Empresas

Los pequeños preferentistas y bonistas de Bankia perderán 1.500 M. con las quitas

El volumen de preferentes de las siete cajas que aún están en manos de pequeños ahorradores asciende a 3.100 millones. La inversión de los pequeños ahorradores en deuda subordinada con vencimiento ronda los 2.000 millones.

Un total de 1.500 millones. Esta será la pérdida que tendrán que afrontar los pequeños ahorradores que decidieron invertir en preferentes y deuda subordinada con vencimiento de las antiguas cajas que conforman Bankia, tras aplicar las quitas impuestas por Bruselas para aprobar la inyección de 18.000 millones de dinero público.

En total, este colectivo de minoritarios suscribieron títulos de estos dos productos híbridos por un valor en el entorno de los 5.000 millones. Alrededor de 3.100 millones, en el caso de las preferentes. Mientras, la inversión de los pequeños ahorradores en deuda subordinada con vencimiento asciende casi a 2.000 millones. 

Todas las emisiones de preferentes de las siete cajas de Bankia que sufrirán los descuentos de Bruselas fueron comercializadas entre minoristas. No sucede lo mismo en el caso de la deuda subordinada con vencimento y perpetua. En este primer tipo de producto, la inversión de los institucionales supera los 1.300 millones. Más pequeño es el volumen en el caso de los bonos perpetuos: casi 150 millones.

Los descuentos para los clientes a los que obliga Bruselas oscilan entre el 46% (deuda subordinada perpetua) y el 14% (bonos subordinados con vencimiento). En el caso de las preferentes, la quita media es del 39%. No todas las emisiones de estos productos híbridos contarán con el mismo porcentaje de rebaja. El tamaño de la quita variará, entre otros conceptos, en función de la remuneración anual del cupón o de los plazos de vencimientos.

Los preferentistas y bonistas de Bankia recibirán acciones de la entidad como canje de sus productos híbridos. Estas acciones serán de nueva emisión, una vez que el FROB realice la ampliación de capital por valor de 15.500 millones. Previa a la ampliación de capital, la entidad tendrá que realizar una reducción de capital en la que los accionistas (institucionales y minoritarios) podrían perder la totalidad de su inversión, explican fuentes del Banco de España. "Los accionistas de Bankia sufrirán pérdidas muy graves y no se descarta que pueda su inversión quede a cero o muy cerca", aseguran estas fuentes.

Los titulares de estos instrumentos híbridos recibirán las acciones de Bankia que serán emitidas tras la ampliación de capital 

Esta ampliación de capital no se llevará a cabo hasta que se efectúe una primera valoración económica de la entidad, proceso que está a punto de finalizarse. Posteriormente, el FROB encargará a tres auditores independientes que realicen sendas valoraciones para, posteriormente, realizar una ponderación de todas ellas y conocer con exactitud cual es la valoración de Bankia.

En el caso de que sea negativa, como así sucederá puesto que estudia el balance de la entidad sin la inyección de dinero público, el capital tendrá que ser repuesto por las pérdidas que soportarán los accionistas y titulares de estos productos híbridos.

La quita en las preferentes y en otros títulos va a reducir en hasta 6.500 millones las necesidades de ayudas públicas de Bankia. Sumados a la menor necesidad de ayuda por el traslado de activos tóxicos al banco malo y la venta de activos, la necesidad final de ayudas de BFA, la matriz de Bankia, asciende a 17.959 millones, elevadas pero inferiores a la necesidad de capital de 24.700 millones de euros detectada en la auditoría a la banca española.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba