Empresas

Santander, Caixa, Iberdrola, Telefónica, ACS... las grandes empresas 'picaron' en la trampa de Bankia

Santander, Caixa, Iberdrola, Telefónica, ACS... las grandes empresas 'picaron' en la trampa de Bankia. Las ventas en los días posteriores -incluso en el mismo- a la salida a Bolsa de algunas empresas, incluida la Cámara de Comercio de Madrid, ponen en duda, según el Banco de España, el interés real de estos inversores.

Ana Patricia Botín, presidenta del Banco Santander.
Ana Patricia Botín, presidenta del Banco Santander. EFE

Grandes empresas españolas, bancos nacionales y extranjeras, fondos de inversión..., hasta 29 grupos invirtieron 1.239 millones de euros en la salida a bolsa de Bankia de julio de 2011 para comprar 332,5 millones de acciones y cubrir así el tramo institucional mínimo exigido por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que alcanzaba el 40% del total de las acciones emitidas. Mapfre, asociada de Bankia, fue la compañía que realizó una mayor inversión, de 281,5 millones de euros, por delante de Banco Santander, que destinó 156,7 millones, y Caixabank, 100 millones.

El sector financiero español, en conjunto, acudió al salto al parqué de Bankia con 469,2 millones. Además de Santander y Caixabank, Barclays, hoy propiedad de la entidad catalana, invirtió 85,2 millones, Banco Popular 55,9 millones, Banco Sabadell, 48,4 millones, Ibercaja 11 millones, Bankinter 6,95 millones y Banca Cívica 5 millones, según refleja el informe pericial del Banco de España. El único gran banco que no compró 'bankias' en su salida a bolsa fue BBVA.

Mientras, BFA/Bankia dedicó 76,6 millones. Además de Mapfre, otras firmas en las que Bankia participaba y compraron acciones de la entidad fueron Renta 4, con 20 millones, y Ahorro Corporación, con 10 millones. Asimismo, también participaron la Mutua Madrileña, con 25 millones, y la Cámara de Comercio de Madrid, con 12 millones. 

Entre las empresas españolas, Gestamp lideró las inversiones con 58 millones de euros, seguida de Iberdrola, con 55 millones, Telefónica, con 25,2 millones, ACS, con 25 millones, Villar Mir, DISA (petrolera propiedad de la familia Carceller) y Ferrovial, todas con 20 millones, Ence, con 7 millones e Isolux, con 6 millones. Acciona, por su parte, figura dos veces en el documento, con 20 y 10 millones. Por su parte, aparecen dos inversores extranjeros, Amber, con 40 millones, y DiamondBack, con 17,47 millones.

En su informe, el Banco de España ha evaluado el interés de algunos inversores que acudieron a la oferta pública de suscripción (OPS) y detectar la eventual existencia de financiación para la compra de acciones que, en su caso, hubiera debido deducirse de los recursos computables, de acuerdo con lo dispuesto en la Circular de Banco de España 3/2008 sobre determinación y control de los Recursos propios mínimos. A pesar de las dificultades que puso Bankia, al no facilitar el NIF de los inversores, el supervisor ha detectado "órdenes incomprensibles realizadas por acreditados con operaciones refinanciadas y retrasos generalizados en el pago de las cuotas", como Salvador Vilar, SL, Hercesa Inmobiliaria, SA, y Espacios para Vivir, SL, las dos primeras por 300.000 euros cada una y la tercera por 250.000 euros.

Además, en su informe señala que "no se entiende que compraran acciones" otros inversores acreditados por Bankia con "riesgos refinanciados" y "problemas en el servicio de su deuda". Son Áreas de Construcción y Promoción Level, con 1,5 millones invertidos en títulos de Bankia; Avintia Proyectos y Construcciones, con 1,75 millones; Construcciones Hispano Argentinas y Grupo Inmobiliario Ferrocarril, con 500.000 euros ambos; Ecisa Corporación Empresarial, con 1 millón; Empresa Constructora Rodríguez y Camacho y Grupo Barcil, con 600.000 euros cada una; Ferrocarril e Intermediación y Patrimonios y Grupo Aldesa, ambas con 5 millones; Josel, con 75.000 euros; Litoral Mediterráneo, con 60.000 euros; Teyco, Inversul del Mediterráneo y Patrimoniales de Levante, con 100.000 euros, respectivamente; Sekurama Business, con 350.000 euros; y Arju, con 250.000 euros;. En total, 17,485 millones.

El Banco de España también solicitó detalle de las ventas de acciones realizadas por dichos inversores, facilitándose sólo la correspondiente a los 22,2 millones de acciones depositadas en Bankia, por no disponer de información respecto a las depositadas en otras entidades. El organismo ha comprobado que varios acreditados de la entidad con riesgos refinanciados calificados subestándar, como Áreas de Construcción y Promoción Level, Avintia Proyectos y Construcciones, Ferrocarril e Intermediación y Patrimonios y Teyco, vendieron rápidamente sus acciones. También lo hizo la Cámara de Comercio de Madrid, que vendió su inversión de 12 millones de euros a los dos días de la salida a bolsa al mismo precio al que compró. Estos casos de ventas inmediatas, que en varios casos se realizaron en el mismo día de la compra y con pérdidas, "plantean serias dudas sobre los motivos de la suscripción", señala el documento.

La incidencia "más grave" a juicio del Banco de España se refiere a la participación de Corporación Gestamp

No obstante, "la incidencia más grave" a juicio del Banco de España se refiere a la participación de Corporación Gestamp. Caja Madrid adquirió en mayo de 2011 a Risteel Corporation BV (sociedad holandesa del grupo Gonvarri) una participación del 5% en el Holding Gonvarri, propiedad, a su vez, de Corporación Gestamp. Tres días después se formalizó la opción de compra por Risteel y opción de venta por Caja Madrid de la participación, la cual podría ejercerse entre mayo de 2012 y mayo de 2015 a un precio basado en la evolución de los resultados de Gonvarri y otros factores.

En la salida a bolsa de Bankia, Gestamp invirtió 58 millones de euros por 15,46 millones de acciones. "Simultáneamente modificaron las condiciones de las opciones mencionadas", precisa el Banco de España, las cuales se podrían ejercer en el mismo periodo, entre mayo de 2012 y mayo de 2015, a un precio de 58 millones ajustable de la siguiente forma: si la media de las cotizaciones de las acciones de Bankia entre el 1 y el 20 de mayo de 2012, resultara superior a 3,75 euros, a los 58 millones se sumaría el 65% de la plusvalía; si la media de las cotizaciones de las acciones de Bankia en dicho periodo resultara inferior a 3,75 euros, a los 58 millones se restaría el 100% de la minusvalía.

"Lo que este contrato implicaba es que Bankia protegía a su accionista de las minusvalías que registrara la acción hasta mayo de 2012, lo cual no se realizaría por compensación directa, sino descontando el precio al que eventualmente se cederían las acciones de Cartera Gonvarri", abunda. Los contratos, firmados por parte de Bankia por el consejero delegado Francisco Verdú y el director general de Participadas Matías Amat, fijaron el precio de ejercicio de las opciones de venta y compra el 20 de mayo de 2012. Para Bankia resultó una minusvalía de 33 millones en su participación en Cartera Gonvarri, respecto al coste contable de la inversión, 63,5 millones. De la minusvalía mencionada, correspondían 26 millones a la compensación por la caída de cotización de Bankia, desde 3,75 a 2,069 euros. El 17 de junio de 2012 Gestamp comunicó a Bankia su deseo de ejecutar el derecho de la opción de compra en los términos establecidos. Los fondos aportados por Gestamp en la salida a bolsa de Bankia, 58 millones, "no deberían haber computado como Recursos Propios Básicos porque Bankia compensaría las eventuales pérdidas derivadas de la inversión, lo que va en contra de la normativa del Banco de España". 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba