes de que la compañía anunciara a los trabajadores su intención de presentar un ERE (lo que previsiblemente hará el 23 de marzo) para traspasar el grueso de su actividad a Dubai. Desde la empresa se quería tranquilizar diciendo que "actualmente" no había previsiones de despidos, aunque se puntualizaba que de cambiar las circunstancias se informaría a los trabajadores. Estas circunstancias, como era de prever, sí cambiaron y el pasado miércoles el grupo saudí Alkohair informaba de que iba a iniciar conversaciones con los representantes de los trabajadores para la negociación de un ERE ante la "inviabilidad". El objetivo: trasladar la sede a Dubai, algo beneficioso por motivos operativos y fiscales según el portal especializado Modaes.

Los trabajadores creen que ha habido mala fe en la dirección de la empresa por este cambio

Este cambio de parecer ha enfadado aún más a los trabajadores, que observan deslealtad en la actuación de la empresa: "Pensamos que ha habido mala fe en la dirección de la empresa, porque un ERE no es algo que se planifique en 15 días", aseguran fuentes de la Federación de Servicios de Comisiones Obreras, uno de los sindicatos que representan a los trabajadores. Los representantes sindicales aseguran que solicitaron un informe a la compañía sobre la evolución del empleo, entre otras cosas (algo preceptivo por ley), que la empresa les entregó sin hacer mención a ningún posible ajuste.

Sin embargo, otros expertos en negociaciones entre trabajadores y empresas aseguran que esta actitud es algo habitual: "Como los clubes de fútbol siempre ratifican al entrenador antes de fulminarlo, las empresas siempre niegan despidos hasta que los anuncian", aseguran.

Blanco, comprada en febrero de 2014 por Alkhoair por 40 millones de euros, se vendió a los saudíes porque había un cierto compromiso de mantener el empleo en la medida de lo posible, aseguran estas fuentes.  "Cortefiel y Mango fueorn descartados porque Cortefiel no quería a los trabajadores y la logística y Mango no quería quedarse con ciertos salarios, vinculados probablemente a la dirección". El juez descartó estas opciones porque tenían efecto sobre el empleo, que era lo que se quería evitar.

Segundo ERE en un año

Alkohair ya despidió a 700 personas de Blanco en 2014 nada más coger las riendas de la empresa, que entró en quiebra hace año y medio. A pesar de eso, se garantizó la continuidad del equipo directivo (que según los trabajadores, es responsable de la mala situación financiera de la marca de moda). "No se modificaron sus salarios, entiendo que sustanciales, pero sí los de las vendedoras que no llegan a mileuristas", se quejan desde representantes de los trabajadores.

La dueña saudí de Blanco se quedó con la compañía porque, entre otras cosas, era la propuesta más beneficiosa para el empleo

Mientras tanto, este domingo unos 200 trabajadores de la empresa se concentraron frente a una de las tiendas de Blanco en el centro de Madrid. La acción colectiva ya estaba preparada antes de que Alkhoair anunciara sus medidas de recorte. Tras conocerse la determinación de la compañía, muchos trabajadores están tratando de celebrar elecciones en distintos centros de trabajo porque "en estos momentos se dan cuenta de la diferencia de estar en un centro con elecciones o un centro sin ellas" y están promoviendo elecciones en cuatro o cinco tiendas.

Alkhoair es el grupo líder de moda de Arabia Saudí, con unos ingresos de 106 millones de riyales saudíes a 31 de diciembre de 2014 (los nueve primeros meses del ejercicio, que termina el 31 de marzo), que al cambio son unos 25 millones de euros. La empresa funciona gestionando tiendas de otras marcas y también tiene marcas propias, como Blanco. Los representantes de los trabajadores no quieren fijarse en otros conflictos en grandes empresas donde por el momento la justicia ha dado la razón a los asalariados (como el caso de Coca-Cola) ya que en este caso las pérdidas de Blanco son grandes y la situación es, en definitiva, diferente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba