Empresas

Goirigolzarri presenta sobre la campana las millonarias pérdidas de Bankia: más de 4.000 millones

El nuevo equipo apura hasta el último día del plazo legal para comunicar los números rojos del primer semestre. Las pérdidas podrían haber sido más elevadas si Bankia hubiera recibido ya el dinero del rescate europeo.

José Ignacio Goirigolzarri
José Ignacio Goirigolzarri EFE

Bankia apurará el plazo legal exigido por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para hacer públicas las cuentas del primer semestre. José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, quiso retrasar a hoy la presentación de sus millonarias pérdidas (más de 4.000 millones) de enero a junio, como adelantó Vozpópuli el pasado 18 de julio, para que éstas estuvieran amortiguadas por el dinero del rescate. Sin embargo, estas ayudas aún no han sido desembolsadas por la Unión Europea, a pesar de que el primer tramo de 30.000 millones tendría que haber llegado a las entidades nacionalizadas antes de septiembre.

Precisamente, la ausencia de estas ayudas puede evitar unas pérdidas mayores, derivadas de un mayor saneamiento inmobiliario. Según los cálculos del sector, los números rojos de Bankia pueden alcanzar en este ejercicio los 10.000 millones de euros. “Bankia, como el resto de entidades nacionalizadas, pretenden hacer la mayor limpieza posible en este primer semestre sin que se queden con un patrimonio negativo. Por esa razón, los directivos de Bankia no harán todo el saneamiento de golpe, porque, al no recibir el dinero de Europa, dejarían en una delicada situación sus fondos propios”, explican desde una entidad que ha recibido ayudas públicas.

Desde la entidad que preside Goirigolzarri se asegura que este volumen de pérdidas forma parte de los 19.000 millones de ayudas públicas que recibirá Bankia para su recapitalización. “No generará necesidades de capital adicionales”, confirman fuentes de la entidad.

Además de Bankia, Catalunya Caixa y Novagalicia también tendrán que presentar hoy sus resultados del primer semestre. Los analistas consultados por este medio cifran en el entorno de los 10.000 millones los números rojos que pueden sumar estas tres entidades. Del grupo de nacionalizadas, sólo Unnim y Banco de Valencia han presentado sus cuentas de enero a junio. El banco adquirido por BBVA firmó unas pérdidas de 305,6 millones de euros, frente a los 25,4 millones de euros de beneficio que obtuvo en el mismo período del año anterior. Unnim, que está en proceso de integración en el BBVA y es fruto de la unión de las cajas de Manlleu, Sabadell y Terrassa, atribuyó las pérdidas al "esfuerzo realizado en el saneamiento de la cartera crediticia e inmobiliaria". Mientras, la entidad valenciana registró unas minusvalías de 251 millones en el primer semestre de 2012, frente a los beneficios de 16,7 millones del mismo periodo del año anterior.

Los números rojos de Bankia, Catalunya Caixa y Novagalicia en este semestre pueden alcanzar los 10.000 millones

La entidad que preside Goirigolzarri presentará sus resultados semestrales un mes después del resto de la gran banca. En el sector se espera con expectación la situación financiera de Bankia, después de que Goirigolzarri tapase las pérdidas del primer trimestre. El banco presentó el último día previsto por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para comunicar resultados, una particular cuenta del primer trimestre de 2012, que sólo reflejaba las cifras relativas a los ingresos del grupo. Nada de lo que en el 'argot' financiero se conoce como la "parte baja" de la cuenta de resultados, donde aparecen la provisiones, los impuestos y los beneficios o pérdidas, variables imprescindibles para conocer el verdadero estado financiero de una entidad. El banco cotizado decidió no dar ningún tipo de información sobre el resto de cifras que empiezan a descontar del margen recurrente, lo que realmente gana la entidad por su negocio financiero (492 millones). Es decir, los ingresos por comisiones, ingresos y gastos por depósitos y los gastos de funcionamiento. La entidad se amparó entonces en el cambio que podían sufrir las cuentas de 2011, presentadas sin la firma de Deloitte, para explicar la ausencia de datos.

El apoyo a Bankia costará 23.465 millones de euros al Estado. Sin embargo, la entidad podría asumir "costes extraordinarios" adicionales si así lo acuerdan las autoridades europeas y españolas. A finales de junio, la Comisión Europea aprobó temporalmente el plan de rescate de Bankia y su matriz BFA -que incluye una garantía de liquidez por valor de 19.000 millones de euros-, a cambio de un plan de reestructuración "profunda" de la entidad en el plazo de 6 meses. Precisamente, este hecho es uno de las causas que engordan las pérdidas de la entidad.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba