Empresas

El Gobierno financiará el 'banco malo' con los fondos del rescate

El Gobierno financiará el 'banco malo' con los fondos del rescate

El rescate permite ahora financiar el proyecto de 'banco malo'
El rescate permite ahora financiar el proyecto de 'banco malo' EFE

La medida se desarrolló en el segundo 'Plan Guindos'. Sin embargo, la falta de financiación impidió poner en marcha el proyecto de 'banco malo' para la banca española, como reconocen ahora fuentes de Economía. La llegada de los fondos europeos, una vez confirmado el rescate al sector financiero, permitirá al Ejecutivo de Rajoy abrir esta vía únicamente para las entidades nacionalizadas.

"Bruselas está manejando varias alternativas de reestructuración, pero la opción del 'banco malo' ha dado un juego positivo en crisis financieras de otros países. Antes existía un problema presupuestario para ponerlo en marcha, porque era difícil encontrar financiación con la presión que existía en la deuda. Ahora hay dinero (en referencia a los fondos del rescate) y, por eso, se puede poner en marcha", aseguran fuentes de Economía.

Aunque no está cerrada la propuesta con Bruselas, el 'banco malo' afectaría únicamente a las entidades nacionalizadas, que 'aparcarían' en este instrumento todos sus activos tóxicos inmobiliarios. Si el segundo 'Plan Guindos' no obligaba a desconsolidar el ladrillo de los balances de los bancos, en el 'banco malo' que impondrá Europa, las entidades tendrán que sacar todos los activos tóxicos del balance.

Así lo solicitaba el BCE, la pasada semana, en un documento interno que hablaba sobre el proyecto de las sociedades inmobiliarias impulsadas por el Gobierno español. "No queda claro si el marco previsto es suficiente para llevar a cabo una separación efectiva de riesgos bancarios", explica en su texto el banco central que "recomendará más pasos hacia una completa desconsolidación y separación de riesgos entre entidades".

Según el decreto de mayo, los bancos deben traspasar todos sus activos inmobiliarios a estas sociedades y, si no, crearlas. Sin embargo, a diferencia del resto de modelos de 'banco malo' puestos en práctica en Europa, el proyecto de Guindos no obliga a desconsolidar el ladrillo del balance de los bancos. Este modelo se mantendrá para todas aquellas entidades que no estén bajo el control del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Todo el sector, a excepción, por el momento, de Bankia, Catalunya Caixa, Novagalicia y Banco de Valencia.

Tampoco está definido la estructura del 'banco malo'. "Todas las opciones están abiertas. Desde uno por entidad a uno único para todas", confirman en Economía. Fuentes del sector, sin embargo, se inclinan por la segunda formula. "Habrá uno común para Novagalicia, Catalunya Caixa y Banco de Valencia. De hecho, Economía ya ha realizado algún sondeo en este sentido", explican desde un par de entidades. Mientras, Bankia podría tener su propio 'banco malo'. "Todo depende de la solución final que vaya a dar el Gobierno y Bruselas a Bankia. Si deciden que tiene que ser subastada en solitario o, incluso, con el importante saneamiento que va a sufrir, puede seguir sin necesidad de un socio, lo más lógico es que tenga su propio vehículo inmobiliario", explican desde el sector.

Durante estos meses, el sector se ha dividido entorno a la puesta en marcha del 'banco malo'. Mientras Rodrigo Rato defendía su creación, como opción de viabilidad de Bankia, el resto de la gran banca se oponía. Incluso, Emilio Botín lo ha criticado en alguna ocasión. «El sistema financiero no necesita la fórmula del banco malo» porque «no es una buena idea». A su juicio, la dirección adoptada por el Gobierno, que ha impuesto un riguroso saneamiento de los activos inmobiliarios a realizar en este mismo ejercicio (con prórroga de un año adicional, para las entidades fusionadas) «es la adecuada, aunque todavía los mercados no la han entendido».

Al igual que la definición del 'banco malo', Economía aún tiene que pactar con Bruselas cual va a ser la fórmula de las subastas de entidades, pospuestas 'sine die' hasta que no se conozcan las nuevas necesidades de capital que surjan del test de estrés de septiembre. "Se han aplazado las subastas porque no era el momento más adecuado para vender una entidad. Cuando se decida ponerlas en venta será a través de procesos competitivos", explican desde el ministerio que dirige Luis de Guindos. "Nadie ha hablado de fusiones entre entidades nacionalizadas ni se piensa en la creación de una banca pública", reiteran desde Economía.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba