Empresas

Bankia empieza a eliminar su cartera de hipotecas con cláusulas suelo, que asciende a 3.600 M.

La entidad empieza a negociar con cada cliente afectado una solución particular, que puede concluir en la eliminación de este tipo mínimo. El impacto de la supresión del suelo en las hipotecas de Bankia ronda los 56 millones anuales brutos. La cartera afectada por esta medida es del 2,5%.

El director general de presidencia del grupo BFA-Bankia, José Sevilla.
El director general de presidencia del grupo BFA-Bankia, José Sevilla. Efe

Bankia cuenta con una cartera hipotecaria de 3.600 millones con cláusulas suelo, el 2,5% de todo su saldo crediticio, que asciende en términos netos a 126.150 millones, a cierre del segundo trimestre. En ese periodo, el grupo BFA-Bankia ha firmado unos beneficios de 428 millones, con lo que ya ha conseguido algo más de sus objetivos para todo el año que la entidad presidida por en 800 millones.

La entidad está negociando con cada cliente una solución particular, según reconoció José Sevilla, director general de Presidencia, lo que puede derivar en la desaparición de este tipo de cláusulas. Bankia, a diferencia de BBVA, Novagalicia y Cajamar, no está afectado por la sentencia del Tribunal Supremo que obliga a eliminar el suelo de aquellas hipotecas que estén mal comercializadas.

El volumen de hipotecas con suelo de Bankia es algo inferior al que presenta Novagalicia, con una cartera de préstamos sensiblemente inferior al banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri. La entidad presidida por José María Castellano tiene una cartera de 6.600 millones afectada por las cláusulas suelo, que equivale al 49% de la cartera de créditos con personas físicas. Sin embargo, como reconoce la propia entidad, ni Caja Madrid ni Bancaja comercializaron en su momento hipotecas con suelo. Así, Bankia ha heredado este tipo de productos de las otras cinco cajas que conformaron su fusión.

Sevilla reconoció que Bankia no ha encarecido el coste de sus hipotecas a raíz de la sentencia del Tribunal Supremo, pese a que otras entidades sí han comenzado a aplicar diferenciales más altos que compensen el impacto de la medida en sus cuentas de resultados ante los bajos niveles actuales del euríbor. No en vano, el fallo del Supremo amenaza un volumen de ingresos anuales para la banca que supera los 1.300 millones, según cálculos del propio sector.

La entidad presidida por Goirigolzarri, al igual que el resto de entidades, tendrán que comunicar a finales de este mes al Banco de España el impacto en su cuenta de resultados de una hipotética desaparición de las cláusulas suelo. En el caso de Bankia se cifra en el entorno de los 56 millones brutos anuales.

De ser así, Bankia tendría que dotar ese impacto con nuevas provisiones. La entidad cuenta con una hucha de 284 millones en provisiones no recurrentes fruto de la plusvalías de la venta de participadas (principalmente IAG) en el primer semestre. En principio, Bankia tiene destinada esta bolsa de provisiones para un impacto adicional de sus créditos refinanciados. Según explicó Sevilla, Bankia ya realizó el ejercicio de reclasificación de préstamos el pasado año, cuando la entidad realizó un volumen de saneamientos en el entorno de los 20.000 millones. "Ya están cubiertas en las cuentas de resultados y no esperamos un impacto adicional", resaltó Sevilla.

A junio de 2013, Bankia contaba con una cartera de créditos refinanciados de 22.113 millones en términos brutos, de los que el 44,2% (9.781 millones) ya están clasificados como dudosos en balance. El nivel de cobertura para el total de refinanciados es del 24,4%. El conjunto de créditos dudosos y subestándar al cierre del semestre representa el 60,6% (13.390 millones) de la cartera total de refinanciados. De los saldos clasificados como normales, el 87% corresponde a personas físicas.

Como sucedió en el primer trimestre, Bankia logró reducir el saldo de créditos de dudoso cobro, que acumula una caída de 514 millones en el primer semestre del año, un 2,6% hasta los 19.305 millones. Sin embargo, el descenso más acusado del crédito, del 5,3%, hace que la tasa de morosidad suba del 12,99% al 13,36%, con una cobertura del 63,04%.

Como reconoció José Sevilla, Bankia seguirá involucrada en la recuperaciones en un entorno de caídas particulares de cuota de créditos y depósitos, motivadas por el desapalancamiento de las familias y el cierre de oficinas que, en algunos casos, como en Menorca, supone la desaparición de sucursales en todo el territorio. La entidad ha perdido 1.180 millones en depósitos de clientes en el último trimestre, con un acusado descenso en el volumen de las cuentas corrientes gestionadas, donde la caída es superior a los 1.000 millones.

A nivel global, Sevilla prevé que el crédito pueda volver a la economía real a principios de 2014. "Si no, a lo largo de este año", confirmó el directivo de Bankia. La entidad ha vendido un total de 1.200 viviendas propias en el primer semestre. El objetivo para todo el año se sitúa en los 2.000 inmuebles. Por otra parte, la entidad no desgranó el número de ventas de inmuebles correspondientes a la Sareb.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba