Empresas

Las renovables costarán en cinco años lo mismo que rescatar a Bankia y Catalunya Caixa

El sistema eléctrico se quedaría cojo sin renovables y cogeneración, puntales básicos para su funcionamiento, pero gravosas. Pese a los fuertes recortes aplicados por Industria, en los próximos 5 años costarán 36.000 millones de euros, que irán con cargo al recibo de la luz. Es la misma cantidad que el Estado se ha gastado del erario público en rescatar Bankia y Catalunya Caixa.

Un huerto solar y, al fondo, un parque eólico, en Navarra, una de las CCAA pioneras en energías renovables.
Un huerto solar y, al fondo, un parque eólico, en Navarra, una de las CCAA pioneras en energías renovables. EFE

El Ministerio de Industria y Energía aprobará en breve la Orden Ministerial (OM) que establecerá los nuevos parámetros de retribución a las energías renovables, la cogeneración y los residuos. La nueva normativa asesta un nuevo hachazo a los ingresos de los promotores e inversores de instalaciones de energías verdes, que se traducirá, según el informe preparado por la CNMC para el Departamento que dirige José Manuel Soria, en un ajuste anual de unos 1.700 millones de euros.

A falta de que la OM fije los parámetros definitivos por cada tipo de tecnología, la factura de las renovables para el sistema eléctrico se verá anualmente reducida de los 9.000 millones de euros que se pagaron el pasado año a los 7.300 millones de euros que cobrarán estas instalaciones tras los recortes.

En los próximos cinco años, la factura acumulada para costear las tecnologías incluidas en el Régimen Especial rondará los 36.500 millones de euros, frente a los 45.000 millones que se hubieran pagado si no se aplicase ningún recorte.

Sin el nuevo hachazo, las energías verdes hubieran cobrado 45.000 millones en los próximos cinco años, una cantidad que las eléctricas tradicionales consideran inasumible

Serán los más de 22 millones de titulares del recibo de la luz, tanto hogares como empresas, los que costearán esta gravosa factura, que representa una cantidad similar a la que el Estado 'sisó' al erario público para pagar el rescate de Bankia y Catalunya Caixa (CX). De los 108.000 millones de euros que España se ha gastado en salvar a sus entidades financieras con problemas, unos 35.000 millones se 'quemaron' sólo en aquéllas.

A la entidad que dirigió Rodrigo Rato se le asignó la friolera de 22.500 millones de euros, mientras que a la que lideró otro ex político, Narcís Serra, le cayeron unos 12.000 millones.

De los 108.000 millones del rescate a la banca que se ha 'fundido' el Gobierno, 22.500 fueron a parar a Bankia y 12.000 a Catalunya Caixa

En total, unos 34.500 millones, una cantidad que se corresponde grosso modo con la factura renovable que aguantará el sistema eléctrico en el próximo lustro.

Los fuertes recortes al sector eólico, sagrado hasta hace poco, y la profundización de los ajustes para las instalaciones fotovoltaicas y otras tecnologías son considerados un "parcheo" por algunas fuentes del sector eléctrico. "El Gobierno no se ha atrevido a afrontar de lleno el grave problema del sector eléctrico y ha optado por un parcheo para salir del paso", denuncia una fuente independiente que ve desde la barrera la batalla entre las eléctricas tradicionales y las renovables.

"Casi el 42% de los costes del sistema eléctrico siguen subvencionados, un dinero que costean los consumidores por dos vías, como titulares del recibo de la luz y como pagadores de impuestos. Y son las grandes eléctricas tradicionales y las compañías e inversores renovables los que se embolsan ese dinero, cuyo pago es diferido en años y contribuye a seguir engordando la bola de nieve del déficit de tarifa, que este año rondará previsiblemente los 4.000 millones y se disparará por encima de los 33.000 millones acumulados", explica esta fuente.

Los más de 22 millones de clientes del sector eléctrico pagan por dos vías, a través del recibo de la luz y a través del pago de impuestos

En el caso de las renovables, el nuevo sistema retributivo que aprobará Industria en las próximas semanas entierra el tradicional sistema de primas y liga el cobro de las subvenciones a los parámetros de inversión y el grado de amortización de ésta.

El sector eólico, el más afectado por el nuevo hachazo, dejará de cobrar unos 608 millones de euros al año, lo que representa el 36,3% del recorte a todo el sistema de Régimen Especial, pese a que esta tecnología se haya convertido ya en principal fuente de generación eléctrica de todo el sistema durante muchas semanas del año. El sector, por su parte, considera que ese ajuste va a ser del doble, de unos 1.200 millones de euros porque ni Industria ni la CNMC han tenido en cuenta el recorte de otros complementos.

La cogeneración y la fotovoltaica han sido las otras dos tecnologías más afectadas por los nuevos ajustes.

El ajuste propuesto por la CNMC ha suavizado las exigencias primeras de Industria, y ha dejado el recorte en 1,700 millones de euros

Sin embargo, otras fuentes consideran que el recorte de 1.700 millones de euros sobre los 9.000 millones que cuestan las renovables cada año está muy por debajo de los entre 2.000 y 2.200 que inicialmente previó Industria, con el objetivo de paliar la retirada del crédito especial de una cantidad similar y que iba destinado a tapar parte del agujero del déficit de tarifa en 2013.

A partir de 2014, las renovables y el resto de tecnologías del Régimen Especial se limitarán a cobrar la nueva retribución en función de los ingresos del sistema, de forma que a ojos de los expertos "les hace copartícipes del déficit de tarifa como hasta ahora sólo eran las cinco grandes eléctricas".

Está por ver si el hachazo a los ingresos verdes sirve para poner coto definitivamente al creciente déficit de tarifa o se queda en un mero parche para salir del paso del problema en 2014 y posponerlo para 2015, año de elecciones generales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba