Empresas

La gran banca da por finiquitada la crisis del ladrillo aun con medio millón de pisos sin vender

La mejoría registrada en los últimos meses en el mercado inmobiliario español "parece haber llegado para quedarse". Al menos esta es la previsión del Banco Santander en su último informe de previsiones, y que va en la misma línea que otras entidades como BBVA y Caixabank. Incluso el Banco de España constata que el crédito para la compra de vivienda está en ascenso.

Aún hay entre medio millón y 1,6 millones de viviendas sin vender en España.
Aún hay entre medio millón y 1,6 millones de viviendas sin vender en España. EFE

Los principales bancos españoles parecen haberse puesto de acuerdo en quela recuperación del mercado inmobiliario es un hecho consolidado. En apenas una semana, las tres principales entidades financieras españolas (Santander, BBVA y Caixabank), e incluso el supervisor, el Banco de España, han publicado informes reforzando la idea de que la crisis del ladrillo es algo del pasado.

"Después de sufrir un drástico ajuste, el sector inmobiliario español comenzó a recuperarse en 2012, y la mejora parece haber llegado para quedarse", explican los analistas del Banco Santander en su último informe de previsiones macroeconómicas para 2016, y al que ha tenido acceso Vozpópuli. Aunque la recuperación del sector es "desigual" (los precios suben más en zonas de costa) el equipo de análisis del banco presidido por Ana Botín sostiene que el año que viene "las tasas de crecimiento en el sector probablemente se mostrarán fuertes, toda vez que las cifras de las que se parten son muy bajas", explican.

Los datos apuntados por Santander señalan que las ventas de viviendas usadas se han recuperado hasta llegar a niveles de 2009, si bien dicho nivel es notablemente más bajo en el caso de las viviendas de nueva construcción. "La principal razón para esta diferente actuación es básicamente el precio (las casas usadas son normalmente más baratas que las nuevas)", añaden desde el banco, que anticipa para los próximos meses un enfoque más "amigable" por parte de las entidades financieras a la hora de dar préstamos a los promotores, lo que tendrá un impacto positivo en la venta de vivienda nueva.

Crece "con fuerza" el crédito para comprar pisos

En una línea también optimista se muestran en el equipo de análisis de BBVA en su Informe de Situación de España relativo al cuarto trimestre del año, publicado este martes. "Se prevé que la recuperación de la inversión en vivienda, iniciada en 2014, prosiga en los próximos meses", anticipan, al tiempo que prevén un fuerte crecimiento del crédito para operaciones de compra de pisos, lo que favorecerá la compraventa de las mismas.

"Se prevé que la recuperación de la inversión en vivienda, iniciada en 2014, prosiga en los próximos meses"

"Además, la superficie de solares urbanos vendidos, considerada la antesala de la iniciación de nuevas promociones residenciales, también muestra una evolución positiva", añaden desde BBVA Research. En su conjunto, desde el departamento de análisis del banco presidido por Francisco González estiman que la inversión residencial duplicará su crecimiento en 2016 (del 3,4% al 7,5%). El hecho de que los precios ya se hayan estabilizado o situado al alza está favoreciendo al aumento de la riqueza relativa de los hogares, por lo que la demanda de vivienda será uno de los motores del consumo privado en España en los próximos trimestres.

También ven una demanda más intensa en el departamento de estudios de Caixabank, en un informe de esta semana constatan que "el número de compraventas de viviendas avanzó un robusto 12,9% interanual", de forma que gana tracción la tendencia ascendente iniciada en 2014. En opinión de los analistas de La Caixa Research la recuperación más lenta de la actividad constructura está además "permitiendo que el exceso de stock de viviendas nuevas por vender se siga reduciendo (aunque de forma paulatina)".

Incluso el supervisor bancario parece haberse sumado a la idea de que la crisis del ladrillo podría haber quedado definitivamente atrás. El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, abundó en esta idea en su último discurso, de este mismo martes, pronunciado en el congreso anual de la Asociación Europea de Bancos Públicos, al señalar que el stock de crédito está reduciendo su contracción, lo que apunta a un incremento en las nuevas operaciones de préstamo.

"La información disponible de nuevas transacciones de crédito sugierenque el segmento de préstamos a pymes ha empezado a recuperarse. Y en un periodo más reciente, esta tendencia está extendiéndose gradualmente a otras categorías de créditos, tales como el crédito para la compra de vivienda", ha puntualizado Restoy.

Hasta 1,6 millones de pisos vacíos

El optimismo mostrado por los principales bancos privados no oculta, por el momento, la todavía dura realidad que vive el sector del ladrillo en España. Y es que a pesar de que el stock de viviendas a la venta se pueda estar reduciendo desde el pasado año aún quedan entre 535.000 pisos nuevos sin vender (según datos del Ministerio de Fomento) y 1,6 millones de viviendas entre nuevas y usadas, según cálculos de la consultora inmobiliaria Acuña y Asociados reflejados en su último anuario.

Los cálculos de Fitch estiman que cerca de una cuarta parte de los pisos nuevos de los bancos son "invendibles"

De estas 1.656.000 viviendas pendientes de encontrar comprador en toda españa, cerca de 668.000 estarían en áreas metropolitanas, 331.000 en áreas de costa y el resto (657.000) repartidas por el resto del país. Y es que más allá de su precio, los expertos y analistas independientes hablan de un stock de cientos de miles de pisos "invendibles" en España, lo que complicará cualquier recuperación del mercado inmobiliario.

Este es el diagnóstico al menos de agencias de calificación como Fitch, que en un informe sobre el sector del ladrillo publicado en octubre constataban que "un gran stock de unidades residenciales de baja calidad permanecían vacantes e invendibles, especialmente en lugares en los que se espera que se sufran los desequilibrios de la economía española por un largo periodo de tiempo". Estas viviendas de casi imposible venta no solo son aquellas en peor estado. Los cálculos de Fitch estiman que un total de 150.000 viviendas nuevas (una cuarta parte del total) no tienen ningún atractivo en el mercado inmobiliario español.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba