Empresas

Falta de exclusividad, retribuciones bajo sospecha, exceso de poder: la dura inspección del BdE que la Junta y MAFO desoyeron para mantener a Medel en Unicaja

Los inspectores del Banco de España trasladaron a la Consejería de Economía del gobierno andaluz la investigación de una serie de irregularidades que detectaron tras un examen a la caja malagueña en marzo de 2007. Las anomalías deberían haber significado el ceso de Medel como presidente de Unicaja, según la Ley de Cajas de Andalucía. En 2009, tras otra nueva inspección, los inspectores denuncian que no se han tomado medidas y se siguen repitiendo las mismas irregularidades. 

Braulio Medel, presidente de Unicaja.
Braulio Medel, presidente de Unicaja.

El equipo de inspectores del Banco de España, liderado por José Antonio Gracia, comprobó en 2007 que Braulio Medel no ejercía en régimen de dedicación exclusiva la presidencia ejecutiva de Unicaja. Además, puso en duda que reembolsase a la caja las cantidades que percibía por representarla en los consejos de administración de sociedades en los que la entidad financiera malagueña era accionista. Así consta en un informe del supervisor, fechado el 13 de diciembre de 2007, tras una inspección realizada a la caja andaluza en marzo de ese año, al que ha tenido acceso Vozpópuli.

Ni la Junta de Andalucía, de cuya ley autonómica de cajas depende Unicaja, ni Miguel Ángel Fernández Ordóñez, por entonces gobernador del Banco de España, tomaron ninguna medida para subsanar esas irregularidades que hubieran obligado al cese de Medel como presidente de la entidad. 

El documento, firmado por Javier Aríztegui, director general de Supervisión en esos momentos, contiene hasta seis recomendaciones que Unicaja tiene que subsanar tras el examen 'in situ' llevado a cabo por el Departamento de Inspección I. Hasta tres de esos aspectos a mejorar corresponden a deficiencias e irregularidades en el apartado de gobierno corporativo de la entidad, siendo el más grave el de las retribuciones de su consejo.

A la luz de la labor inspectora, el Banco de España determina que la información contenida en el informe Anual de Gobierno Corporativo de la caja, correspondiente al ejercicio 2006, menciona que "las remuneraciones percibidas por los miembros de los órganos de gobierno y por el personal directivo en representación de la caja en sociedades cotizadas o en otras entidades que tenga una presencia o representación significativa" ascendieron a 305.000 euros.

Los inspectores sospechan si los consejeros han devuelto a la caja la cantidad de 305.000 percibida como representantes de Unicaja en los consejos de varias cotizadas

"De la información facilitada por la caja a solicitud de la Inspección", asegura el informe, "no es posible concluir que se han cumplido con los artículos 80.1 y 87.4 de la Ley 15/1999 de Andalucía, de 16 de diciembre de Cajas de Ahorro. De acuerdo con lo previsto en el apartado 4, del articulo 42, de la Ley 26/1988 sobre Disciplina e Intervención de las Entidades de Crédito, se da traslado expreso de esta recomendación, a los efectos oportunos, a la Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía".

La normativa de la Ley de Cajas de Ahorro de Andalucía, a la que se refiere el supervisor, determina las funciones ejecutivas específicas de un presidente. Según el artículo 80.1, "la presidencia ejecutiva se ejercerá en régimen de dedicación exclusiva y su titular (Braulio Medel, en este caso) tendrá derecho a percibir la retribución que sea acordada por la Asamblea General, no pudiendo realizar ninguna otra actividad retribuida, pública o privada, ya sea a título personal o representativo, salvo la que le corresponda en representación de la Caja de Ahorros, en cuyo caso deberá reembolsar a ésta las cantidades percibidas como consecuencia de su ejercicio...". En los mismos términos se expresa el artículo 87.4, aplicable para el cargo de director general.

Según los inspectores, ni Braulio Medel ni Miguel Ángel Cabello, director general de Unicaja hasta junio de 2010, fecha en la que fue cesado, ejercían sus cargos en régimen de dedicación exclusiva.Esta situación sigue vigente en el caso del presidente de Unicaja. Medel pertenece al consejo de Grupo Azvi y, desde 2008, Acerinox, sociedades no participadas por la caja malagueña. En cuanto a Iberdrola, de la que Unicaja sí es accionista, el financiero sevillano es consejero independiente y, por tanto, no representa a Unicaja. Entre 2005 y 2010, Medel fue también consejero de Abertis Infraestructuras.

Además, el equipo de inspección sospecha que Medel no ha reembolsado a Unicaja la cantidad de 305.000 euros que percibió como miembro de los consejos de administración en los que representaba a la entidad financiera malagueña.

A pesar de esta denuncia del Banco de España, trasladada a la Junta de Andalucía en diciembre de 2007, ningún responsable responsable de la Consejería de Economía del gobierno autonómico ha tomado cartas en el asunto. En 2009, tras una nueva visita de inspección del Banco de España, el equipo de José Antonio Gracia vuelve a incidir en que no se ha subsanado esta doble situación irregular. Ni Medel ejerce la presidencia de Unicaja en régimen de exclusividad ni queda claro que haya devuelto a la caja las retribuciones como consejero de otras empresas.

Medel es consejero de Acenirox y Grupo Azvi, sociedades no participadas por Unicaja. También tiene sillón en Iberdrola y lo ocupó en Abertis Infraestructuras, desde 2005 a 2010

De nuevo, los inspectores repiten la recomendación a la Junta, como recoge el acta del 16 de abril de 2009, firmada por Jerónimo Martínez Tello, sustituto de Aríztegui, que ya ejerce el cargo de subgobernador del equipo de MAFO, según explican desde el Palacio de Cibeles. De nuevo, se mantiene el silencio administrativo del gobierno andaluz que, de aplicar la normativa, hubiera significado la salida de Medel de la presidencia de la caja malagueña. Si así fuera en la actualidad, el banquero percibirá una indemnización de 1,4 millones de euros, algo más de dos años de sueldo.

El consejo de Unicaja Banco, que él preside, aprobó hace un año esta medida ante la posibilidad de un vuelco electoral en las pasadas elecciones andaluzas. La medida forma parte de una propuesta más amplia para elevar las retribuciones del consejo de la entidad, y a la que se opusieron el PP y los sindicatos. La ley andaluza de Cajas prohíbe estos blindajes, pero no puede opinar de un banco, y ahora Unicaja traspasó su negocio a su banco, que es el que le paga.

La inspección del Banco de España detectó también deficiencias en la estructura organizativa, por el exceso de control de poder de su presidente, e irregularidades en la información suministrada por la caja sobre las sociedades en la que algunos altos cargos participaban como consejeros. En este sentido, el acta asegura que Unicaja no ha incluido la totalidad de estas sociedades en el Registro de Altos Cargos del Banco de España, que recoge tanto los sueldos de todos los banqueros españoles como sus puestos de responsabilidad en entidades financieras y otras empresas participadas o externas.

Los inspectores también conminan a que el consejo de Unicaja separe las áreas de negocio y de control de la influencia de Braulio Medel

"Los códigos que determinan si los altos cargos actúan en la sociedad participada, en representación o no de la entidad declarante, o si son miembros por otras circunstancias diferentes, difieren de los que se desprenden de la información pública obtenida de tales sociedades", asegura el documento. La inspección insta a Unicaja "a revisar sus procesos internos de declaración al Registro de Altos Cargos del Banco de España para asegurarse el cumplimiento de la circular del Banco de España sobre Altos Cargos de Entidades de Crédito".

En cuanto a la organización y el control interno de la caja, los inspectores denunciaron que de Medel dependen áreas de negocio (participaciones empresariales) y de control (auditoría interna). "Parece conveniente que el Consejo de Administración delibere sobre la estructura organizativa de la entidad y deslinde claramente las responsabilidades de negocio de las de control".

Pese a las importantes denuncias del equipo de inspección, Braulio Medel no sólo se mantiene al frente de Unicaja sino que ha gozado del favor del Banco de España en estos últimos años, lo que provoca el malestar de buena parte del personal del supervisor. Además de permitirle romper en varias ocasiones procesos de fusión a punto de cristalizarse, MAFO le concedió una serie de ventajas para realizar la fusión con CEISS que no han servido para cerrar un proceso que lleva más de un año paralizado por culpa del financiero sevillano. La horma de Medel parece residir en Bruselas: Joaquín Almunia. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba