Empresas

El FROB le limpia el Gallego al Sabadell y se lo vende por un euro

Aumentará la ampliación de capital hasta 250 millones para sanear las pérdidas de la cartera de pymes del banco nacionalizado antes de entregarlo a la entidad catalana. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria ya inyectó 80 millones para cubrir los fondos propios negativos del Gallego.

El presidente del Sabadell, Josep Oliu.
El presidente del Sabadell, Josep Oliu. Banco Sabadell

Banco Sabadell se ha adjudicado el Banco Gallego por el precio simbólico de un euro después de que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) haya inyectado en la entidad nacionalizada 245 millones de euros adicionales para cubrir las pérdidas de su cartera de pymes, informa Efe. El FROB ha informado en un comunicado de que después del dinero aportado, el Sabadell tendrá que asumir cualquier pérdida que se genere en el balance de la entidad gallega, ya que no ofrece al comprador un esquema de protección de activos (EPA).

En concreto, la entidad catalana deberá cubrir un déficit de capital de unos 200 millones de euros y tendrá que asumir el coste de la integración y reestructuración de Banco Gallego, que cuenta actualmente con una plantilla de más de 700 personas y una red de 183 oficinas.

A cambio, el FROB, que ya inyectó 80 millones de euros para cubrir los fondos propios negativos de Banco Gallego y traspasó sus activos inmobiliarios tóxicos al banco malo o Sareb, realizará ahora una inyección de capital adicional de 245 millones para cubrir la pérdida que previsiblemente generarán los activos dañados que aún tiene la entidad. Para cerrar formalmente la operación sólo falta el visto bueno de las autoridades nacionales y de la Comisión Europea.

Adquisiciones anteriores

El Sabadell, que en el último año y medio ha comprado otras dos entidades, Banco CAM y la red de oficinas de Caixa Penedès en Cataluña y Aragón, ha señalado en un comunicado que la operación de Banco Gallego supone una oportunidad para reforzar su posicionamiento en pymes y clientes de banca personal, especialmente en Galicia, comunidad en la que ahora tiene una escasa presencia.

"Nos satisface ser adjudicatarios de Banco Gallego y contribuir con ello de nuevo al proceso de reordenación del sector financiero español", ha señalado el presidente del Sabadell, Josep Oliu. Ha agregado que la red de oficinas de Banco Gallego es complementaria a la del Sabadell, que de esta manera incrementará su cuota de oficinas hasta el 7 %, al pasar de las 28 oficinas que tiene en Galicia en la actualidad a las 145 que tendrá tras la adjudicación. "La incorporación de Banco Gallego al grupo contribuirá así a equilibrar nuestra posición en España y supone un paso más en el afianzamiento de nuestro proyecto de desarrollo de un gran banco nacional", ha subrayado Oliu.

Reequilibrio territorial

Los directivos del Sabadell, que en 2012 ganó casi 82 millones de euros, nunca han escondido su interés por crecer en Galicia y avanzar así en su estrategia de reequilibrio territorial. "En Galicia estamos muy cómodos y nos gustaría tener más posición de mercado", señaló hace un año el consejero delegado del banco, Jaume Guardiola. El Sabadell podrá apuntalar ahora su actividad en Galicia con la compra de Banco Gallego, por el que también habían presentado ofertas vinculantes el venezolano Banesco y el portugués Espírito Santo.

Los activos totales de Banco Gallego suman 4.200 millones de euros, con 3.000 millones en recursos y una inversión crediticia de 2.200 millones. La entidad cuenta con una red de 183 oficinas, 117 de ellas en Galicia y 28 en Madrid, y una plantilla de 737 profesionales y 125.000 clientes. Por su parte, Banco Sabadell contaba a cierre de 2012 con una plantilla de 15.596 empleados y una red de 1.898 oficinas. El grupo cuenta con 5,5 millones de clientes y unos activos totales de 161.547 millones de euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba