Empresas

El CSN avala una mina de uranio de la australiana Berkeley en Salamanca

El pleno del consejo del regulador nuclear remite a la Junta de Castilla y León un informe favorable a la explotación del yacimiento de Retortillo-Santidad por parte de la compañía minera, aunque “con condiciones”, según fuentes del organismo.

Una mina a cielo abierto.
Una mina a cielo abierto. Fundación Consejo España-Australia

Un obstáculo menos para uno de los principales proyectos de la compañía australiana Berkeley Resources para extraer uranio, la materia prima de los reactores nucleares, en España. El pleno del Consejo de Seguridad Nuclear ha aprobado esta semana remitir a la Junta de Castilla y León un informe favorable sobre la solicitud de otorgamiento de concesión de explotación de los yacimientos de Retortillo-Santidad, en la comarca de Ciudad Rodrigo (provincia de Salamanca).

Tras varios aplazamientos de la aprobación de este asunto en el orden del día, el pleno del CSN ha acordado finalmente emitir el citado informe favorable, aunque el mismo se ha producido “con condiciones”, según fuentes del regulador nuclear que preside Fernando Marti, que no precisan cuáles son esos requisitos.

El proyecto suscita el rechazo de algunas organizaciones Ecologistas. Por ejemplo, Ecologistas en Acción lo calificó el año pasado de “masiva venta de humo a las administraciones locales y a la ciudadanía”.

Berkeley presentó a principios del año pasado a la Junta el Plan de Explotación, el Plan de Restauración y Clausura y el Estudio de Impacto Ambiental; y al Ministerio de Industria, Energía y Turismo  y al Consejo de Seguridad Nuclear la solicitud de Autorización Previa de la planta de beneficio como instalación radiactiva. Esta última dependerá de que la Junta dé su visto bueno al yacimiento, explican fuentes del CSN.

Inicialmente, la empresa esperaba obtener todas las autorizaciones necesarias para desarrollar su proyecto estrella a mediados de este año, aunque esta misma semana reconocía esta semana, al presentar sus resultados semestrales, que “no ha habido cambios” con respecto a los permisos solicitados al CSN.

Berkeley tuvo como aliado en la primera fase de este proyecto a la Empresa Nacional de Uranio (Enusa), pero hace un año rompieron su acuerdo y la australiana decidió continuar en solitario.

La empresa cifra en más de 43 millones de euros las inversiones que ha realizado hasta ahora en España para materializar sus proyectos y calcula que de aquí a final de año habrá invertido 50 millones. Según los estudios que maneja la australiana, el yacimiento de Retortillo-Santidad va a generar entre 340 y 400 empleos durante la construcción y 196 durante la fase de operación, además de cerca de mil puestos de trabajo indirectos.

La empresa inició el año pasado el proceso de selección del personal y hasta abril pasado llevaba recibidas 11.770 solicitudes. De momento, emplea a 45 personas entre personal propio y subcontratas en las oficinas que inauguró en julio del año pasado en Retortillo.

A principios de este año, la empresa anunció que los trabajos cartográficos y sondeos sobre otros cuatro yacimientos en la provincia de Cáceres mostraban indicios un subsuelo rico en uranio en Extremadura.

El uranio se utiliza para recargar el combustible de las centrales nucleares. Su precio se había quintuplicado desde 2003 por la demanda de los países emergentes, aunque tras el desastre de Fukushima esta tendencia se frenó.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba