Empresas

La banca cierra casi 1.300 oficinas más y adelgaza su red hasta niveles de 1985

El sector financiero ha cerrado 1.285 sucursales en España en los nueve primeros meses de 2014, hasta las 32.428. Desde los máximos de 2008, han desaparecido 13.960 oficinas -casi una de cada tres-, con lo que  su red comercial tiene ya un tamaño similar al de 1985.

Las fusiones de entidades han provocado el cierre de miles de oficinas.
Las fusiones de entidades han provocado el cierre de miles de oficinas.

Los bancos y cajas de ahorros echaron el cierre de 305 oficinas en España entre junio y septiembre. Se trata del segundo menor recorte trimestral desde que se inició el ajuste hace ya seis años -en el primer trimestre de este año cerraron 299-. En total, las entidades financieras han clausurado 1.285 sucursales en los nueve primeros meses de 2014, hasta las 32.428, lo que implica una caída del 3,8%, de acuerdo con los datos del Banco de España. Desde septiembre de 2008, cuando alcanzó sus máximos históricos con 46.118 oficinas, la red comercial se ha reducido en 13.690, lo que supone un descenso del 29,7%.

El continuado ajuste que inició el sector financiero a finales de 2008 ha situado el tamaño de su red en el nivel más bajo desde 1985. El cierre de sucursales se ha ralentizado sustancialmente respecto a 2013, cuando desaparecieron 4.429 sucursales. También está por debajo de 2012 (1.961 menos) y 2011 (3.061), pero supera -sólo en nueve meses- a 2010 (1.267). No obstante, aún no ha visto su final, en la medida en que la consolidación del sistema no está culminado y todavía se prevén más fusiones y absorciones. Así lo han asegurado esta misma semana los números dos de Caixabank y Bankia, Gonzalo Gortázar y José Sevilla. En los últimos meses, BBVA ha adquirido Catalunya Banc, Caixabank ha hecho lo propio con Barclays España y Banco Popular con Citibank España.

La reducción del sistema financiero español ha provocado que este año hayan desaparecido 10 entidades de depósito, al pasar de 241 al término de 2013 a 231 en septiembre pasado. Desde 2008, cuando había 286, el mapa bancario ha borrado a 55 entidades, la mayoría de ellas cajas de ahorros. Las instituciones españolas ascienden a 147, frente a las 155 de diciembre y las 198 de hace seis años, mientras que las extranjeras alcanzan las 84, dos menos que hace un año y cuatro menos que en 2008.

Todas las Comunidades Autónomas han visto recortada su red comercial en 2014. Las entidades han cerrado 283 oficinas en Cataluña, 240 en Madrid, 138 en Andalucía y 127 en Comunidad Valenciana. En términos relativos, no obstante, el mayor descenso lo registra La Rioja, con un 5,6% menos de sucursales desde diciembre, seguido de Castilla-La Mancha y Madrid, -5,5% en ambos casos, y Cataluña, -5,3%. Sólo en el último trimestre destaca el ajuste en Castilla-La Mancha, donde se han eliminado 103 oficinas bancarias, lo que representa una tercera parte del total. 

Desde que comenzó el ajuste, en los últimos meses de 2008, Cataluña es la comunidad que más oficinas ha cerrado, al pasar de 8.205 a 5.044, lo que supone un 38,5% menos. De hecho, Andalucía ya le ha superado como la autonomía con más sucursales (5.076). El adelgazamiento de la red comercial en Cataluña se ha producido por la fuerte integración que se ha producido entre las cajas locales, y a pesar de que Caixabank y Banco Sabadell se han catapultado como protagonistas indiscutibles en adquisiciones de otras entidades. Así, Sabadell ha comprado la CAM, Banco Gallego o Lloyds España, mientras que Caixabank ha hecho lo propio con Banco de Valencia, Banca Cívica y Barclays España.

Tras Cataluña, Andalucía es la que más sucursales ha clausurado, 2.007, hasta las 5.076 (-29,8%), seguido de Madrid, 1.972, hasta las 4.138 (-32,3%). En términos porcentuales, sin embargo, la segunda que ha sufrido un ajuste más severo es Comunidad Valenciana, con un recorte del 36,9%, hasta las 3.218 oficinas (1.886 menos). Los bancos y cajas han suprimido, por su parte, 812 sucursales en Castilla y León desde 2008 (-25,5%), hasta 2.366; 757 en Galicia (-29,8%), hasta 1.782; 509 en Aragón (-28,2%), hasta 1.295; 445 en Canarias (-29,8%), hasta 1.048; 443 en País Vasco (-22,2%), hasta 1.554; 419 en Murcia (-30,7%), hasta 944; 309 en Baleares (-24,5%), hasta 954; 308 en Castilla-La Mancha (-15,2%), hasta 1.717; 161 en Asturias (-16,4%), hasta 821; 161 también en Extremadura (-13,4%), hasta 1.043; 138 en Navarra (-19,2%), hasta 580; 127 en La Rioja (-25,6%), hasta 369; 70 en Cantabria (-13,8%), hasta 438; y cinco en Ceuta y Melilla (-10,9%), hasta 41.

El cierre de oficinas ha estado acompañado de un duro ajuste en las plantillas del sector financiero. De los 278.301 empleados que había en 2008, hasta 2013 habían salido 60.416, hasta los 217.885. Este año los despidos, prejubilaciones y jubilaciones han continuado, aunque el Banco de España no ofrece los datos hasta el cierre del ejercicio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba