Empresas

Las perlas de los correos: del "juas juas" sobre el capital al "a ver quién es el guapo" que avisa al Frob

Los emails de los inspectores del Banco de España reflejan un claro escepticismo hacia la gestión del equipo de Rato de Bankia y pesimismo sobre el futuro del grupo financiero.

Las perlas de los correos: del "juas juas" sobre el capital al "a ver quién es el guapo" que avisa al Frob
Las perlas de los correos: del "juas juas" sobre el capital al "a ver quién es el guapo" que avisa al Frob

La situación de Banco de Valencia, el deterioro inmobiliario, el agujero de BFA por la salida a bolsa de Bankia, los problemas de capital... los correos internos del Banco de España muestran que no había ninguno de estos peligros que se le escapara a los inspectores. Tanto es así, que los supervisores llegaban a criticar y a mofarse de las propuestas de los gestores de Bankia. Éstas son algunas de las perlas de los emails del Banco de España.

2 de diciembre de 2011. Correo de José Antonio Casaus al resto del equipo.

El responsable de la supervisión de Bankia expone lo tratado en una reunión con Bankia en la que se trataron las previsiones de 2012, que para la entidad presidida por Rodrigo Rato eran optimistas, pero no tanto para los inspectores. Tanto, que calificaron como "cuenta de mierda (perdón por lo de cuenta)" algunas previsiones previas transmitidas por el banco.

29 de diciembre de 2011. Correo de Roberto Fernández a otros supervisores del BdE

El inspector, del grupo de Módulos de riesgo de crédito y operacional, evaluaba en un correo el "mega plan" de Bankia para alcanzar sus nuevas necesidades de capital, que para él merecía varios "juas".

2 de diciembre de 2011. Correo de José Antonio Casaus al resto del equipo.

El jefe de inspección ponía de manifiesto el agujero que sufrió la matriz de Bankia, BFA, tras la salida a bolsa. Y citaba en sus líneas una frase del interventor de Bankia, Sergio Durá, preguntándose quién iba a ser "el guapo" que avisara al Frob (dependiente del Ministerio de Economía) de los 5.000 millones de euros de pérdidas.

2 de diciembre de 2011. Correo de José Antonio Casaus al resto del equipo.

Éste es uno de los fragmentos del correo del jefe de inspección en diciembre más ilustrativos. Seis meses antes de la nacionalización de Bankia, y cuando sus acciones todavía cotizaban y captaban nuevos inversores, Casaus califica el panorama del grupo como "desolador", y "gracias a que estamos de buen humor porque es viernes y víspera del gran acueducto".

7 de abril de 2011. Correo de José Antonio Casaus a Pedro Comín.

El jefe de inspección preparaba en un correo el terreno para una reunión con el director de tesorería de Bankia. En el mismo, contemplaba la posibilidad de que Bankia se quedara por debajo del umbral mínimo de capital una vez finalizada la salida a bolsa, en la que el banco captó 3.000 millones.

25 de marzo de 2011. Correo de José Antonio Casaus al equipo supervisor.

El jefe de inspección criticaba la situación de Banco de Valencia y la posición de Bankia al respecto. Se discutió durante mucho tiempo si esta antigua filial de Bancaja era o no autónoma de Bankia. Para Casaus, la situación no era de "autonomía sino de despiste", viendo por ello un serio riesgo.

12 de abril de 2011. Correo de José Antonio Casaus a Pedro Común y el equipo supervisor.

La fuerte minusvalía contable que sufriría BFA por aplicar un descuento en la salida a Bolsa de Bankia (1.412 millones) preocupaba al Banco de España, si bien estimaban (de forma quizás optimista) que este posible impairment no afectaría al capital principal según la normativa española. Cosa distinta era en el caso de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), ya que no estaba nada claro a esas alturas que en los futuros test de estrés se admitieran el capital en manos de accionistas minoritarios a efectos de solvencia.

2 de agosto de 2011. Correo de María Jesús González a Pedro Comín y miembros del equipo inspector.

La inspectora relataba a su superior la efusiva queja del director de Recuperaciones de Bankia (el encargado de gestionar los activos tóxicos) por lo que consideraba que era un trato desfavorable en el cumplimiento contable respecto a la morosidad de las pequeñas cajas que se unieron a Caja Madrid. Por este motivo, la entidad se atrevía a pedir al Banco de España que le permitiera aplazar en el tiempo el reconocimiento de toda la mora que por entonces emergía en BFA-Bankia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba