Empresas

La banca puede necesitar más de 62.000 M.€ tras el examen de septiembre

Las condiciones de Bruselas para las nacionalizadas, además del nuevo nivel mínimo de capital del 9% para todo el sector, elevarán las cifras de Oliver Wyman y Roland Berger.

Jiménez Latorre, secretario de estado de Economía y Apoyo a la Empresa
Jiménez Latorre, secretario de estado de Economía y Apoyo a la Empresa EFE

La banca española puede necesitar más capital del techo de 62.000 millones, que impusieron las pruebas de Roland Berger y Oliver Wyman, tras el examen individualizado de septiembre. Según estimaciones del sector, el grado de deterioro de las entidades en este primer semestre, con un negocio bancario bajo mínimos, junto al aumento de recursos que necesitarán Banco de Valencia, Novagalicia y Catalunya Caixa, para cubrir las minusvalías de la puesta en valor de su cartera de participadas tanto cotizadas como no cotizadas, aumentarán la cifra de los 62.000 millones. Además, fuentes conocedoras del proceso de reestructuración, aseguran que el nuevo mínimo ratio mínimo de capital principal, del 9%, que se exigirá a todo el sector, será otro de los factores que elevará las necesidades de recapitalización. A todo esto hay que sumar, por imperativo de la Comisión Europea, la creación del banco malo para sanear los activos tóxicos de las entidades que reciban ayudas, que será también financiado con fondos europeos.

Al igual que Bankia, las tres entidades necesitarán un mayor volumen de capital para compensar las minusvalías que puedan aparecer por la puesta en valor actual de su cartera de participadas tanto cotizadas como no cotizadas, condición necesaria para su desinversión, y la difícil recuperación de los activos fiscales del grupo. En el caso del banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri, estos dos apartados suponen 6.600 millones de los 19.000 millones solicitados por Bankia en su plan de saneamiento y recapitalización. Aunque no está previsto que pueda haber una corrección significativa de los 19.000 millones solicitados por el nuevo equipo directivo de Bankia, de acuerdo con el Banco de España y Economía, si cabe la posibilidad de que pueda exitir algún tipo de ajuste en la tramitación del plan en Bruselas.

El aumento del capital se centrará principalmente en tres de las cuatro entidades nacionalizadas. Salvo Bankia, el resto necesitarán más fondos europeos para completar su recapitalización, una vez que se el estudio haya bajado al detalle de cada cartera de crédito. En las pruebas realizadas por Roland Berger y Oliver Wyman, las necesidades de Bankia, Banco de Valencia, Catalunya Caixa y Novagalicia suponen alrededor de un 66% de la cuantía de 62.000 millones, casi 41.000 millones. "Esta cifra será mayor cuando se ejecute el test de estrés de forma individualizada. No tanto por Bankia, que tendrá algo de deterioro porque los datos del primer ejercicio se han hecho con los del cierre de 2011 y para el nuevo escenario se utilizan datos actualizados de este ejercicio, sino por las otras tres entidades", explican fuentes conocedoras del proceso.

Incluso, según manejan estas fuentes, no se descarta que pueda nacionalizarse alguna entidad más al no tener suficiente capacidad para hacer frente de forma individual a sus necesidades de capital. De ser así, el rescate podría elevarse por encima de los 70.000 millones.

El sector no descarta que pueda nacionalizarse alguna entidad más al no poder hacer frente de forma individual a sus necesidades de capital

Aunque Economía ha negado en reiteradas ocasiones que se vaya a formular un 'Plan Guindos 3', en forma de nuevas provisiones por la cartera industrial de las entidades, algunos actores que participan en el proceso del examen a la banca no lo descartan. "Quizás no aparecerá bajo la fórmula de un real decreto, pero los diferentes organismos que participan en el proceso se están planteando exigir esta ronda de provisiones como parte del ejercicio del test de estrés de septiembre", explican desde el sector. De hecho, a algunas entidades no nacionalizadas se les ha requerido que elaboren un plan de recapitalización contemplando el efecto que supondría la desinversión en sus participadas.

"A grandes rasgos, la prueba de septiembre confirmará las conclusiones del informe del FMI sobre el sistema financiero español: que el 30%, quizás un poco más, necesita ayuda europea de forma urgente. El resto podrá cubrir el capital necesario bien por ampliaciones de capital o por préstamos del rescate que podrán ir devolviendo", explican fuentes del proceso.

Mientras tanto, el sector espera recibir a lo largo de esta semana un borrador de las condiciones que se impondrá al sistema financiero español por el rescate de hasta 100.000 millones. Según explicó ayer Luis de Guindos, antes de entrar a la reunión del Eurogrupo, las condiciones "horizontales" que afectan a todo el sector incluirán una mayor supervisión, aprovisionamiento de pérdidas y transparencia. "No serán especialmente significativas", aseguró el ministro.

En las entidades se da por descontado que Bruselas impondrá una reducción significativa de oficinas, además de un mayor ajuste en la ratio de cada entidad entre créditos y depósitos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba